ARQUITECTURAReseñas

Casa St. Joseph, grafías corbusieranas

Wolfgang Tschapeller Architekt, St. Joseph House, tecnne

St. Joseph House, Wolfgang Tschapeller Architekt.

Concebida como una unidad compacta, esta vivienda desarrolla una serie de convenciones que permite establecer puntos de contacto con las composiciones puristas de Le Corbusier. Tschapeller formula interpretaciones alegóricas sobre esas prácticas, al reinterpretar la caja elevada sobre pilotis, la ventana corrida, la volumetría de formas puras, la estética de hormigón visto, el plano de iluminación de dos alturas en el lado menor y el volumen de la escalera exento de la caja.

La Casa está configurada por un prisma longitudinal de hormigón apoyado sobre cuatro soportes de hierro. Los pilares elevan el cuerpo de la vivienda a una altura que oscila entre 120 cm y 210 cm. para salvar las desigualdades del terreno. En la altura mayor, la planta libre que es utilizada como cochera.

En el interior, el rigor geométrico aplicado en el diseño de la envolvente contrasta con los contornos irregulares propuestos. Los ambientes presentan un exceso de quiebres y cuerpos plegados, creando espacios residuales sin favorecer una mayor riqueza espacial. El revestimiento blanco funde los planos internos, que sólo se modifica en la textura y el color de los pisos de madera utilizados en los dormitorios y en los peldaños de la escalera en voladizo. De este modo, las fórmulas aplicadas en el diseño de los espacios interiores, se contraponen a la geometría simple de la envolvente.

Memoria descriptiva

St. Joseph es una forma de concreto para hacer de lo habitable independiente de la obra. La cascara de hormigón se implanta en el borde de una llanura a lo largo de las planicies de inundación del Danubio. La forma de concreto se establece en 4 soportes – un elemento de una sola pierna, dos elementos de dos piernas y un elemento de tres patas. Su distancia de la tierra va en intervalos de 120 cm a 210 cm. Una segunda forma, suave, blanca e independiente de la carcasa exterior, está situada dentro de la placa de hormigón. La forma blanca se abre y programa la zona interior de la cascara de hormigón, que es 2165 cm de largo y 515 cm de altura. Se trata de dos formas entrelazadas, cada una con diferente dureza y materialidad.

Wolfgang Tschapeller 

Fotografías: ©Lukas Schaller

TECNNE | Arquitectura y contextos


 

Comment here