Conversando con Mies

Conversación con Van Der Rohe, Arturo Baeza y Jaime Márquez, marzo de 1959. Primera Parte

Por Marcelo Gardinetti

Fotografía: Werner Blaser

Febrero de 2015

– Profesor A. Baeza: ¿A qué se refería cuando hablaba años atrás de que la arquitectura moderna alcanzaría un plano definitivo cuando se encontrara un nuevo material de tipo universal?

Mies van der Rohe: El nuevo material es la posibilidad del uso por la máquina. Actualmente se puede usar el aluminio que antes también se conocía pero la industria permite hoy su uso. Yo recuerdo que hace muchos años había pensado en el aluminio y un día dejé un trozo en la ventana para ver los efectos del clima sobre él.

Pero el papel del arquitecto no es inventar materiales sino usar los materiales inventados.

– Spring: Nosotros hemos realizado una vivienda tipo con el uso de plástico para la Monsanto y hoy estudiamos un sistema de sándwich plástico que permitiría su uso en la construcción y en la creación de formas nuevas.

Mies van der Rohe: Eso es una posibilidad y hay muchas. Hay que dejar a la industria que invente y pruebe los materiales y después de probados el arquitecto debe usarlos.

El arquitecto debe mirar a la industria como un productor de partes y no de unidades terminadas.

Werner Blaser 1964 TECNNE

– Profesor A. Baeza: El acero, el vidrio, el bronce que Ud. usa presuponen una elección de ciertos productos de la industria. Ellos ya llevan un propósito formal. Pero hoy la industria da la posibilidad de otros materiales como el plástico, o el mismo hormigón que no son despiezados sino que son homogéneos y continuos y que dan origen a otras posibilidades de formas y usos.

Mies van der Rohe: Sí, pero a mí me gusta trabajar con límites y resolver los problemas que con esas limitaciones se producen.

– Profesor A. Baeza: Yo había entendido que se refería a un material universal, algo así como un tipo de plástico-transparente resistente, etc.

Mies van der Rohe: El plástico da muchas libertades. A mí personalmente me gusta tener límites. Pienso que para los que tienen pocas aptitudes sería mucha libertad. Cuando se tiene menos límites hay que tener mucho más cuidado. Nervi y Candela que trabajan con formas libres están muy bien cuando hacen un techo; pero cuando se van más alto no saben; pues lo único que se presta para esto es el techo plano.

– Profesor A. Baeza: ¿Qué dice de que todos los pisos en este caso son iguales cuando en las distintas alturas se va teniendo un distinto paisaje? ¿Cómo se daría la altura en el ojo?

Mies van der Rohe: Este es un problema económico (La repetición de un piso da economía. Y esto es un problema que incumbe a muchos).

Cuando hablo de economía no me refiero solamente a un asunto de costo, sino que si de eso representa una posibilidad cuyo resultado no tenga una realidad fuerte no vale el esfuerzo.

La arquitectura tiene un valor social.

– Profesor A. Baeza: Eso es real, pero la invención del auto determinó el cambio de la mirada de muchos y aparecieron las autopistas, y las cosas que al lado de ellas se colocan, avisos, parques, etc., nacidas del cambio del ojo por la velocidad. Y eso es un problema de muchos. También hoy los ascensores y la técnica de construir en altura le ha dado otras posibilidades de mirar y esa riqueza es la que hay que dar. Es también un problema de muchos, tiene un valor social. Pienso que habría que encontrar otra riqueza para el ojo en la altura, así como la velocidad se la ha dado en las pistas del auto.

Mies van der Rohe: Y después no se construye.

Es más importante que la planta sea libre; porque hoy día la función es variable. Pero el edificio no es variable. Antes yo habría dicho que la forma sigue a la función, hoy no pienso esto.

Sullivan habría dicho lo mismo. La rapidez y cambios que se producen en U.S.A. Ahora, sin embargo, la función en sus edificios está cambiando. Ejemplos en el uso de sus obras.

La flexibilidad es lo último que he estado trabajando.

