ARQUITECTURAArtículos

Mies revisitado, Casa Farnsworth

Mies Farnsworth tecnne

Casa Farnsworth, simbiosis entre la arquitectura y la naturaleza

En 1945, Edith Farnsworth conoció a Mies van der Rohe en un evento social. Ese mismo día le propuso construir una vivienda de descanso en un terreno de su propiedad en la localidad de Plano, a varios kilómetros de la ciudad de Chicago. Después de realizar varias vistas al sitio, Mies acepta la comisión. El programa que no estaba sometido a las restricciones de la vida urbana, ni a las exigencias de lo cotidiano y le permitiría desarrollar un proyecto con suficiente libertad para experimentar sus ideas. La intervención de Mies en el predio frondoso que bordea el rio Fox concierta un retrato sigiloso. Las formas de su arquitectura construyen la simbiosis poética necesaria para insertar al hombre en el paisaje. Una simbiosis que trasciende su propia facultad y se expresa en la complementación de formas, texturas y tonalidades. El proyecto estructura una traza poética que se enaltece en las métricas de transparencias y opacidades establecidas. Mies confirma la relación entre lingüística y sitio mediante un relato arquitectónico que niega la privacidad tanto como su propia materialidad.

Introducción

“Mi convicción se estimulaba con las innovaciones de la ciencia y de la técnica donde encontraba sugerencias para mis investigaciones arquitectónicas. Jamás he cedido, pues siempre he creído que la arquitectura no debe guiarse por la invención de las formas inéditas ni por gustos individuales1

Las obras de Mies van Der Rohe están regidas por el orden, la regularidad y una estricta precisión en los detalles. Esas invariables se mantuvieron en toda su carrera, aún a pesar de las diferencias existentes en su arquitectura entre el periodo europeo y su etapa en norte américa. En sus primeros años de labor, Mies recogió diversas experiencias de sus trabajos con Peter Behrens y Hendrik Petrus Berlage. Con Behrens trabajó en Berlín entre 1908 y 1912, donde conoció la obra de Karl Friedrich Schinkel. Si bien Mies no admiraba el neoclasicismo, le interesó de Schinkel la regularidad de la disposición estructural de sus edificios, la sobriedad de las formas y su tendencia a colocarlos sobre plataformas elevadas para crear un efecto de sosiego y quietud similar a los edificios de la arquitectura clásica. Con Berlage trabajó en los Países Bajos en 1912, donde experimento el uso del material crudo y monolítico, una actitud que consideraba honesta y espiritual. Su actividad profesional se vió interrumpida por el servicio militar, y cuando regresó a Berlín en 1919 se unió a la efervescencia de la vanguardia artística. En esos años construyó varias casas con muros de ladrillo siguiendo el concepto de habitación tradicional, pero su idea espacial está focalizada en diluir los límites en el espacio interior primero y entre interior y exterior después, un proceso que empieza a concebir en la Casa Tugendhat de 1928, donde los planos verticales son convenciones autónomas que, al distribuirse como elementos autónomos, evitan las habitaciones cerradas.

En el Pabellón Alemán para la exposición universal de Barcelona en 1929, la ausencia de condicionantes funcionales le permitió concretar sin restricciones un espacio fluido y abierto. Los paramentos verticales evitaban intersecarse para genera espacios abiertos, siguiendo los principios del neoplasticismo. El edificio descansa sobre un podio y la cubierta se independiza de los muros soportada por un sistema estructural regular e independiente de columnas conformadas. Se promueve la continuidad espacial entre interior y exterior, acentuada por los cerramientos de vidrio que evitan cualquier limite visual. Muchas de estas estrategias de diseño serán reinterpretadas en el proyecto de la casa Farnsworth.

Mies Van der Rohe, Casa Farnsworth, tecnne

El exilio de Mies

En 1938 Mies se traslada a los Estados Unidos de América, y su arquitectura sufre un cambio respecto a sus últimas casas de ladrillo. Mies retoma algunos de los conceptos de diseños de sus primeros años un criterio constructivo acorde a los avances tecnológicos, mediante el uso del acero como soporte y el vidrio como cerramiento. El diseño de la casa Resor en Wyorning es uno de sus primeros proyectos en américa, es un antecedente inmediato de la Casa Farnsworth; una casa de verano sobre una bifurcación del rio Snake en el que Mies diseña una caja de acero y vidrio que cruza el cauce de agua como un puente, extendiendo el espacio interior a través de las vistas sin obstáculos sobre la naturaleza.

