BIBLIOTECAEscritos

Richard Rogers, Observaciones sobre arquitectura

Richard Rogers, London as it could be, ©Rogers Stirk Harbour + Partners

Observations on Architecture, Richard Rogers

Con el edificio de la sede central de Lloyds of London (1984), Rogers selló la reputación internacional establecida con Beaubourg, una reputación reconocida con un título de caballero y, posteriormente, un título de par. En este texto, incluido en una monografía sobre su obra, Rogers reafirma su creencia en el funcionalismo, la tecnología y la investigación científica como fundamento y herramienta de la arquitectura. También hace hincapié en la idea de que «la forma, la planta, la sección y el alzado del edificio deben ser capaces de responder a las necesidades cambiantes», una capacidad que a veces se ve frustrada por las exquisitas cualidades escultóricas -pero estáticas- de sus edificios1.

Aunque un edificio debe estar completo en un momento dado, creemos que para permitir el crecimiento y el cambio debe ser funcionalmente y, por tanto, visualmente abierto. Esta forma indeterminada debe ofrecer pistas arquitectónicas legibles para la interpretación de futuros usuarios. La dicotomía entre la naturaleza completa y la abierta del edificio es determinante para el lenguaje estético.

Diseñamos cada edificio de forma que pueda descomponerse en elementos y subelementos que se organizan jerárquicamente para ofrecer un orden claramente legible. Se crea así un vocabulario en el que cada elemento expresa su proceso de fabricación, almacenamiento, montaje y desmontaje; de modo que, citando a Louis Kahn, «cada parte proclama clara y alegremente su papel en la totalidad. «Déjenme decirles el papel que estoy desempeñando, cómo estoy hecho y qué hace cada parte», para qué sirve el edificio, cuál es el papel del edificio en la calle y en la ciudad». . . .

Creo en el rico potencial de la sociedad industrial moderna. Estéticamente uno puede hacer lo que quiera con la tecnología, ya que es una herramienta, no un fin en sí misma, pero la ignoramos por nuestra cuenta y riesgo. Para nuestra práctica, su funcionalismo natural tiene una belleza intrínseca. La relación estética entre la ciencia y el arte ha sido descrita poéticamente por Horatio Greenough como: «La belleza es la promesa de la función hecha sensorialmente agradable». Es la ciencia con la ayuda de la imaginación…

Buscamos un sistema y un equilibrio que ofrezca el potencial de cambio y control urbano; un sistema en el que la totalidad tenga una integridad completa y que, sin embargo, permita tanto el cambio planificado como el no planificado.

Se establece entonces una relación dinámica entre la transformación y la permanencia, lo que da como resultado un marco tridimensional con un kit de piezas cambiantes diseñado para que las personas actúen libremente dentro y fuera. Esta actuación libre y cambiante de personas y piezas se convierte en la expresión de la arquitectura…

El arquitecto debe comprender y controlar la maquinaria -los instrumentos que construyen los edificios- y, en caso necesario, desarrollar e inventar otros nuevos . . . Sólo estudiando y controlando los medios de producción y creando un lenguaje tecnológico preciso podrá el arquitecto mantener el control del diseño y la construcción del edificio. El uso correcto del proceso de construcción disciplina la forma del edificio, dándole escala y grano. . .

Hoy en día, la resolución de problemas implica pensar a escala global y utilizar la ciencia como herramienta para abrir el futuro. La ciencia es el medio por el que se ordena el conocimiento de la forma más eficiente para resolver los problemas…

La forma, la planta, la sección y el alzado del edificio deben ser capaces de responder a las necesidades cambiantes. Esta actuación libre y cambiante se convertirá entonces en parte de la expresión de la arquitectura del edificio, la calle y la ciudad. El programa, la ideología y la forma desempeñarán entonces un papel integrado y legible dentro de un marco cambiante pero ordenado. Cuantas menos limitaciones tenga el edificio para los usuarios, mayor será el éxito; cuanto mayor sea el éxito, mayor será la necesidad de revisión y entonces la indeterminación programática se convertirá en una expresión de la arquitectura…

Richard Rogers

Rusell, Frank (ed), “Architectural Monographs: Richard Rogers + Architects”, [Extracto] (London: Academy editions, 1985), 12-13;16;19 en: Charles Jencks y Karl Kropf, Theories and Manifestoes of Contemporary Architecture, (West Sussex: Academy Editions, 1977), 252-253

© Richard Rogers and Partners

TECNNE | Arquitectura y contextos ©Marcelo Gardinetti 2021 Todos los derechos reservados.
El contenido de este sitio web está protegido por los derechos de propiedad intelectual e industrial. Salvo en los casos previstos en la ley, su reproducción, distribución, comunicación pública o transformación sin la autorización del titular de los derechos es una infracción penalizada por la legislación vigente. Justificación del uso de imágenes y fotografías: – se utilizan las fotografías porque tratan de una obra artística y o arquitectónica significativa – la imagen solo se utiliza con fines informativos y educativos – la imagen está disponible en internet – la imagen es una copia de baja resolución de la obra original y no es apta para uso comercial – En todos los casos se menciona el autor –