• English

Palabra de Corbu, Parte 4

Por Marcelo Gardinetti

enero de 2013

“No me tomo muy en serio, cada mañana me despierto tonto y me queda todo el día para cambiar” Le Corbusier, Jacques Barzac, 1985

El relato que compone este artículo es la cuarta parte de seis de la transcripción de la palabra de Le Corbusier en el film de Jacques Barzac de 1985

LE CORBUSIER

Entrevista a Le Corbusier

-          Periodista: Aquí estamos en su estudio, ¿Por qué no le puso revoque?

Le Corbusier: “Siempre la misma pregunta. ¿Acaso este muro no es bello?, es un muro común en Paris, con dos canales de ladrillo rojo, intercalados entre las piedras. Cuando lo vi quedé maravillado, su color, su conjunto es muy bonito. Hice rellenar liso para evitar el polvo. El gris del cemento, el beige de la piedra y el rosado dan un color admirable, sería difícil pintarlo, porque son los colores más sólidos y densos. Pintar una pared así no es nada fácil.”

“Creo que una pintura bien hecha irradia, extiende las dimensiones, les da un espacio inefable.  Eso  es  muy  importante,  pero  a  menudo  los  pintores  lo  ignoran.  Como consumidor de pintura creo que su gran rol es justamente aportar el espacio que puede ser inefable.”

Palabra de Charlotte Perriand:

-          “‘Corbu’ atraía a la juventud del mundo entero: japoneses, norteamericanos, españoles. Aquellos que tenían fe en su época y venían atraídos por la revelación de ‘Corbu’. ‘Corbu’ era como construir la época. En todos sus textos siempre dijo que, hasta ahora y desde siempre,  las  ciudades  tenían  el  ritmo  de  los  asnos,  y  que  de  golpe  fue  la  era  del automóvil, o sea de la mecánica. Creíamos que era el final de la barbarie y que gracias a las técnicas modernas el hombre podría librarse de muchas tareas, satisfacer sus necesidades por un lado, y por el otro promover al hombre, realizar al hombre. La idea de hombre fue siempre su eje de pensamiento.”

Le Corbusier en la India: la inauguración de Chandigarh junto al gobernante Nehru

“¿Qué dice Nehru? ¿Está contento? Yo estaba tan emocionado… el fotógrafo sacó la foto cuando cerré los ojos y abrí la boca. Parezco un idiota que va a estornudar.”

“Dos americanos me agarran cuando la ceremonia terminó e iba a empezar la visita con Nehru. Los americanos se precipitan y me piden que explique el edificio. ‘Por qué?’, les dije. ‘Miren, ahí está’. ¿Le gusta a Nehru?. No importa, el problema no es ese. Y los desgraciados lo publicaron en el Times.”

“Desgraciados como siempre. Yo soy poco amable, es verdad. Lo que pasa es que me irritan. Lo único que les importa es el sensacionalismo. Le dan un tono patético a todo, no lo soporto.”

“Me acusan de ser el gran teórico de la arquitectura moderna, de hacer sólo papeleo, pero la verdad es que conozco mi profesión, construí mucho. Hasta ahora mi experiencia fue en países templados.”

“Entonces tuve que repensar los problemas, poner las cosas en el horno y no en la heladera, esa es la única diferencia.”

 Chandigarh:

“Primero liquidé el dilema peatón-auto, ya no se encuentran entre sí.”

“Es factible, muy fácil de hacer”, dijo y cuando se le consultó si le parecía que había respetado sus ideas de ‘la ciudad radiante’ aclaró que “en este país se duerme fuera, sobre el césped o el techo, no se pueden hacer rascacielos, ya que todos se irían sobre el techo o sobre el césped.”

“Nehru es un gran hombre, me hice amigo de él. Estuvimos de acuerdo sobre Chandigarh. Todo tenía que ser de planta baja. El promotor era el señor Thapar, quien estudió en Oxford. Me impuso un programa oxfordiano de casitas que no hice. Hice los planos de la ciudad, la primera con 45 kilómetros de ruta llamadas V3, destinadas exclusivamente a las velocidades mecánicas. Ni una sola puerta de casa da a esos 45 kilómetros. Se necesitaba coraje, lo tuve y también lo tuvo el ingeniero jefe de Pendjab que estuvo de acuerdo para hacerlo.”

El ser humano centro de sus propuestas

“Para resolver un problema arquitectónico hay que olvidar lo hecho, encontrar algo nuevo. Ser asiático; tropical, si se quiere.”

“La ‘mano abierta’, modestamente, expresa una filosofía mía, fruto de una vida de estudio, de luchas, de derrotas o de victorias a veces. Desde que vi al líder de la India, Nehru, por primera vez en Delhi y en Chardighar, desde el comienzo la mano estuvo abierta entre nosotros y con el tiempo coronó lo que llamé ‘Fosa de la Consideración’, es decir un espacio útil para la discusión de la cosa pública al margen de las autoridades constituídas.”

“Esta fosa está cavada en la cúspide de la ciudad que domina a 28 metros de altura la mano rutilante sobre el Himalaya. Se llama ‘Fosa de la Consideración’ porque se debe tener consideración a las cosas, reflexionar, ver, hablar de lo que es realmente. Está cavada en cinco metros y tiene dos anfiteatros de gradas porque siempre hay dualidad, derecho a dos opiniones y luego hay asientos para las personas designadas para hablar esa tarde, ese día, ese crepúsculo. Habrá una tribuna para el orador con una concha sonora para oír la voz y la mano dominándolo todo engarzada a 28 metros de altura sobre una esfera y la moverán los vientos, todos los vientos. Pero no como una veleta, sino para expresar lo que es la vida, es decir los cambios permanentes que se debe tener en cuenta como un pan cotidiano.”

“Este fue el único gesto político de mi vida: la mano abierta. Es anticomunista, me dijeron. En absoluto, es mano abierta para recibir y dar, es signo de optimismo ante el mundo moderno, catastrófico. Doy la palabra a los otros para solucionar este momento trágico.”

Palabra de Corbu, transcripción del Film de Jacques Barzac de 1985. Parte cuatro

.

Fotografía de portada: ©Willy Rizzo

.

Publicado en TECNNE ©Marcelo Gardinetti

Portal de Arquitectura, Urbanismo, Arte y Diseño

Cite: “Palabra de Corbu 4, Tecnne”  http://goo.gl/LxCLz

Escrito en: Le Corbusier
Autor: Marcelo Gardinetti
Tags: , , , , , ,

Los artículos de TECNNE se encuentran bajo la licencia Creative Comons | The articles of TECNNE are found under license Creative Comons