Espejo de agua

Emplazada en una pendiente de peñascosos, la casa se desarrolla bajo un gran espejo de agua, controlada por un robot de piscina, que define su carácter visual.

Ubicada en un paraje con vistas al mar Egeo, la casa establece una concertación con un entorno pedregoso que induce al uso de depuradoras de arena para mantener la superficie liquida cristalina.

Vista desde la parte superior de la casa por encima de las laderas rocosas, el natatorio se funde visualmente con el paisaje marino, y a la vez oculta desde ese punto de vista toda referencia de la vivienda, incluso el limpiafondos que mantiene en perfecto estado el piso inferior.

La gran superficie de agua del natatorio produce un reflejo siempre cambiante, que varía según las condiciones climáticas, la intensidad solar y el horario del día, poniendo en relieve la intensión mimética del proyecto.

Memoria de los autores

Situado en la parte norte de las islas Cícladas, Tinos es la tercera isla más grande del grupo de islas. Conocida como la “Isla de la virgen”, Tinos es el mayor centro de peregrinación en Grecia. Dentro de su paisaje agreste, las colinas rocosas alojan más de 40 pueblos, como fragmentos de mármol de una estatua antigua esparcidos por las colinas. La isla es famosa por su arquitectura intacta, sus pueblos pintorescos y bellos paisajes. Más de un millar de iglesias se pueden encontrar en las laderas y colinas, un millar de palomares, mientras que las obras maestras de la arquitectura y decenas de molinos abandonados locales se encuentran en sus barrancos y valles. El paisaje está enriquecido por miles de kilómetros de muros de piedra seca que componen un paisaje visual único.

La residencia está situada en la empinada pendiente rocosa de una parcela orientada al sur, con vistas al mar Egeo. Es una estructura de un solo nivel y tiene una superficie de 198 metros cuadrados. La ubicación permite beneficiarse de las maravillosas vistas panorámicas del paisaje terrestre y marino.

Nuestro objetivo era integrar el edificio en el paisaje como si formara parte de él. La sala de estar está cubierta por una piscina que produce un efecto visual de agua que se extiende hasta el horizonte, fusionándose con el paisaje. Si se observa desde el camino de aproximación, en un terreno más alto, la única característica visible de la casa es el agua de la piscina. El agua durante el día refleja las formaciones rocosas que la rodean y durante la noche las estrellas del cielo nocturno.

La mayor parte de los materiales de construcción visibles fueron encontrados en las inmediaciones y se usaron para hacer “desaparecer” la casa en el paisaje. Las técnicas locales también fueron tomadas, como la construcción de una pared seca que se encuentra en abundancia en la isla. Esta técnica se llevó a cabo con modificaciones menores en las paredes del terraplén lateral a cada lado del volumen de la piscina.

Los materiales de la zona tienen un bajo impacto en el medio ambiente y al mismo tiempo son muy eficientes como materiales aislantes. Las paredes traseras están hechas de tierra retenida que regula la temperatura. La piscina como techo proporciona aislamiento y protección contra la radiación solar y la transmisión de calor.

Queríamos hacer una casa fusionada con su entorno, un oasis invisible oculto a los ojos insospechados. La casa actúa casi como un punto de observación ya que se aferra a las rocas y supervisa el espectacular paisaje.

Kois Associated Architects©

Fotografías: ©Kois Associated Architects

Artículo relacionado: Querencias del paisaje

TECNNE  |  Arquitectura + contextos

 

Arquitecto: Kois Associated Architects

Ubicación: Isla de Tinos, Grecia

Arquitecto principal: Stelios Kois

Líder del proyecto: Nikos Patsiaouras

Equipo de Diseño: Filipos Manolas, Gaby Barbas, Giannakis Konstantinos

Año: 2013. Superficie: 198m2

Seguinos

Deja un comentario

Next Post

Hábitat natural

jue Mar 28 , 2019
La casa se propone una concluyente integración al suelo, a partir de un diseño que se conjuga en la naturaleza. Medio ambiente y arquitectura crean una conexión intensa, propiciando una relación natural entre la arquitectura y el paisaje.