ARQUITECTURAReseñas

Biblioteca de la Universidad de San Pablo


Biblioteca de la Universidad de San Pablo, Eduardo de Almeida + Rodrigo Mindlin Loeb

El nuevo edificio para la Biblioteca de la Universidad de San Pablo articula cánones formales y una semántica que rememora las identidades Corbusieranas establecidas en Brasil por Lucio Costa y Oscar Niemeyer.

Se compone de una cubierta plana soportada por una estructura independiente, donde diferentes volúmenes se cobijan en torno a una calle central. Cuatro cuerpos rectangulares enfrentados axialmente en los extremos establecen los límites del volumen y enmarcan la circulación central. Dos elementos de menor altura, un cilindro y un cubo, rompen la continuidad del plano vertical de fachada para generar el acceso al edificio.

Dos rampas enfrentadas, perpendiculares al edificio conducen al corredor central. Una columna interpuesta en el eje de ambas rampas sella la transición entre el exterior y la biblioteca. La calle interior concentra la dinámica del edificio, flanqueada por circulaciones verticales que vinculan el edificio en altura.

El interior de cada volumen reconoce un orden propio que responde al programa que aloja. También se localizan en diferentes niveles de la biblioteca salas públicas de lectura, una librería, una cafetería, una sala de exposiciones y un auditorio para 300 personas.

El uso de texturas uniformes y una reducida cantidad de materiales favorece la sensación de sosiego que requiere el funcionamiento de la biblioteca. Un amplio lucernario central de vidrio laminado permite el ingreso de luz natural uniforme, asistido por un dosel de chapa perforada y un sistema de filtros U.V. que evita la radiación solar directa. La planta de energía fotovoltaica montada sobre la estructura del techo proporciona la energía necesaria para todo el día. Además, una importante cantidad de árboles fueron sembrados para completar el paisaje verde que rodea la estructura.

Mindlin Loeb + de Almeida, Biblioteca de la Universidad de San Pablo, tecnne

Memoria descriptiva

Eduardo de Almeida y Rodrigo Mindlin Loeb firman el diseño de la Biblioteca Brasiliana. El edificio, con más de 20.000 m², albergará una colección de libros raros de 17 mil títulos sobre Brasil donados por el coleccionista de libros a la universidad.

A finales de 1999, José Mindlin transfirió a su nieto, Rodrigo Mindlin Loeb, y a su amigo Eduardo de Almeida, una misión: desarrollar y avanzar la idea y el diseño de la biblioteca para albergar la colección de libros raros – la mayor y más importante colección privada de Brasil con alrededor de 17 mil títulos y 60 mil volúmenes – que ha donado a la Universidad de São Paulo (USP). Cuando Mindlin murió, en febrero de 2010, con 95 años de edad, los trabajos de construcción avanzaron por encima de las dificultades financieras y políticas, y la conclusión era sólo cuestión de tiempo.

El edificio de 21.950 m2 busca inspiración en bibliotecas muy conocidas en todo el mundo, como la Beinecke Rare Book & Manuscript Library, en la Universidad de Yale, EE.UU., y la Biblioteca de Saint Geneviève, en París, Francia.la Biblioteca del Congreso, Washington, fue consultora para definir los parámetros de conservación. El complejo albergará la importante colección del Instituto de Estudios Brasileños (IEB), una librería, una cafetería, una sala de exposiciones y un auditorio con capacidad para 300 personas.

Mindlin Loeb + de Almeida, Biblioteca de la Universidad de San Pablo, tecnne

En el diseño se han tenido en cuenta las orientaciones medioambientales y de sostenibilidad. Todos los espacios están conectados por una gran estructura independiente de techo con una cubierta central de vidrio laminado, permitiendo la luz natural, ahorrando energía, con un sistema adicional de filtros UV y un techo de chapa perforada, protegiendo de la radiación solar directa. El Instituto de Elétrica e Eletrônica (IEE Instituto de Electrónica y Electricidad), USP desarrolló una planta de generación de energía fotovoltaica sobre la estructura del techo. Con una capacidad de 150kw, puede proporcionar todo el suministro de energía durante el día.

El paisaje integrado generará un bosque de pequeña escala alrededor del edificio. Algunos árboles fueron transplantados para permitir la construcción, y miles de árboles fueron plantados en el vecindario como compensación ambiental. La Biblioteca Brasiliana Guita e José Mindlin consumió alrededor de 63 millones de dólares de los EE.UU. Aparte de los recursos de la USP, la construcción fue apoyada y patrocinada por el Ministerio de Cultura, la Fundación Lampadia Ministério da Cultura, el BNDES y a través de la Ley de apoyo cultural Rouanet, Petrobras, CBMM, CSN, Fundação Telefônica, Suzano Papel e Celulose, Votorantim, Grupo Santander, Raízen, Cosan, Natura y CPFL.

Eduardo de Almeida + Rodrigo Mindlin Loeb

Fotografias:  ©Nelson Kon

TECNNE | Arquitectura y contextos


 

Comment here