“En la casa Resor se da una nueva aproximación a la arquitectura que procede de esta constatación de la quietud reinante en el interior de las cajas. En ella también está ausente la necesidad de ampliar la retícula espacial fuera de los bordes. Su espacialidad se genera mediante un nuevo de aproximación, autónoma a lo que la circunda, que es sustituida por una impresión de libertad propiciada por las vistas del entorno. Las directrices que subyacen al encargo del puente son patentes en el interior del gran salón. Los ejes, las entradas, los condicionantes propios del lugar, corno el soleamiento, las orientaciones, las vistas, etc., son geométricamente tenidos en cuenta y respetados. Mies siente estas sensaciones como formas, las iconiza para luego materializarlas2

El proyecto de la casa Farnsworth era además la oportunidad para Mies de retomar las ideas que había esbozado en la casa Resor. La vivienda no era permanente sino de descanso y se iba a implantar en una parcela boscosa a orillas de un rio. Era la oportunidad de construir una obra espiritual, virtuosa y que narre con genuina pasión su singular idea de arquitectura.

La Casa Farnsworth

“A finales de 1945, Mies van der Rohe, entonces de 59 años de edad y relativamente desconocida en Estados Unidos, conoció (probablemente en una cena) a una inteligente y artísticamente consciente especialista médica de Chicago, de 42 años de edad, llamada Edith Farnsworth. Mencionó en la conversación que era propietaria de un sitio a orillas del río Fox, a unas 60 millas al oeste de Chicago, y que estaba pensando en construir allí un retiro de fin de semana. Se pregunta en voz alta si su oficina podría estar interesada3

El lote de la Dra. Farnsworth está ubicado en la localidad de Plano, una pequeña localidad del distrito de Illinois. Era en origen una llanura aluvial y una pradera de cuatro hectáreas ocupadas por un frondoso bosque de árboles caducifolios, con solo un claro al centro, una pequeña extensión abierta al sol. La parcela tenía una pequeña pendiente hacia el norte frente a la River Road, una calle pública que daba acceso al lugar. Al este lindaba otra una parcela, separada por una línea de árboles, al oeste con la Fox River Drive, la ruta principal para llegar a Piano y sobre el lado sur una planicie que llegaba hasta el río Fox.

Mies Van der Rohe, Casa Farnsworth, tecnne

El proyecto de la casa Farnsworth

Mies comenzó a trabajar en el proyecto en 1946, tras varios viajes al terreno con la Dra. Farnsworth. Una de las premisas de Mies es establecer una clara separación entre la obra del hombre y la naturaleza. La relación entre edificio y paisaje se plantea de modo espiritual, como una intrusión que no somete al sitio, sino que lo habita para contemplarlo. Realizó varios proyectos experimentales donde ensayó posiciones alternativas de las escaleras de acceso y el volumen de servicios, y en 1947 exhibió una maqueta de la casa Farnsworth en el Museo de Arte Moderno en 1947. En ese modelo, había colocado en la terraza un mosquitero que finalmente retiro del proyecto porque restaba transparencia a la casa. 4

La casa se ubicó lejos de los caminos para evitar interferencias ruidosas, y cerca del margen del rio, pero no demasiado porque debido a las intensas lluvias de la zona, desborda frecuentemente anegando la zona. De este modo, sólo había naturaleza visible desde el interior de la casa, que parecía estar colocada sobre territorio virgen. El tránsito desde la calle hacia a la vivienda se realiza sobre terreno natural. Mies prescinde de la ejecución de caminos de acceso para evitar intervenir sobre la naturaleza, emplazando el volumen libre de cualquier referencia, inserto en el paisaje como un objeto transparente, casi invisible.

