BIBLIOTECAEscritos

Thom Mayne, Aislamiento conectado

Thom Mayne, Sculptural Drawings, tecnne

Morphosis: Connected Isolation

Aunque la relación de la arquitectura con su contexto político y económico inmediato es ilusoria y complicada, no tenemos más remedio que afirmar una posición que redefina nuestras intenciones y nuestros métodos de intervención. ¿Cuáles son los problemas que plantea esta redefinición?

En primer lugar, es importante articular e integrar la naturaleza pública y privada de nuestro trabajo para desarrollar una concepción eficaz de la coherencia (el orden) como condición social necesaria. En segundo lugar, es esencial desarrollar métodos para apoyar y contribuir a la idiosincrasia. La importancia actual es comprender y utilizar la complejidad de la experiencia cotidiana. En tercer lugar, es necesario interpretar nuestro tiempo con autenticidad. La reciente intoxicación de la arquitectura con el precedente histórico literal nos ha mostrado la desesperanza de tal estrategia regresiva frente a la magnitud y complejidad de nuestras ciudades. Es necesario que la arquitectura se base en el presente y aspire a esa presencia. . .

[La] polaridad cada vez mayor entre la esfera «pública», cada vez más difícil de manejar, y la esfera «privada», cada vez más reducida, plantea cuestiones sobre la aptitud fundamental de los grupos frente a los individuos para resolver los problemas inherentes a nuestras circunstancias actuales. La existencia de esta polaridad no obliga a elegir entre una u otra… La arquitectura tiene la oportunidad de elegir oscilar entre estos polos, maximizando su condición conflictiva y su potencial creativo.

La manifestación física de estas fuerzas desestabilizadoras es que nuestras ciudades contemporáneas ya no son identificables como entidades. Se ha perdido la coherencia del lugar (el orden), así como la percepción de un borde o límite. . .

Nuestras propuestas cuestionan el concepto de límite, ya que marca o delimita un territorio urbano y oscila entre las nociones de interior/exterior y centro/periferia y su inversa. Nuestros proyectos anteriores, 2-4-6-8, Venice III y 6th Street, representaban una investigación progresiva de las relaciones entre la superficie y el volumen que intentaba maximizar las tensiones inherentes a sus condiciones. . .

El potencial de la dinámica moderna debería adoptar una forma particular y humana, volcando a las personas hacia el exterior. El paso de una forma de vida esencialmente simple y ordenada a una visión de la vida compleja e irónica es lo que todo individuo atraviesa al llegar a la madurez. La esencia del desarrollo como ser humano está en desarrollar la capacidad de una experiencia cada vez más compleja…

Nuestras propuestas deben abrazar la diferencia, son producto de los sistemas complejos que constituyen nuestro entorno contemporáneo. Hay que romper la tendencia modernista a la unificación y la simplificación. Esta es, pues, la cuestión clave: el reconocimiento de la diversidad es la evolución natural de las cosas. Aceptar este estado dinámico en lugar de buscar su sustitución por algo fijo, o estable, es utilizar la tremenda energía de la ciudad.

En la obra se manifiestan estrategias organizativas capaces de representar un alto grado de diferenciación dentro de un marco de orden y continuidad. La coexistencia, entre los elementos arquitectónicos voluntariosos y el paisaje aumentado, expresa estados tanto de armonía como de tensión. Los elementos arquitectónicos-paisajísticos se enfrentan a su entorno natural, pero al mismo tiempo se sienten cómodos con él. Las soluciones se caracterizan por su naturaleza fracturada, que confiere a los proyectos un carácter perpetuamente abierto e inacabado. Forma parte de un proceso de creación acumulativo que permite al habitante o al observador anticipar la siguiente intervención. El final de nuestra obra marca, por tanto, el comienzo de la siguiente.

[La vinculación de una arquitectura benigna al servicio pasivo de una sociedad en statu quo es lo que resulta tan evidente en nuestra situación actual. La cultura de nuestras ciudades se ha visto sobrepasada por esta búsqueda frenética del pasado. Este pasado se romantiza, se ve como un lugar de seguridad para alguien que se siente intrínsecamente inseguro…

Esta romantización de un tiempo anterior como «más simple», no comprende que es en la comprensión de la complejidad y la contradicción donde empezamos a encontrar el camino para salir del malestar psicológico que sufrimos actualmente. Es abrazar el riesgo, alimentar el ojo para lo idiosincrático, las frases no dichas, lo inacabado, lo que nos permite utilizar la potencialidad de nuestras ciudades. Nuestro trabajo se define por su ocupación del espacio y por la presencia del objeto o los objetos. Se trata de las técnicas de construcción que proporcionan un marco de referencia más allá de la belleza y la historia…

El urbanismo moderno ha proporcionado al mundo un amplio legado de expectativas, si la arquitectura tiene un único objetivo, es aclarar sus intenciones y realinear sus propósitos con el fin de reflejar la riqueza de nuestro mundo plural. La ciudad moderna y distópica superpondrá las diferencias en lugar de segmentarlas. Nos aferraremos a lo que es difícil, porque es difícil . . y por su dificultad merece la pena. Una ciudad es un organismo vivo, una obra en curso, un empaste de formas realizado por sucesivas oleadas de habitabilidad. Hay que seguir optando por hacer sólo proyectos que ofrezcan la esperanza de un futuro complejo, integrado, contradictorio y con sentido.

Thom Mayne, 1993

Fuente: Thorn Mayne “Morphosis: Connected Isolation”, Architectural Monographs No 23. 1993 En Charles Jencks y Karl Kropf, Theories and Manifestoes of Contemporary Architecture, (West Sussex: Academy Editions, 1977), 301-303

TECNNE | Arquitectura y contextos ©Marcelo Gardinetti 2021 Todos los derechos reservados.
El contenido de este sitio web está protegido por los derechos de propiedad intelectual e industrial. Salvo en los casos previstos en la ley, su reproducción, distribución, comunicación pública o transformación sin la autorización del titular de los derechos es una infracción penalizada por la legislación vigente.