ARQUITECTURAObras

Motivado por el Paisaje

Mount-Royal Kiosks, Atelier Urban Face tecnne

Mount-Royal Kiosks, Atelier Urban Face

Los quioscos recientemente instalados en el Lago Beaver, diseñados por l’Atelier Urban Face de Montreal, presentan un delicado equilibrio entre las exigencias de la infraestructura y la integración de los edificios en el paisaje.

Construidos en uno de los lugares más queridos de Montreal y de las escapadas familiares urbanas, el Parque del Monte Real, los quioscos son a la vez una respuesta poética y práctica al entorno. Y a través de sus usos específicos y su arquitectura, los quioscos parecen contarnos una historia, una historia que ha sido contada por incontables generaciones.

Siguiendo el espíritu de la creación de F.L. Olsmtead, la singularidad de cada uno de los quioscos es el resultado de su integración en el parque de la manera más discreta y armoniosa posible. No sólo respetando la integridad medioambiental de la propia montaña, sino mezclándose con la poesía del paisaje, y todo ello con la mirada puesta en la longevidad.

Los tres nuevos quioscos, cada uno de ellos un edificio original, adoptan la forma de la aldea. Este fue un factor importante en el diseño, ya que una aldea incorpora la idea de un pueblo, uno que fomenta un sentido de interacción y comunidad. Dispersos en el paisaje, la ubicación de los quioscos es aleatoria, representando un diálogo entre los quioscos y el pabellón principal, la cascada del Lago del Castor. Su posicionamiento aleatorio, en efecto, fomenta los enfoques múltiples.

Mount-Royal Kiosks, Atelier Urban Face tecnne

El espíritu de esta instalación se inspira en dos componentes principales. El juego de la luz y el constante desplazamiento del viento. Esto fue puramente intencional y necesario para crear una sensación de movimiento constante. Un movimiento que sigue la trayectoria del viento y los desplazamientos de la luz, apareciendo aleatorio y estructurado al mismo tiempo. En esencia, los tres quioscos se leen como un cuadro, siendo empujados por el viento a tres velocidades diferentes – expresando la sensibilidad a los alrededores y a los elementos.

Gracias a las estructuras de acero, cada quiosco se inclina en un ángulo diferente, como si fuera empujado por el viento. El primer quiosco se inclina a 10 grados, diseñado para excursiones escolares tanto en verano como en invierno. Con espacio suficiente para hasta 30 personas, las posibilidades de actividades son múltiples. El segundo quiosco, inclinado a 20 grados, alberga herramientas y equipos para los servicios del parque, así como un puesto de primeros auxilios. Mientras que el tercero, con una inclinación de 30 grados, alberga la taquilla, además del almacenamiento del equipo recreativo.

En general, la forma y la transparencia de los edificios crean una impresión de ligereza. Tres cabinas cayeron en el parque. Visibles, y dependiendo de su posición ventajosa, invisibles en el bosque. Su transparencia favorece el juego de luces y sombras. De cerca, el interior es la esencia de la simplicidad, ahuecado y abierto en ambos extremos. El interior de madera está compuesto por tablas machihembradas teñidas de un color neutro en cada uno de los quioscos. De esta manera, la luz fluye a través de cada edificio y crea un diálogo entre los quioscos y el pabellón principal.

La elección de los materiales es parte integral de todos los edificios. Cada elección es el resultado de una gran reflexión que contribuye significativamente a los aspectos arquitectónicos y poéticos de los edificios. Todos los tejados están cubiertos con tejas de zinc, y todas las tejas están cortadas y colocadas para resaltar los diferentes ángulos de los quioscos. A la luz, las tejas cambian de color. De hecho, cada hora del día, el exterior cambia y se desplaza según la luz natural del paisaje, realzando el efecto de transparencia. Y una noche, un efecto de linterna caliente y brillante.

Los quioscos Mount-Royal. Un teatro móvil de luces y sombras, en perfecta sintonía con el entorno.

Mount-Royal Kiosks, Atelier Urban Face tecnne

Sobre Atelier Urban Face

El Atelier Urban Face está en la escena arquitectónica de Montreal desde 2003. Su misión siempre ha sido enriquecer los espacios urbanos a través de experiencias espaciales inigualables que dinamizan sus entornos. Los arquitectos logran esto con un enfoque conceptual que explora la sinergia entre los nuevos programas y las características físicas y culturales de un espacio.

Desde el primer día, el Atelier Urban Face ha dejado su huella – y ha ganado numerosos premios – a través del desarrollo de proyectos significativos que tienen un impacto positivo en sus entornos, y esto elevando el diálogo entre los edificios y su entorno.

Los conceptos propuestos abogan por una arquitectura inteligente y responsable que añada valor desde el punto de vista comunitario, cultural y económico. Y esto mientras se mantiene un enfoque consistente en la superación de los estándares de calidad, y estar al día en todo lo último en desarrollo sostenible.

Con un proceso que fomenta la estrecha colaboración con el cliente, Atelier Urban Face es ampliamente conocido por afrontar los retos con creatividad a lo largo de todo el proceso de desarrollo del proyecto.

Atelier Urban Face

Lead designer/project manager: Sylvie Perrault

Team: Sylvie Perrault, Pierre Morency, Geneviève Bouthillier-Martel, Émilie Fortier and Éloize Cotnoir

Collaborators: CPF Groupe conseil; Pascal Fortin and Patrick Coutu, Moise Saban Consultants; Moise Saban. Hubert Blanchette inc.; Hubert Blanchette and Suzanne Brosseau

Fotografías: Fany Ducharme, Normand Rajotte, Sylvain Legault and Sylvie Perrault

TECNNE | Arquitectura y contextos

Seguinos