– Márquez: Volviendo a lo de la industria: ¿cree en la posibilidad de crear una unidad prefabricada con un contenido arquitectónico, es decir, que posea una forma terminada así como el auto es una unidad terminada?

Mies van der Rohe: En nuestra oficina en un tiempo se intentó hacerlo. Si se puede producir económicamente, está bien hacerlo. Pues lo de hoy es la economía, así como un edificio es una visión del Renacimiento y no de hoy día.

Arquitectura es expresión de verdad y no se puede jugar con estos hechos. Los hechos de hoy día son económicos y la economía es muy fuerte.

– Garretón: ¿Cuál es el límite de la flexibilidad, pues habla de ella en la horizontal; por qué no en la vertical?

Mies van der Rohe: La flexibilidad es en el piso, pues en la altura no se necesita. (Yo no la he necesitado) Pero si se necesitara habría que hacerlo.

– Garretón: En esta libertad: ¿acepta juntar cualquier función: habitación con oficinas?

Mies van der Rohe: Mi casa sería una buena fábrica y yo podría vivir en la Escuela de Arquitectura. En una oportunidad visité una barraca de madera: los almacenes de la Plywood Co.; eran un gran espacio cuyos límites eran de 14 pies de alto formados por pilas de madera. Me habría gustado tenerla como casa: el espacio era simple.

– Alegría: ¿Cuál es la nueva escala de que Ud. habla?

Mies van der Rohe: Cuando uno viaja por auto no ve los detalles de una escultura. En un hall no se debe colocar una pintura porque la gente pasa y no está detenida.

Graham: Pero yo en el hall de Seagram’s me detengo.

Mies van der Rohe: Porque usted es arquitecto.

– Graham: Mi hermano es médico y también se detiene.

Mies van der Rohe: No es la función de un hall ser mirado, sino entrar y salir de él lo más rápidamente posible. En Sudamérica hay una tradición barroca, este es un grave problema. Niemeyer no hace nada nuevo sino barroquismo. Es una buena tradición la del barroco, pero yo estoy contento de no tenerla. Aquí en los Estados Unidos no hay ninguna tradición.

– Moraleda: ¿Por qué coloca “curtain-wall”?.

Mies van der Rohe: Si el esqueleto es fuerte se puede colocar “curtain-wall”. El “curtain-wall” es lo menor.

– Moraleda: Pero, ¿por qué tapa la estructura?.

Mies van der Rohe: Los edificios de acero hay que revestirlos en concreto contra los incendios, pero son de acero. La cortina de acero es expresar el acero interior.

– Moraleda: ¿No cree que es más fuerte este recubrimiento de concreto?.

Mies van der Rohe: No, no creo que sea demasiado fuerte como para expresarlo. En mis obras se puede ver, los edificios en que el acero no está expresado son inferiores a aquellos en que está expresado. Eso hay que verlo.

(Pausa)

Cuando fui a construir el Seagram’s a New York lo primero que me dieron fue un montón de Reglamentos (gesto con las manos). Lo segundo, un módulo dado por el experto de economía. Y con esto se hizo el Seagram’s.

Cuando empiezo un problema nunca tengo una gran idea. Miro la realidad y resuelvo – eso es todo.

Recuerdo el caso de un edificio que después de estar en construcción vino el experto y se cambiaron los módulos de apartamentos, pues cambió la necesidad (demanda). Eso sólo se puede con un módulo neutro.

– Alegría: ¿Qué piensa del espantoso paisaje urbano que está creando en Nueva York el “curtain-wall”?.

Mies van der Rohe: ¡Estupidez!

Hay que encontrar las verdades, hay que decirle a la gente lo que es la verdad. Que un módulo es bueno para oficina, que dos módulos para una secretaría, tres oficinas, etc.

– Garretón: ¿Cómo se controla la flexibilidad del edificio después de terminado?

Mies van der Rohe: Si el edificio tiene estructura fuerte se puede hacer dentro lo que quiera. Y lo que se quiera, pues eso no va a dañar la obra. En Nueva York, cuando les faltan ideas mueven las columnas.

En esta oficina la fantasía se gasta haciendo que la estructura sea clara y no en decoraciones.

