Racional y secuencial

Instituto de Capacitación de Enfermeras, Philippe Gibert Architecte

Por Marcelo Gardinetti

Fotografía: Sergio Grazia

agosto de 2018

La volumetría de este edificio universitario es simple, racional y secuencial, el edificio está organizado en 2 niveles combinando 2 volúmenes. El primero, en la planta baja, está revestido con paneles perforados, soporte de un juego de transparencia y opacidad, de brillo y protección solar.

El volumen del primer piso, realizado con una estructura ligera, se reviste de acuerdo con el destino de las instalaciones con  metal o vidrio reflexivo, translúcido u opaco. La explanada está protegida por  el voladizo del segundo nivel. En el interior, la puerta de entrada se abre a la gran sala, presentada como una calle interior bajo el techo de vidrio.

Gracias al trabajo de señalización y amoblamiento, este espacio luminoso es muy agradable y de convivencia entre los polos. El hormigón crudo muestra con orgullo su materialidad, realzada por la gran altura de las paredes que se abren en el primer piso y el cielo, y por el juego de luz así creado.

La organización del espacio alrededor de la calle interna crea lugares para reuniones informales que son a la vez fluidas y funcionales. Las diferentes salas, aulas, oficinas, biblioteca, sala de estar, etc., disfrutan de iluminación natural y vistas.

El tratamiento del vidrio protege contra el deslumbramiento y ofrece una luz más tenue. La buena orientación del edificio permite contribuciones solares y un rendimiento energético mejorado por un sistema de construcción de hormigón armado. Esta comodidad térmica se completa con un techo verde. El edificio es una herramienta cualitativa y atractiva para los estudiantes, el personal docente y el administrativo, para trabajar y aprender en el mejor ambiente.

© Philippe Gibert Architecte

Fotografías: © Sergio Grazia

Artículo relacionado: Inserción dominante

TECNNE  |  Arquitectura + contextos