ARQUITECTURAReseñas

Libeskind Estrategias para el desarrollo urbano

Daniel Libeskind, Centro de Convenciones en Mons, tecnne

Centro de Convenciones en Mons, Daniel Libeskind

El nuevo centro de Convenciones de la ciudad de Mosn en Bélgica forma parte de una estrategia prevista para consolidar la trama urbana. Ubicado entre el centro histórico y el Great Meadows, el edificio se integra visualmente a la red de edificios públicos y culturales. El nuevo Centro de Convenciones será una referencia importante de la actividad social y permitirá revitalizar un sector de la ciudad que anteriormente albergaba actividades industriales.

El edificio se revela como una caja de ángulos alabeados. Una enorme cuña asoma por encima para sellar el final del recorrido interno. La esquina tratada con planos trasparentes es la mayor abertura visible y permite el acceso al edificio. El resto de las transparencias se ocultan detrás de listones que promueven una sólida privacidad en el interior. Los muros exteriores serán tratados en su totalidad con un revestimiento texturado liviano, y en los planos inferiore se utilizará un revestimiento en listones verticales de madera de acacia. Por encima de las salas, una terraza con vegetación ofrece al visitante un sinnúmero de vistas panorámicas a la ciudad.

Daniel Libeskind, Centro de Convenciones en Mons, tecnne

Memoria descriptiva

Concebido como un nuevo hito arquitectónico para Mons, el nuevo centro de convenciones es un elemento clave en un plan de revitalización económica, y sirve como un conector entre lo viejo y lo nuevo. Desde el mirador de la cima, el visitante puede ver la torre del campanario del siglo XVII, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en el centro histórico de la ciudad, la nueva estación de tren diseñada por Santiago Calatrava y el río La Haine.

El centro de 12.500 metros cuadrados es una expresión de formas geométricas contrastadas. El Centro alberga un gran vestíbulo de entrada, tres auditorios, un salón de eventos multiusos, salas de conferencias, oficinas, un restaurante, un aparcamiento subterráneo y una terraza pública en la azotea.

Daniel Libeskind, Centro de Convenciones en Mons, tecnne

Revestido de una manera que da textura y luz a la estructura, las paredes de cintas de champán curvadas, anodizadas, de aluminio envuelven la forma hacia arriba hasta una proa que vuelca sobre la calle hacia el norte. Las paredes inferiores están revestidas con listones verticales de madera de robinia sin terminar que hacen eco de los árboles de un parque vecino. En planta, el Centro es una espiral que asciende sobre sí misma y articula un techo verde plantado y una terraza pública. Al norte, a nivel de la calle la fachada parece levantarse para revelar una entrada acristalada, terminada con montantes de aluminio azul profundo.
Daniel Libeskind, Centro de Convenciones en Mons, tecnne

 Para mantener la integridad visual de la forma, el arquitecto insertó unas pocas ventanas a lo largo de la pared de cinta, y estas están frontales por listones que se giran para permitir la luz del día y las vistas. Rodeando el complejo hay una explanada de hormigón pulido, gris claro, moteada con bandas de piedra azul belga. Estas bandas azules continúan en las paredes de cinta y en el interior formando un patrón irregular que unifica el diseño.

Daniel Libeskind, Centro de Convenciones en Mons, tecnne

Los visitantes entran en el espacio para encontrarse con un vestíbulo o “Foro” brillante y abierto de doble altura. Aquí los tragaluces cortan a lo largo del espacio en forma de media luna a intervalos irregulares para dar paso a la luz del día y crear patrones cambiantes de iluminación natural. Los suelos de hormigón gris suave están emparejados con incrustaciones de piedra azul belga, y una gran escalera escultural construida con hormigón colado in situ y acabada con una superficie blanca brillante y escalones de piedra azul que conducen a los visitantes a los pisos superiores del auditorio.

El Centro cuenta con tres auditorios de diferentes tamaños: 500; 200; y 100 asientos, cada uno de ellos equipado con asientos Tangram de color naranja vibrante que Daniel Libeskind diseñó para Poltrona Frau/Cassina. Además del Foro, que puede albergar eventos especiales, fiestas y exposiciones temporales, el Centro cuenta con un espacio de 380 metros cuadrados dedicado a múltiples eventos, así como 16 salas de reuniones de diversos tamaños y con diseños flexibles. 

Sostenibilidad

De gran eficiencia energética, con un techo verde, sombreado pasivo, refrigeración nocturna y equipado con células fotovoltaicas, el MICX está en camino de alcanzar el estatus B de Valideo, el equivalente belga a LEED GOLD.

©Daniel Libeskind

Daniel Libeskind, Centro de Convenciones en Mons, tecnne

“Utilizamos gestos de diseño simples, pero dramáticos, materiales locales y un programa flexible para esta modesta joya de edificio.  Esperamos que el nuevo centro traiga una nueva dinámica a esta área de revitalización en Mons. Para mí, la construcción sostenible no es una nueva tendencia de diseño o una característica añadida, se trata de sentido común y calidad. Si construyes de la manera correcta usando materiales de alta calidad, innovación y tecnología, crearás algo duradero y sostenible”, Daniel Libeskind

Imágenes: ©Studio Libeskind

Fotografías: ©Hufton+Crow

TECNNE | Arquitectura y contextos


 

Comment here