Cuando yo era joven trabajé tres años en una oficina de estucos, en la que tenía que proyectar a escala natural decoraciones del Renacimiento, Luis XIV, etc.

Un alumno me preguntó en una oportunidad: -¿Por qué no le gusta la decoración?

Yo le contesté que estuve dibujando durante tres años estos detalles

¡tres años valen para una vida entera!

Profesor A. Godoy: ¿Qué dice sobre las orientaciones de sus edificios en que todas son iguales?

Mies van der Rohe: El problema aquí en Estados Unidos es diferente. Hay gente que quiere Norte, gente que quiere Sur, Oeste y Este.

En Europa es diferente, hay poco sol y se orienta al Sur. Y luego les da susto y lo cubren.

La orientación más pequeña la hago siempre al Oeste.

Yo no podría cerrar tampoco el edificio para el Oeste, se colocan cortinas y cuando quieren lo abren y cuando quieren lo cierran. Es la orientación más avanzada.

– Profesor A. Godoy:¿Qué piensa del color?.

Mies van der Rohe: Yo prefiero los colores de los materiales más que los colores (aplicados) de pigmentos. El color está afuera de la naturaleza donde alcanza un esplendor y la “curtain-wall” permite el reflejo de ellos.

Y en el interior el blanco, que es neutro, y los muros blancos se llenan de color y luz a través de los cristales de los ventanales. Pero acepto cualquier color, con tal que sea blanco o negro.

– Profesor A. Baeza: Estoy de acuerdo. 

Mies van der Rohe: Mucho mejor para Ud. La mayoría de la gente que pide colores se ciega a los colores. Si quieren colores coloquen una buena pintura, yo no me quejo de eso. Yo no puedo vivir en una sala de muchos colores, pero sí en una sala blanca con un gran Picasso.

– Spring: ¿Y por qué entonces los colores que colocaron en el quinto piso del Seagram’s?.

Mies van der Rohe: Oh! Phillips…… (risas)

¡No! Pero hay algunos colores muy bien colocados.

– Spring: Pero hay un piso que está espantosamente pintado

Mies van der Rohe: El tercero. Eso no lo he visto.

– Profesor A. Baeza: Mejor que no lo vea.

Mies van der Rohe: Si tienen otras preguntas, mañana nuevamente estaremos juntos.


©Archivo Histórico José Vial Armstrong

Fotografía de portada: ©Werner Blaser

Fotografía interior: ©The Art Institute of Chicago

TECNNE  |  Arquitectura + contextos

The Art Institute of Chicago


Fuente: Conversación con van der Rohe ©Archivo Histórico José Vial Armstrong

Colección FUNDADORES

Escuela de Arquitectura y Diseño

Pontificia Universidad Católica de Valparaíso

Valparaíso, julio 2011

Conversación sostenida por Arturo Baeza y Jaime Márquez, entre otros, durante la visita a Mies van der Rohe, en su oficina en Chicago con profesores y alumnos que participaron en el seminario de Arquitectura para estudiantes chilenos en marzo de 1959.

Participantes:

Universidad de Chile, Santiago

Profesor: Ivan Godoy

Alumnos:Ricardo Alegría Lautaro Moraleda Jorge Osorio Francisco Schlotfeld

Universidad Católica de Santiago

Profesor: Arturo Urzúa

Alumnos: Daniel Ballacey Hector Durán Jaime Garretón Walter Malsch Fernando Silva Alberto Uranga

Universidad Católica de Valparaíso

Profesor: Arturo Baeza

Alumnos: Carlos Barroilhet Roger Magdahl Jaime Márquez

Profesores Guías del M.I.T. Profesor Marvin Goody

Profesor Bernard Spring

Guía en Chicago: Bruce Graham, Arquitecto de Skidmore, Owings and Merril.

Escrito en: Biblioteca
Autor: Marcelo Gardinetti
Fotografía: Werner Blaser
Cite: Conversando con Mies, Tecnne
Enlace corto: http://tecnne.com/?p=20761
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los artículos de TECNNE se encuentran bajo la licencia Creative Comons | The articles of TECNNE are found under license Creative Comons