ARQUITECTURAReseñas

Morphosis, urbanidad y ecología

Morphosis, Perot Museum of Nature and Science, tecnne

Perot Museum of Nature and Science, Morphosis

El nuevo museo se propone como una experiencia de inserción de la naturaleza a la trama urbana que se resuelve en la interacción de dos entidades: Un volumen cúbico macizo que responde a la introversión del programa y una plataforma que privilegia las formas de la naturaleza.

Esta disposición obliga al visitante a establecer contacto con el parque antes de llegar al edificio. El parque contiene elementos de ecologías nativas de Texas: un bosque de árboles dosel y una terraza de pétreos del desierto que refleja la geología indígena de Dallas. En este espacio se desarrolla la plaza de acceso, el área de eventos y las áreas de intercambio al aire libre.

Una terraza escalonada conduce al vestíbulo principal, donde un techo ondulado expresa el dinamismo del paisaje exterior, propiciando un continuo entre lo natural y lo artificial. El pasaje interior conduce a un atrio de gran altura donde se ubican las circulaciones verticales y los ascensores.

Los muros del museo fueron construidos en hormigón armado, con encofrados preparados para conferir a las caras exteriores una superficie escabrosa. En uno de sus lados, el volumen transparente de la escalera irrumpe el cubo en forma diagonal, revelando la actividad interior.

El paseo vertical interior constituye una experiencia que involucra a los visitantes con los elementos del museo. La terraza propone una manera de integrar al visitante con la ciudad a través de la vista panorámica de la trama urbana. El camino descendente se desarrolla a través de las galerías del museo, dando forma a un itinerario que alternativamente entra y salen del atrio principal, para relacionar al visitante con la totalidad del ambiente construido.

Morphosis, Perot Museum of Nature and Science, tecnne

Memoria descriptiva

Los museos, armaduras para la experiencia social colectiva y la expresión cultural, presentan nuevas formas de interpretar el mundo. Contienen conocimientos, preservan la información y transmiten ideas; estimulan la curiosidad, aumentan la conciencia y crean oportunidades de intercambio. Como instrumentos de educación y cambio social, los museos tienen el potencial de moldear nuestra comprensión de nosotros mismos y del mundo en que vivimos.

A medida que nuestro medio ambiente mundial se enfrenta a desafíos cada vez más críticos, una comprensión más amplia de la interdependencia de los sistemas naturales es cada vez más esencial para nuestra supervivencia y evolución. Los museos dedicados a la naturaleza y a la ciencia desempeñan un papel clave en la expansión de nuestra comprensión de estos complejos sistemas.

El nuevo Museo Perot de Naturaleza y Ciencia en el Parque de la Victoria creará una identidad distintiva para el Museo, realzará la prominencia de la institución en Dallas y enriquecerá el tejido cultural de la ciudad en evolución. Diseñado para atraer a una amplia audiencia, vigorizar las mentes jóvenes e inspirar asombro y curiosidad en la vida diaria de sus visitantes, el Museo cultivará una experiencia memorable que persistirá en las mentes de sus visitantes y que, en última instancia, ampliará la comprensión de los individuos y la sociedad sobre la naturaleza y la ciencia.

El Museo se esforzará por alcanzar los más altos niveles de sostenibilidad posibles para un edificio de este tipo. El diseño de alto rendimiento y la incorporación de tecnologías de vanguardia darán como resultado un nuevo edificio que minimizará su impacto en el medio ambiente.

Esta instalación de clase mundial inspirará la conciencia de la ciencia a través de un ambiente inmersivo e interactivo que involucra activamente a los visitantes. Rechazando la noción de la arquitectura del museo como fondo neutro para las exhibiciones, el nuevo edificio en sí mismo se convierte en una herramienta activa para la educación científica. Al integrar la arquitectura, la naturaleza y la tecnología, el edificio demuestra los principios científicos y estimula la curiosidad en nuestro entorno natural.

Morphosis, Perot Museum of Nature and Science, tecnne

La experiencia de inmersión en la naturaleza dentro de la ciudad comienza con el acercamiento del visitante al museo, que conduce a través de dos ecologías nativas de Texas: un bosque de grandes árboles nativos de dosel y una terraza de xeriscape nativo del desierto. La terraza xeriscópica se inclina suavemente hacia arriba para conectar con el icónico techo de piedra del museo. La masa de construcción general se concibe como un gran cubo que flota sobre el zócalo ajardinado del sitio. Un acre de techo ondulado compuesto de roca y hierbas nativas resistentes a la sequía refleja la geología indígena de Dallas y demuestra un sistema viviente que evolucionará naturalmente con el tiempo.

