ARQUITECTURAObras

Museo como puente

The Twist, BIG Tecnne

The Twist Museum, BIG

Atravesando el sinuoso río Randselva, el primer proyecto de BIG en Noruega, The Twist, se abre como un puente habitable torcido en su centro, formando un nuevo viaje y pieza de arte dentro del Parque de Esculturas Kistefos en Jevnaker, Noruega. La nueva institución de arte contemporáneo de Kistefos, de 1.000 m2, sirve también como infraestructura para conectar dos riberas de ríos boscosos, completando así el recorrido cultural a través del mayor parque de esculturas del norte de Europa.

Construido alrededor de un molino de pulpa histórico, The Twist está concebido como una viga deformada 90 grados cerca del centro para crear una forma escultórica a medida que se extiende sobre el Randselva. Los visitantes que recorren las obras de artistas internacionales como Anish Kapoor, Olafur Eliasson, Lynda Benglis Yayoi Kusama, Jeppe Hein y Fernando Botero, entre otros, recorren The Twist para completar el recorrido artístico. Como segundo puente y extensión natural del parque, el nuevo museo transforma la experiencia del visitante y duplica el espacio expositivo interior de Kistefos.

The Twist, BIG Tecnne

Un simple giro en el volumen del edificio permite que el puente se levante desde la orilla baja y boscosa del río en el sur hasta el área de la ladera en el norte. Como camino continuo en el paisaje, ambos lados del edificio sirven de entrada principal. Desde la entrada sur, los visitantes cruzan un puente de acero revestido de aluminio de 16 m para llegar al espacio de doble altura con una vista despejada hacia el extremo norte, conectado de manera similar con un puente peatonal de 9 m. La geometría de doble curva del museo se compone de paneles rectos de aluminio de 40 cm de ancho, dispuestos como una pila de libros, que se mueven ligeramente en abanico. El mismo principio se utiliza en el interior con lamas de abeto de 8 cm de ancho, pintadas de blanco, que revisten el suelo, la pared y el techo como un fondo uniforme para las breves exposiciones noruegas e internacionales de Kistefos. Desde cualquier dirección, los visitantes experimentan la retorcida galería como si estuvieran caminando a través de una persiana de cámara.

The Twist, BIG Tecnne

En el extremo norte, una pared de vidrio de altura completa que ofrece vistas panorámicas de la fábrica de pulpa y de los conos del río mientras se curva hacia arriba para formar una franja de 25 cm de ancho de claraboya. Debido a la forma curvada de las ventanas de cristal, la variedad de luz natural que entra en el museo crea tres galerías distintivas: una amplia galería iluminada naturalmente con vistas panorámicas en el lado norte; una galería alta y oscura con iluminación artificial en el lado sur; y, en el medio, un espacio escultórico con una astilla retorcida de luz en el techo. La capacidad de compartimentar, dividir o fusionar los espacios de la galería crea flexibilidad para la programación artística de Kistefos. Una escalera de cristal baja hasta el nivel inferior del museo, en el terraplén norte del río, donde la parte inferior de aluminio del edificio se convierte en el techo del sótano y el área de los baños. Otra pared de cristal de ancho completo acerca aún más a los visitantes al río que se encuentra debajo, lo que mejora la experiencia de inmersión general de estar en los idílicos bosques de las afueras de Oslo.

©BIG

En un mercado con cientos de miles de participantes, BIG ha logrado diferenciarse de la multitud. Según lo propuesto por Best (2009), los clientes toman sus decisiones basándose en el valor percibido que reciben. Ese valor puede consistir en beneficios de servicio/producto o beneficios emocionales de marca. La atención que Ingels y BIG han recibido en los medios de comunicación internacionales ha ayudado a construir una marca global dentro de la industria a un bajo costo para la firma, a la vez que aumenta el valor de la marca. Los resultados de los servicios de arquitectura son favorables para mostrar en revistas y otros medios de comunicación. También hay emociones creadas alrededor de Ingels como una persona que juega un papel importante en la construcción de la marca. Su apariencia carismática y su poder de estrella pueden dar a los clientes beneficios emocionales ligados al servicio prestado. Parte del valor de la marca puede ser transmitido por el cliente a los usuarios finales, lo que se traduce en un valor monetario que beneficia al cliente.

Lo que diferencia a BIG de la empresa de arquitectura media es también cómo comunicar el diseño. Los diseños de BIG están motivados por el análisis y diagramas fáciles de entender que describen el proceso de diseño en relación con ese análisis. Da la impresión, real o no, de que el diseño nace con el deseo de lograr algo fundamental dentro de un determinado entorno y que el diseño propuesto es la única forma racional de alcanzar ese objetivo. La capacidad de motivar los diseños de esta manera, de una manera sencilla y educativa, es una gran parte de la habilidad diferenciadora de BIG. Aumenta el beneficio del servicio para el cliente, ya que los diseños son convincentes y, por lo tanto, más fácilmente aceptados por los funcionarios y el público.

BIG también tiene algo que muchas otras empresas carecen: Una idea clara de lo que quieren lograr y cómo, es decir, cambiar la superficie de nuestro planeta para que se adapte mejor a nuestras vidas contemporáneas utilizando el diseño generado por la información (Bjarke Ingels 2015, BIG 2015a).

Es una debilidad para BIG no estar presente en el lugar donde se desarrollan los proyectos ya que es más difícil construir relaciones con los clientes y otras partes interesadas, el conocimiento de las condiciones y regulaciones locales toma tiempo para adquirir y controlar los procesos de construcción desde lejos es un desafío. Otra debilidad es que la marca se construye alrededor de una persona, lo que la hace venerable. Kristoffer Roxbergh, “How to beat BIG” IY2546 Strategy and marketing – 2015-05-31

Fotografía: Laurian Ghinitoiu

TECNNE | Arquitectura y contextos


 

Seguinos