Mies Van der Rohe, Casa Farnsworth, tecnne

La casa se emplaza a 1,6 metros sobre el terreno para dejar el lugar intacto, y de ese modo, exaltar el espacio para la contemplación del paisaje. Se organiza a partir de dos plataformas, una más baja que actúa como nexo entre el terreno y la otra, a mayor altura, sobre la que se desarrolla la vivienda. Ambos planos se desplazan de un modo que semejante a las figuras de las pinturas abstractas de las primeras décadas del siglo 20. La plataforma principal tiene 22,20 m x 8,80 m de los cuales 16,80 de su longitud corresponden a la vivienda y 8,40 m a la terraza. La plataforma exterior está modulada según las dimensiones de la casa: el largo de la plataforma repite los 8,80 m del ancho de la vivienda, y el ancho de 6,60m repite la distancia de separación entre columnas.

Mies Van der Rohe, Casa Farnsworth, tecnne

Mies prescinde de muros exteriores y tabiques interiores. La casa es, en esencia, un único espacio cerrado con vidrio, sin particiones, excepto el núcleo central de madera que aloja los servicios e independiza el área pública de otra más privada. El volumen interior fue desplazado hacia el lado norte para ganar un mayor espacio en el lado sur, donde se ubica la sala de estar. Sobre el lado norte tiene una hilera de armarios y el lado sur un hogar abierto hacia el estar. En los lados cortos se encuentran las puertas de acceso a los dos baños. La terraza elevada establece una continuidad entre el estar y el exterior. El perímetro transparente no es interrumpido por ningún elemento, el plano de vidrio continuo es una expresión de negación a la materialidad del volumen y la continuidad visual desde el exterior solo es interrumpida por el cuerpo de servicios. Las esquinas se ubican a 1,80 m del módulo de las columnas para desmaterializar visualmente los ángulos del volumen. 5

La estructura de la casa Farnsworth

La estructura de sostén está compuesta por 8 perfiles de hierro que, a diferencia de sus trabajos anteriores, se desplazan hacia el exterior para no interrumpir la libertad de la planta. Estos perfiles de sección cuadrada abrazan los planos horizontales que forman el piso y la cubierta, sin llegar al borde superior del perfil horizontal perimetral, para favorecer la independencia formal de cada elemento. Mies uso tornillos en las uniones menos visibles de la estructura, pero en los lugares expuestos utilizó soldaduras ocultas para hacer invisible esa unión, para dar una apariencia monolítica del objeto. Para reforzar esa apariencia, en toda la estructura se aplicaron tres capas de pintura blanca.

Mies Van der Rohe, Casa Farnsworth, tecnne

Las losas están compuestas por un esqueleto de acero soldado a los pilares. En los extremos, los voladizos alcanzan 2,75 m de longitud. Los planos de vidrio simple de 6 mm están colocados sobre montantes de perfiles de acero, con solo tres elementos móviles: la puerta doble de acceso ubicada sobre la terraza y dos ventanas ubicadas en la parte inferior de la fachada este.  La terraza se vincula con la plataforma secundaria a través de 5 escalones. Esta plataforma también esta elevada del suelo, soportada por cuatro pilares, y vinculada al suelo por otros 4 escalones. Los materiales utilizados están reducidos a colores neutros: vidrio, travertino, madera y pintura blanca sobre los perfiles de acero. El solado está formado por placas de travertino romano sin cortes, para dar continuidad a la vivienda con la terraza. Todos los desagües son conducidos hasta una cámara de recolección a través de la losa del piso, que también contiene los servicios de agua y electricidad. En la parte superior del techo se colocó un volumen que contiene el tanque de agua y los equipos de calefacción, aunque durante mucho tiempo, estos equipos resultaron insuficientes para lograr un confort térmico, debido a la alta perdida de calor a través de las paredes de vidrio. 6

La construcción de la casa se demoró porque la Dra. Farnsworth esperaba una herencia para poder financiar las obras. Finalmente, la construcción comenzó en septiembre de 1949 y finalizó en 1951. Aunque la relación entre ambos termino en un litigio legal por el atraso de obra y el incremento de los costos pautados, Mies continuó con la obra hasta finalizarla, mientras avanzaba el proceso legal que finalmente termino favorable para el arquitecto. Las referencias a la casa en otras obras son incontables, tanto como la cantidad de absurdas imitaciones. El caso más destacado es la casa en New Cannan de Philip Johnson, realizada en 1950, una fiel reinterpretación de la obra de Mies. 

