ARQUITECTURAReseñas

Grand Theatre Albi, telones alegóricos

Dominique Perrault , Grand Theatre D’Albi, tecnne

Grand Theatre D’Albi, Dominique Perrault Architecture

“Quería crear una presencia más ligera para un gran volumen, así que puse una bufanda alrededor. No es exactamente una pieza de arquitectura; es más como un diseño de moda, o un híbrido de los dos. La idea era respetar el color del ladrillo, pero también crear una fachada que esté viva.1

Ubicado en las afueras del centro histórico de la ciudad, el complejo del Grand Theatre D’Albi es un símbolo cultural de la región y está destinado a ser el eje de la revitalización urbana del área.

En este proyecto, Perrault propone un volumen de geometría simple, recubierto de una envolvente metálica de cobre rojizo. Esta vestimenta aplicada sobre la estructura, propone una alegoría sobre la forma que adopta la caída del telón en escena. La envolvente externa cubre todo el perímetro del edificio y se eleva en algunos sectores para dar lugar a transiciones espaciales entre la plaza y el teatro. Aunque la lectura alegórica del velo es una interpretación erudita forzada, su trama permite filtrar la luz y contener el viento y el agua de lluvia.

Sin embargo, cuando el velo se corre, propone la apertura de las actividades interiores hacia una pequeña plaza, donde el teatro participa de las actividades públicas de la ciudad. Y este es quizás uno de los puntos logrados de un proyecto.

“Desde hace más de mil años, el material de construcción elegido en Albi, una pequeña ciudad a orillas del río Tarn en el sur de Francia, ha sido un ladrillo rosado del Languedoc. Incluso la imponente catedral del siglo XIII, con su gigantesca nave y su campanario de 250 pies de altura, fue construida con la característica mampostería, dándole una apariencia más de fortaleza que de iglesia. Pero justo más allá del casco histórico de Albi, un nuevo edificio de Dominique Perrault Architecture, con sede en París, desafía el peso tradicional de la ciudad. El Gran Teatro de Albi, una simple caja que los arquitectos han envuelto con una pantalla metálica curva, parece flotar sobre una plaza. Los cuatro lados de la pantalla, que miden 38 pies en su mayor altura, parecen longitudes estiradas de tela suspendidas sobre cada una de las elevaciones del edificio. Al salir de la madriguera de calles medievales torcidas de la ciudad vieja, la forma de cortina aparece con una sorprendente ingravidez2.

 

Dominique Perrault , Grand Theatre D’Albi, tecnne

Memoria descriptiva

El Gran Teatro de Albi va a transformar la textura de la ciudad así como su influencia cultural. Este edificio aparece como un destacado símbolo arquitectónico, en las afueras del centro histórico. Hemos dado prioridad a la presencia del Gran Teatro en lugar de los cines, con el fin de organizar a su alrededor una red de espacios públicos y de equipamientos culturales. El Gran Teatro será su centro.

A lo largo del Callejón de la Cultura, los diferentes espacios públicos se sucederán, puntuando una pasarela que va desde la catedral hasta el gran parque público de Rochegude. Este camino comienza con la creación de una plaza a nivel del Boulevard Sibille, luego llega a la plaza del teatro, y continúa en la plaza de los cines frente al Athanor, para finalmente abrirse al jardín público. Es la idea de un “paseo urbano” animado por la sucesión, la yuxtaposición y la interacción de varios edificios culturales.

Elegimos identificar claramente esos diferentes edificios con lugares que les den una dirección en la ciudad. Por lo tanto, el edificio conservado de Athanor se modifica para crear la entrada de los cines. Se convierte en la parte visible de este “iceberg”, ofreciendo un gran vestíbulo, con quizás algunas tiendas y un café en el nivel de la plaza. En los sótanos, encontramos todas las salas de proyección. Así que la base del teatro está totalmente ocupada por el complejo cinematográfico. Esta disposición nos permite liberar todo el espacio público y abrirlo generosamente a la actividad urbana y a la población.

La geometría muy simple del teatro permite un montaje a lo largo de la avenida Général de Gaulle, en un intento de continuidad urbana y de proximidad con la mediateca, generando dos lugares más o menos triangulares en el lado del “callejón cultural”. Esos dos espacios públicos, nuevos en esta infraestructura urbana, se disponen alrededor del teatro: uno se abre hacia el centro histórico y el otro hacia el barrio.

Hemos buscado un volumen compacto que permita que la dimensión del teatro se adapte lo mejor posible a su entorno urbano. También buscamos algunos principios funcionales, simples, directos e inmediatos, especialmente para el acceso, por el espacio público, de los camiones, al mismo nivel que el escenario y los bastidores.

Esto no significa necesariamente que esta parte trasera del teatro esté “muerta”, porque arriba podemos encontrar los palcos y la administración, y encima la sala experimental. Así que los cuatro lados del prisma están abiertos y habitados.

