BLOCNarrativa

Nómadas

Walking City Archigram Tecnne

Imagine un insecto gigante, robotizado, con inteligencia propia. Que puede circular entre las ruinas de un ataque nuclear siempre latente.

Imagine en su interior infinidad de espacios habitables. Cápsulas de vivienda, también móviles, ocupadas por personas que provienen de distintas partes del mundo.

Están garantizadas las necesidades inmediatas de sus habitantes. Los servicios públicos y privados, las oficinas y los comercios. Una serie de tuberías con forma de tentáculos sirve para proveer los suministros básicos de infraestructura. Unidades complementarias permiten la atención sanitaria y la asistencia ante emergencias.

Transcurren los sesenta. El arte pop. El hipismo.

Se alteraron los lenguajes.

El diseño proclama su confianza absoluta por la tecnología. Asume las lógicas de consumo del mundo capitalista y las transfiere a la arquitectura. Lo descartable y lo intercambiable pasan a ser premisas. Las referencias futuristas forman parte del relato.

El concepto de lugar es impreciso. Las fronteras, indeterminadas.

Las estructuras robóticas trasladan su naturaleza por el mundo. Por lo que fueron urbes grandiosas.

Sólo se detienen en estaciones para abastecerse e intercambiar sus ocupantes.

La vida ciudadana transcurre inmersa en la dinámica de comunidades aisladas.

Civĭtas sin historia sobre vestigios de la historia.

Walking city

Marcelo Gardinetti, 2016©

Walking City Archigram Tecnne

Walking City es la propuesta más polémica y arriesgada -pero también la más radical- de todas las planteadas por el grupo y es por ello uno de sus proyectos más emblemáticos y memorables, sobre todo por introducir como novedad el concepto de movimiento, pero también por el uso de una imaginería de reptiles gigantes, a modo de hibridación entre insecto y máquina. Se trata, en definitiva, de una ‘ciudad caminando’, una propuesta de nomadismo de ciencia-ficción, con el atractivo adicional de su apariencia zoomórfica. La enorme estructura con forma de reptil peripatético o insecto-máquina, de brazos telescópicos y enormes patas, podía interconectarse con otras ciudades semejantes en busca de recursos, poniendo en práctica un estilo de vida nómada33 mediante desplazamientos por todo el planeta, por tierra y mar y en cualquier tipo de terrenos. Estas cápsulas gigantes, con la apariencia de enormes robots, eran en realidad auténticos edificios inteligentes o ‘máquinas para vivir’34, con la virtud adicional de poderse ‘enchufar’ para intercambiar ocupantes o reponer recursos. La influencia de los proyectos de la NASA y del primer alunizaje es claramente evidente en esta propuesta y está, sin duda alguna, en el origen de la idea inicial, al enfatizar el protagonismo de la tecnología en una sociedad avanzada.” M. J. Agudo-Martínez, La casa como cápsula: planteamientos conceptuales del grupo Archigram (1961-1974). Conference Paper – November 2013 en https://www.researchgate.net/publication/260601207 [Consultado el 09/11/2019]

Walking City Archigram Tecnne

Fotografías: ©Atkinson and company.co.uk

Dibujos: ©Herron Associates

TECNNE  |  Arquitectura + contextos    


 

Seguinos