 

Tres años después de su inauguración, el rio Fox desbordó y alcanzó una altura de 1,2 metros en el interior de la vivienda. Los muebles y alfombras debieron reemplazarse. En 1968 la Dra. Farnsworth puso en venta la casa, que fue adquirida por el Sr. Peter Palumbo, quien contrató en 1972 a Dirk Lohan, nieto de Mies van der Rohe. 

“Creo que las casas y las estructuras no son simplemente objetos inanimados, sino que tienen un “alma” propia, y la Casa Farnsworth no es una excepción. Antes de ser propietario de la casa siempre había imaginado que el acero y el vidrio no podían poseer esta cualidad – a diferencia del ladrillo, por ejemplo, que es un material más suave, más poroso que parece absorber y que emana una atmósfera particular. Pero el acero y el vidrio son igualmente sensibles al estado de ánimo del momento. La Casa Farnsworth es ecuánime por su inclinación y naturaleza. Nunca frunce el ceño. A veces es triste, pero raramente abandonado. La mayoría de las veces sonríe y se ríe, especialmente cuando hay risas de los niños y gritos de alegría. Parece que evita la pretensión y acoge con agrado la informalidad. Al vivir en la casa he ido tomando conciencia de un fenómeno muy especial: el entorno creado por el hombre y el entorno natural pueden responder e interactuar entre sí”7

Mies Van der Rohe, Casa Farnsworth, tecnne

Conclusión

“Entre 1946 y 1951, Mies van der Rohe realizó uno de sus proyectos más característicos de su etapa americana, y cuya maqueta había sido exhibida en la exposición del MoMA antes mencionada: la casa Farnsworth. Mies se encargó de la obra hasta el punto de ejercer como contratista, cuidando cada detalle. Con la casa Farnsworth, Mies llevó su vocabulario estructural americano hasta el máximo refinamiento, acercándose más que nunca a la desmaterialización de la estructura que conduce a la expresión de un orden fijo y suprasensible. A partir de entonces Mies ya no suma conceptos, sino que resta; depura los conceptos que formalizan su arquitectura, introduciendo como constante la búsqueda de su esencia y del espacio. Mies resuelve los sucesivos proyectos por sustracción, “eliminando todo aquello que no resulta esencial, lo que sobra… cada vez son necesarias menos cosas,… menos es más. Los hallazgos de un proyecto se transmiten a los siguientes, la idea se va esencializando”.8 

Concebida como una manera de reintegrar el hombre a la naturaleza, la casa Farnsworth conjuga en su simplicidad y elegancia los deseos estéticos y espirituales de Mies van der Rohe. Cada componente de la casa fue reducido a su más pura esencia. La estructura se exhibe con claridad, liberada de cualquier retórica, dogmatizan un lenguaje que pondera la técnica de la construcción reducida a los mínimos elementos posibles.

En la Casa Farnsworth, Mies construye una metáfora arquitectónica donde el hombre, y la naturaleza se integran en una simbiosis de armonía indisoluble.

©Marcelo Gardinetti, agosto de 2012

Notas:

1 Mies Van der Rohe, Werner Blaser, 4ª edición 1980 editorial Gustavo Gili, página 5

2 Pedro Feduchi Canosa, La espacialidad del lugar, Un estudio de la Casa Resor de Mies van der Rohe. BAU: revista de Arquitectura, Arte y Diseño, ISSN 1130-1902, Nº. 16, 1997, págs. 118-129

3 Maritz Vandenberg, Farnsworth House, Architecture in Detail, N.Y. Phaidon Press; Edición: Pbk. 2005 pág. 14

4 “la practicidad pronto triunfaría sobre la estética, y la idea tuvo que ser resucitada después de que el Dr. Farnsworth se mudara a la casa, debido a las tormentosas nubes de mosquitos que se elevan desde la pradera a orillas del río cada verano. Por lo tanto, en 1951 se diseñaron e instalaron pantallas de acero inoxidable a petición suya. El trabajo fue hecho bajo la supervisión de Mies por su asistente de diseño William Dunlap, las relaciones cliente/arquitecto para entonces ser congelado” Maritz Vandenberg (Op.Cit)