Por supuesto, la única abertura en el lugar del teatro está totalmente acristalada como una gran ventana hacia la ciudad, dando la bienvenida a todos los vestíbulos, las galerías, los balcones y el gran auditorio.

Desde este volumen transparente, llegaremos por un lado a la sala experimental y por otro a la azotea-terraza, donde se instalará el jardín colgante y su restaurante. Desde esta altura, tendremos una vista abierta sobre el contorno de la ciudad de Albi y sobre el paisaje circundante.

Dominique Perrault , Grand Theatre D’Albi, tecnne

 

El edificio está hecho de hormigón, cubierto de ladrillos. Utilizaremos este material tanto para el exterior como para el interior, tanto para los suelos como para las paredes y los techos, para crear una arquitectura monomaterial.

A la solidez del ladrillo, oponemos una cubierta lisa y ligera, que vestirá el prisma del teatro. Está cubierta de malla metálica, de color rojo cobrizo, que no se oxida, como la ropa, tomará la verticalidad del edificio por dos lados, y la quitará por los otros lados, para abrirse como una gran tela de gota sobre el lugar del teatro y el de los cines.

Las curvas y contracurvas necesarias para esta malla estática crean una arquitectura libre, alegre y lírica. También veremos allí la metáfora de la tela de caída o la evocación de una escenografía de ópera. Pero sobre todo encontraremos allí algo de brillo, reflejo, color, que recuerda a una arquitectura “vestida con una luz brillante”.

Esta piel metálica tejida, como un encaje, va a proteger las funciones del teatro sin separarlas de las funciones de la ciudad. Va a filtrar la luz y a romper el viento y la lluvia.

Este gran adorno tiene algunas cualidades sostenibles. La malla se ajustará a los espacios y a los usos que cubre. Será posible tejerla más grande para ofrecer algunas vistas desde el interior al exterior o más apretada en otras partes, para ocultar algunas paredes estructurales, o para filtrar, como un descanso del sol, la luz en los grandes vestíbulos.

Este velo apretado despejará algunas grandes arcas a nivel de los espacios públicos, para permitir la entrada de los visitantes y espectadores, y luego se elevará en el cielo sobre el volumen construido para crear una figura inmaterial que se eleva en el paisaje desde los tejados de la ciudad de Albi. Como conclusión, las medidas que se tomarán son: La utilización del sótano para encajar allí algunos aparcamientos y salas de cine; La habilitación a nivel del suelo de los espacios públicos dedicados a cada edificio cultural; La búsqueda de la sencillez y la compacidad, ofreciendo un instrumento teatral eficaz, flexible y económico.

Dominique Perrault Architecture

“Entramos en una era de industrialización en la cual hay que producir materiales con mejores prestaciones, menos caros, más adaptables y específicos a cada contexto o proyecto. Industrialización, hoy en día, no es sinónimo de estandarización. Y esto lo podremos hacer con robots, para ser más exactos con máquinas de varios ejes. Los alemanes están particularmente avanzados en esta cuestión al ser capaces de fabricar piezas industriales de una gran calidad, y diría incluso de una gran sofisticación. Sigo pensando que la producción industrial es una producción que hay que controlar y teorizar, y pensarla también desde el punto de vista de la calidad, del confort y de la economía. Después existe un segundo elemento, que es la cuestión estética. No me da miedo la repetición. No me aburre. No considero que un elemento arquitectónico que se repita y que se repita sea monótono. Al contrario, existe una estética en la serie, la belleza está en el carácter anónimo del elemento duplicado. Ocurre así en la arquitectura, pero también, por ejemplo, en la música, ya sea ésta contemporánea o tradicional. Hay algo de tranquilizador, de emotivo, incluso de fascinante en un elemento o en una frase que se repite. La complejidad de una situación no implica responder con un lenguaje arquitectónico complejo o gesticulante. Tampoco la repetitividad de un signo o de un elemento es sinónimo de monotonía. Estos clichés ocultan lo que es verdaderamente esencial en el trabajo del arquitecto e impiden desarrollar una arquitectura libre y compleja3

Notas:

1 Dominique Perrault, citado en Hanley, William, “Albi Grand Theater” Architectural Record December (2014)

2 William Hanley, “Albi Grand Theater” Architectural Record December (2014)

3 Perrault, Dominique, Peñín, Alberto. “Dominique Perrault: entrevista a cargo de Alberto Peñín”, Palimpsesto, N° 11(2014), 3

Imágenes: ©Dominique Perrault Architecture

Fotografía: Portada e interiores: ©Georges Fessy / Galeria: © Vincent Boutin

TECNNE | Arquitectura y contextos


©TECNNE 2013, actualizado 2020

 

Comment here