ARQUITECTURAReseñas

Daniel Libeskind, Museo Felix Nussbaum

Daniel Libeskind, Felix Nussbaum Haus, tecnne

Felix Nussbaum Haus, Osnabrück, Daniel Libeskind

En 1995, Daniel Libeskind fue convocado para proyectar la ampliación de la casa donde vivió el artista Félix Nussbaum para transformarla en museo. Nussbaum fue un pintor hebreo víctima del Holocausto, que murió en el campo de concentración de Auschwitz en 1944.

El diseño de Libeskind propone un fuerte contraste con la casa, generando un volumen de hormigón exento que contiene un espacio lineal denominado pasaje Nussbaum, de hormigón oscuro iluminado por un tragaluz, que es atravesado por una estructura diagonal. El proyecto antecede al Museo judío de Berlín, pero en ambos puede verse una única forma de reflexionar sobre una misma problemática.

Para este proyecto, Libeskind utilizó hormigón, madera y placas de metal, para diferenciarse en colores y texturas de los muros de ladrillo que forman parte del edificio original. Las ventanas con formas de rayos que atraviesan los muros en forma diagonal, son destacadas mediante marceos de color negro.

En 2010 Libeskind fue llamado nuevamente para proyectar otra extensión al edificio, una nueva estructura adyacente al edificio más antiguo que se vincula con la anterior intervención a través de una pasarela de vidrio. Las dos ampliaciones se relacionan entre sí por el uso de materiales y colores similares, en oposición a los edificios históricos.

Memoria del autor

Dedicado a la obra de un artista judío condenado a muerte en Auschwitz, el Museo Felix Nussbaum es una extensión del Museo de Historia Cultural de Osnabrück (Alemania), desarrollado en la casa donde nació Felix Nussbaum en 1904.

Además de exponer cuadros creados por Nussbaum, el museo presenta exposiciones cambiantes centradas en los temas del racismo y la intolerancia.

Con interrupciones repentinas en sus recorridos, intersecciones imprevisibles, espacios claustrofóbicos y callejones sin salida, la estructura del edificio refleja la situación de Nussbaum como pintor judío en Alemania antes de la Segunda Guerra Mundial. Los visitantes entran por un pasillo central alto y estrecho, cuyo exterior de hormigón es un lienzo en blanco y cuyo interior es un espacio constreñido sin horizonte, que evoca una sensación visceral de cómo pintaba Nussbaum durante sus encarcelamientos, necesaria para entender su obra. Cuando el pasillo conecta con las otras dos secciones principales del edificio -una larga sección principal, revestida con sus primeras pinturas, y un edificio puente revestido de metal que contiene obras recién descubiertas de Nussbaum y que conecta con el antiguo museo- la experiencia no es diferente de ir hacia atrás y hacia delante en el tiempo.

Extensión de la Casa Felix Nussbaum

Daniel Libeskind fue invitado a volver a la Casa de Felix Nussbaum en Osnabrück (Alemania), su primer proyecto terminado, para diseñar una extensión 13 años después de la apertura del museo.

Adosado al Kunstgeschichtliche Museum y conectado a la Felix Nussbaum Haus por un puente de cristal, el nuevo edificio transforma los edificios existentes en un complejo cohesionado al actuar como puerta de entrada. Como parte de la transformación, se ha añadido un vestíbulo de entrada con una tienda del museo y un centro de aprendizaje, y se ha rediseñado la planta baja del Kunstgeschichtliche Museum para incluir una sala de conferencias flexible y un espacio para eventos, servicios de restauración, vestuarios y aseos para ambos edificios.

Daniel Libeskind

Fotografías: ©Bitter Bredt

TECNNE | Arquitectura y contextos ©Marcelo Gardinetti 2021 Todos los derechos reservados.
El contenido de este sitio web está protegido por los derechos de propiedad intelectual e industrial. Salvo en los casos previstos en la ley, su reproducción, distribución, comunicación pública o transformación sin la autorización del titular de los derechos es una infracción penalizada por la legislación vigente.