CONTEXTOSExtractos

Richard Meier, Smith House


Smith House, Darien, Connecticut, 1965 – 1967

“Estaba trabajando en una habitación de un apartamento de dos habitaciones poco después de salir de la oficina de Marcel Breuer, y un día recibí una llamada de Carole Smith preguntándome si me interesaría diseñar una casa de fin de semana para su familia. Ella estaba buscando un joven arquitecto que le diera toda la atención a la casa.” Richard Meier1

La Casa Smith, construida entre las rocas y los árboles de un terreno de un acre y medio, tiene vistas al estrecho de Long Island desde la costa de Connecticut. Un denso grupo de árboles de hoja perenne se encuentra a la entrada de la propiedad. Detrás, la tierra se despeja y se eleva hasta el centro del sitio, luego desciende bruscamente hasta la costa rocosa y una pequeña cala de arena.

La organización espacial de esta casa depende de una separación programática entre las áreas públicas y privadas. El lado privado de la casa está en la entrada, frente a la tierra, el bosque y la carretera. Una serie de espacios celulares cerrados, estas áreas privadas se organizan a través de tres niveles detrás de una fachada opaca, que es perforada intermitentemente con ventanas.

Richard Meier, Smith House, tecnne

Los espacios públicos, donde la familia se reúne y se divierte, están en la parte trasera de la casa, con vistas al agua. Este sector público consta de tres niveles enclavados dentro de un recinto de vidrio de tres caras; desde el exterior, el suelo y los niveles superiores aparecen como losas macizas sujetas en los parteluces blancos de la cáscara de vidrio.

La espectacular vista del mar y el cielo que saluda a uno al entrar está enmarcada e intensificada en la piel transparente de la fachada posterior. Colocada directamente frente a la entrada, una chimenea de ladrillos pintados empuja al exterior a través del estrecho marco de parteluces. Suspendida entre la chimenea y las columnas estructurales de acero, la pared acristalada crea una sutil tensión que atrae al ocupante a través del espacio vital hacia el exterior.

Richard Meier, Smith House, tecnne

Las balaustradas de los niveles inferior y superior se retiran del vidrio, amplificando esa tensión. Mientras una cámara registra el momento de un evento, la experiencia de los cambios de luz y clima activa las superficies nítidas de la casa, mientras que el cristal claro recoge sutiles reflejos del interior a través de su superficie. Lo natural y lo hecho por el hombre existen como experiencias elementales separadas, pero es imposible separar una de la otra.

Richard Meier

Notas:

1 Fuente: Dezeen.com

Fotografías: ©Scott Frances

Gráficos: ©Richard Meier

TECNNE | Arquitectura y contextos