Casa Córdoba

Casa de Retiro en Córdoba, Emilio Ambasz

Por Marcelo Gardinetti

Fotografía: Michele Alassio

febrero de 2015

Situada en un promontorio con vistas a un lago, la casa aparece con una muy fuerte hierática sólo después de la última vuelta del camino. En otro tiempo gozaba de un protagonismo sin árboles,  pero actualmente sitio alrededor de la casa se ha convertido en un poblado de olivos.

Dos altas y ásperas paredes blancas de estuco se encuentran en un ángulo recto, para envolver la casa, y la definir el sitio de acceso. Desde esta entrada, una auditorio de escalones cada vez más grandes conduce hacia abajo a un patio cuadrado al aire libre.

 El ángulo donde se unen las paredes exteriores se orienta hacia el Norte, de manera que las sombras caen sobre el balcón, y la luz que entra en la casa es moderada por la reflexión de la luz del sol en los lados interiores de las paredes. La orientación de los muros alberga la casa de los vientos del norte.

Casa de retiro Córdoba TECNNE

La casa se agrupa alrededor de un patio cuadrado formal, en la que abren todas las habitaciones, siguiendo la tradición árabe-andaluza. Este patio cuadrado formal es una extensión al aire libre de los espacios de estar delimitados con paredes de vidrio para permitir la libre circulación desde el exterior a los interiores.

Una galería, orientada de manera que siempre está en sombra, define los otros dos lados del patio, y sirve como la transición entre la casa y el patio.

El interior de la casa consiste, simplemente, de un gran espacio continuo, definido por largas paredes sinuosas, con diferentes áreas precisadas por cavidades lisas excavados en el suelo que se replican en el techo. Los muros perimetrales están bañados por la luz difusa suave que desciende de las claraboyas.

Todos los servicios prácticos (cocina, baños, almacén, etc.) se satisfacen mediante contenedores geométricos colocados en el suelo. Se puede descansar y dormir en las salas de estar o en las alcobas de reposo encerrados dentro de las paredes laterales.

El segundo patio curvilíneo asegura la ventilación cruzada y permite un acceso más directo e informal hacia el exterior.

El balcón es otra característica que recuerda a la arquitectura andaluza y un notable ejemplo de la artesanía regional compuesto por más de 3.000 piezas, que proporciona una vista agitada del lago y el paisaje circundante.

El conjunto de la casa y su balcón, aunque no por intención consciente, recuerda las otrora omnipresentes torres de observación andaluces (atalaya),  utilizadas para observar los movimientos de las tropas moras y piratas. Para acceder a la terraza, se proporcionan dos escaleras metálicas en voladizo, diseñadas de manera que una invita a subir y la otra favorece el descenso.

Dos cascadas de agua excavadas dentro de los pasamanos como surcos profundos en los altos muros. El agua, precipitándose hacia abajo, genera en la parte inferior de las escaleras y en la fuente semicircular central que la recoge, una gran cantidad de sonido. A medida que el visitante sube a la terraza, donde se origina el agua, el sonido se vuelve más tranquilo hasta que parece convertirse en silencio líquido.

La casa fue construida en el abierto, y luego la tierra se recogió en contra de sus paredes para crear una vereda todo envolvente, el aislamiento de la casa.

La técnica de construcción, tal como se practica por los constructores locales, es de hormigón y ladrillos: piso de concreto y losas de las paredes descansan en camas de arena fundición; un revestimiento de fibra de vidrio, fusionado en las costuras, se envuelve completamente alrededor de las superficies enterradas. Paredes dobles con aislamiento y esbeltas columnas soportan un techo de concreto abovedados en varios lugares para ayudar a definir zonas de estar.

Para mantener la casa fresca en el clima caluroso y seco del sur de España, fue aislada cubriendo su techo con tierra; esto la mantiene naturalmente fresca en el clima caliente del sur. Además, integra el techo con la vegetación de los alrededores.

Emilio Ambasz, 1975©

Fotografías: ©Michele Alassio

Artículo relacionado: Una fábula de verde sobre gris

TECNNE  |  Arquitectura + contextos

Créditos

Casa de Retiro Espiritual, Ruta de la Plata, Sevilla, España

Arquitecto: Emilio Ambasz

Arquitecto Asociado: Felipe González Palomino

Aparejadores: Antonio Fernández, Carmen Ferrera, Antonio Hernández

Ingeniero: José Caballero Grande

Inicio de construcción: 09/2002 – Finalización: 03/2004

Superficie construida: 560 m2 aprox (patio incluido)

Escrito en: Arquitectura
Autor: Marcelo Gardinetti
Fotografía: Michele Alassio
Cite: Casa Córdoba, Tecnne
Enlace corto: http://tecnne.com/?p=20951
Tags: , , , , , , , , , , ,

Los artículos de TECNNE se encuentran bajo la licencia Creative Comons | The articles of TECNNE are found under license Creative Comons