La intersección de estas dos ecologías define la plaza de entrada principal, un área de reunión y eventos para los visitantes y un espacio público al aire libre para la ciudad de Dallas. Desde la plaza, el techo ajardinado se eleva para atraer a los visitantes a través de un espacio comprimido hacia el vestíbulo de entrada más amplio. La topografía del techo ondulado del vestíbulo refleja el dinamismo de la superficie paisajística exterior, desdibujando la distinción entre el interior y el exterior, y conectando lo natural con lo hecho por el hombre.

Desde el espacio comprimido de la entrada, la mirada del visitante se dirige hacia arriba a través del elevado volumen abierto del atrio iluminado por el cielo, el principal espacio de circulación lleno de luz del edificio, que alberga las escaleras, las escaleras mecánicas y los ascensores del edificio. Desde la planta baja, una serie de escaleras mecánicas llevan a los visitantes a través del atrio hasta el nivel superior del museo. Los visitantes llegan a un balcón completamente acristalado sobre la ciudad, con una vista de pájaro del centro de Dallas. Desde este balcón celeste, los visitantes descienden en un camino en espiral en el sentido de las agujas del reloj a través de las galerías. Esta dinámica procesión espacial crea una experiencia visceral que atrae a los visitantes y establece una conexión inmediata con el entorno arquitectónico y natural del museo.

El camino que desciende desde el último piso a través de las galerías del museo se teje dentro y fuera del atrio principal de circulación del edificio, conectando alternativamente al visitante con el mundo interno del museo y con la vida externa de la ciudad más allá. El visitante se convierte en parte de la arquitectura, ya que la esquina orientada al este del edificio se abre hacia el centro de Dallas para revelar la actividad que hay dentro. El museo, por lo tanto, es un edificio fundamentalmente público – un edificio que se abre, pertenece y activa la ciudad; en última instancia, el público es tan integral para el museo como el museo lo es para la ciudad.

Una herramienta didáctica para demostrar los principios científicos en acción

Descripción

Los conocimientos científicos se han convertido en un criterio esencial para participar en el diálogo público. Al mismo tiempo, la educación pública se enfrenta a crecientes crisis de financiación y recursos; especialmente en el nivel elemental, las escuelas dependen cada vez más de los museos y de la programación externa para complementar los inadecuados programas de estudios de ciencias. El Museo de Naturaleza y Ciencia de Perot asume su función de recurso educativo para la zona de Dallas, atrayendo a un amplio público con entornos de aprendizaje multisensoriales e inmersivos.

El Museo Perot de Naturaleza y Ciencia crea una identidad distintiva para la nueva institución y enriquece el entorno urbano del emergente distrito cultural de Victory Park. La masa general del edificio flota en un cubo de galerías sobre un paisaje espeso que contiene aulas, un teatro y espacios de apoyo. Rompiendo la sólida geometría del cubo del museo, una escalera mecánica de flujo continuo de 54 pies con cubierta de vidrio mueve a los visitantes desde la planta baja hasta una plataforma en voladizo que ofrece amplias vistas del centro de Dallas. Los visitantes descienden en espiral por las galerías y el espacio del atrio, volviendo continuamente a la ciudad como medio de orientación y pausa entre las exposiciones.

Rechazando la noción de la arquitectura del museo como un fondo neutral para las exhibiciones, el edificio en sí está diseñado para ser una herramienta didáctica para demostrar los principios científicos en funcionamiento. Como institución destinada a mejorar la comprensión pública de los sistemas naturales, abordar y ejemplificar la responsabilidad ambiental era un aspecto crítico de este objetivo. En todo momento se utilizan diversas estrategias para inspirar el aprendizaje y la comprensión, entre ellas la revelación de la estructura del edificio y los sistemas mecánicos, la anticipación de las tecnologías de ahorro de energía y de reutilización del agua, y la integración de las ecologías nativas tejanas en el paisaje. Evocando estrías geológicas, la fachada de hormigón prefabricado utilizó una innovadora técnica de moldeo para crear intrincadas formas onduladas utilizando una cantidad mínima de tipos de paneles.

Morphosis

Foto superior: ©Roland Halbe / Fotografía internas: ©Iwan Baan

TECNNE | Arquitectura y contextos


©TECNNE 2013 actualizado 2020

Comment here