5 “La Dra. Farnsworth construyó posteriormente un garaje convencional para dos coches al lado de la puerta en el límite norte del sitio, donde presumiblemente estacionó su coche y cruzó el campo hacia la casa. Por lo general, sus visitantes conducían hasta la casa y aparcaban allí. La presencia perturbadora de garajes, vías y automóviles disminuyó inevitablemente la imagen de ensueño de un pequeño pabellón en un bosque remoto” Maritz Vandenberg (Op.Cit)

 6 “En cuanto al confort térmico, la Casa Farnsworth tuvo un mal comportamiento antes de la aplicación de medidas correctoras en la década de 1970. En climas calurosos, el interior puede llegar a ser como un horno debido a una ventilación cruzada inadecuada y a la ausencia de protección solar, excepto por el follaje de los árboles adyacentes. Para crear una ventilación cruzada, los ocupantes podían abrir las puertas de entrada en el oeste y dos pequeñas ventanas de tolva en el este, y activar un extractor eléctrico en el piso de la cocina, pero estas medidas a menudo eran inadecuadas. En climas fríos, los serpentines de agua caliente bajo el suelo producían la agradable salida de calor característica de tales sistemas (parcialmente radiante, y con temperaturas a nivel de la cabeza no mucho más altas que a nivel del suelo), pero insuficiente a mediados del invierno. Los sistemas bajo el suelo también tienen un largo período de calentamiento que no es adecuado para una casa ocupada de forma intermitente. Para aumentar el suministro de calor y dar un calentamiento más rápido, se puede soplar aire caliente en el área de la vivienda desde una pequeña caldera en el cuarto de servicio. También había una chimenea un tanto ineficaz colocada en la cara sur del núcleo central, frente a la sala de estar, que se dice que estaba cubierta con una capa de ceniza”. Maritz Vandenberg (Op.Cit)

7 Lord Peter Palumbo, Foreword in Farnsworth House, Architecture in Detail, N.Y. Phaidon Press; Edición: Pbk. 2005 pág. 5

8 Josep A. Martínez Vendrell, Concert Hall, Ludwig Mies van der Rohe, Escola Tècnica Superior d’Arquitectura. Grado en Fundamentos de la Arquitectura. Octubre de  2018


Cronología de la obra:

1945 Mies van der Rohe conoce a la Dra. Edith Farnsworth y recibe el encargo para la construcción de la casa

1946 Mies completa el proyecto de la casa.

1947 Una maqueta del proyecto de exhibe en el Museo de Arte Moderno de Nueva York

1949 El Dr. Farnsworth recibe la herencia y comenza la construcción.

1951 Finaliza la obra. Mies demanda a la Dra. Farnsworth por incumplimiento de contrato.

1954 El río Fox desborda e ingresa hasta 1,2m por encima de la plataforma de piso, afectando muebles y alfombras

1971 La Dra. Farnsworth vende la casa al Sr. Peter Palumbo.

1972 Peter Palumbo contrata a Dirk Lohan para renovar la casa.

1996 El río Fox desborda nuevamente y supera en 1,5m la plataforma elevada. La presión del agua rompe los vidrios y causa graves daños en el interior de la vivenda. Dirk Lohan vuelve a renovar la casa


Crédito de las imágenes:

Imagen de Portada: © Carol Highsmith

Galeria superior: © Carol Highsmith

Galerías de la casa en construcción: autor desconocido

Galería inferior: ©Jonathan Rieke/flikcr

Planos de estructura: ©Juan Fernando Valencia

Plano de implantación y foto de inundación: ©acsa-arch.org

©Marcelo Gardinetti, agosto de 2012, actualizado en octubre de 2019.

Artículo recomendado: Niemeyer, curvas sensuales en Avilés

TECNNE | Arquitectura y contextos


 

Comments (1)

  1. I enjoy reading through a post that can make people think. Also, thank you for allowing me to comment!

Comment here