ARQUITECTURAReseñas

Modelado sobre la costa

Estudio Barozzi Veiga tecnne

Centro Cultural de Águilas, Estudio Barozzi Veiga

El proyecto surge como respuesta a las características que la localización del lugar proporciona. Por un lado, la necesidad de relación con el tejido urbano que crece hacia el interior, y por otro, conservar la tonalidad expresiva del paisaje natural en el que se encuentra. En esta contraposición, se definen las tensiones que lo articulan y que le permiten organizarse como una respuesta coherente a los condicionantes del lugar. Una reflexión dialéctica, sobria y potente a la vez, entre lo artificial de lo urbano y la naturalidad de lo orgánico.

Se configura, de este modo, como una masa modelada en función de las tensiones de los distintos espacios que la rodean. Hacia la ciudad, alzados limpios, ordenados y pausados que construyen la manzana hacia las calles internas. Hacia el mar, interpretando los espacios y las configuraciones que el paisaje y la geografía proporcionan, amplias superficies cóncavas tejen relaciones poderosas con el paisaje natural circundante.

El proyecto se encuentra en la parte oriental de la parcela, de tal manera, que el área cubierta de árboles de la parte occidental puede permanecer y contribuir a mejorar el perfil de la ciudad hacia el mar. Esta operación permite la creación de un edificio compacto que deja zonas de la parcela abiertas al mar. La rampa de acceso define el acceso al edificio como un paseo a través de los árboles, mientras que las escaleras que conducen a la entrada, proporcionan un teatro al aire libre. Esta configuración, más que una formalización atractiva y una presencia discreta en el paseo marítimo de la ciudad, permite una articulación de la sección del edificio. Las rutas dentro del edificio varían en sección y ofrecen una articulada variedad espacial, así como un claro orden funcional de los diferentes usos.

El diseño sigue la implantación simétrica del plan maestro y la completa. Las dos entradas principales al sitio están situadas al norte y al sur del castillo Gottesaue. El programa se divide funcionalmente en dos partes. Los cuatro institutos se ubican al norte del sitio y la sala multifuncional con su pertenencia de espacios funcionales en el sur. Se puede acceder a ambas partes desde un espacio al aire libre común, al lado del castillo. El hall de entrada de la sala multifuncional está conectado directamente con la entrada principal y se puede utilizar de forma independiente de las demás funciones. Las habitaciones de los institutos y las habitaciones funcionales pertenecientes a la sala se sitúan alrededor del espacio público. Se observan en la idea de una “exedra”: espacios que se abren por un porche a un espacio verde público. El espacio exterior cubierto es un lugar para quedarse, para relajarse, un lugar para reunirse y socializar.

El edificio se encuentra en armonía en el medio ambiente, y las fachadas orientadas al jardín son transparentes. El paisaje se refleja en la fachada y el proyecto se convierte en parte del paisaje y desaparece en él. Lo que queda visible es una arquitectura de contraste: dos placas y una línea de pilares. No hay división entre el interior y el espacio exterior. Para crear cierta intimidad en el interior del edificio, la fachada está hecha de cristal reflectante que permite a los estudiantes ver el exterior y protege de vistas desde el exterior.

Estudio Barozzi Veiga ©

Centro Cultural, Centro de Artes Escénicas, Sala de Conciertos en Águilas, España / Proyecto: Estudio Barozzi Veiga / Cliente: Ayuntamiento de Águilas / Estado de edificio: construido en 2011 / Área de Construcción: 6410 m2


Fotografías: ©Mariela Apollonio, Julien Lanoo

Artículo relacionado: Apertura axiomática

TECNNE  |  Arquitectura + contextos


 

Comment here