ARQUITECTURAArtículos

Zumthor, entre el sosiego y la seducción


Museo de la mina de zinc, Peter Zumthor

Una de las principales motivaciones de Peter Zumthor con respecto a su propia obra consiste en proponer la comprensión inmediata del objeto construido, para sumergir el diseño en la sensibilidad emocional de sus espectadores. En busca de este objetivo, Zumthor procura que las combinaciones de formas, materiales, colores y texturas se mezclen en el pensamiento perceptivo, dando lugar a la creación de una atmósfera arquitectónica de identidad univoca.

A partir de esta idea, manipula cada entidad de diseño perfilando su anatomía, deliberando donde y cuando debe influir o no en un contexto determinado, y como debe expresar su presencia material en ese medio. La tensión que propone entre el entorno y el objeto busca alcanzar una sensación de lugar de manera natural, sin que la imposición de masas altere el equilibrio existente. Para ello, armoniza las posibilidades cinemáticas de los elementos de la arquitectura mediante secuencias espaciales que estimulan la distensión y la sorpresa.

Los 4 volúmenes que forman parte del conjunto museográfico de la mina de zinc respetan cabalmente estos cánones1. Cada objeto parece levitar sobre la ladera, siguiendo la estrategia de recorrido que propone el plan del sitio. De esta forma, Zumthor evita un excesivo peso visual sobre el paisaje, pero además revaloriza los depósitos arqueológicos de la mina de Almannajuvet como el verdadero museo. Cada uno de los edificios responde a un fin específico y por lo tanto arrogan diferentes configuraciones, pero el arte constructivo es común a todos y se reduce a un manejo lucido de la madera, empleada tanto a modo de elemento estructural como para establecer los límites del espacio habitable.

Peter Zumthor, Allmannajuvet Zinc Mine Museum, tecnne

La estructura de pino, preservada por las cualidades biocidas de la creosota, se disemina sobre la ladera como un bosque de delgados soportes. En algunos casos los tirantillos apoyan directamente sobre el suelo, cubriendo todo el perímetro de la caja que soportan. En otros, se sujetan a las paredes verticales del estrato rocoso, fundando un soporte estructural en voladizo. Por encima de cada estructura reposan volúmenes de madera teñida de color azul cobalto. Pesadas puertas de acero cincado permiten acceder al interior de esas instalaciones, que contienen las áreas de información, las áreas administrativas y la cafetería. Una cubierta liviana de chapa ondulada separada de la caja azul corona el conjunto.

Los cuatro edificios, estratégicamente ubicados, proponen un espectáculo ambiguo y encantador. Sus formas estrictas se revelan entre los componentes naturales del sitio, pero la complexión delicada de su arquitectura y la característica de sus texturas y colores, permiten que se funda entre el paisaje que forman los abedules, las piedras de granito y el musgo que cubre el lugar. Zumthor conduce el proceso constructivo con coherencia desde la gestación, consolidando el diseño mediante el desarrollo de maquetas escala uno en uno, que permiten pulir los más variados detalles mediante una paciente búsqueda de la perfección constructiva.

Las estructuras incorporadas salpican el paisaje con la cordialidad que pretende el artista. El entendimiento compositivo es alcanzado de inmediato. Las formas construidas se amalgaman en la montaña, concertando una atmosfera que cautiva mediante el arrobamiento visual. Zumthor sumerge al visitante en un compendio de sensaciones lúcidas y afables, mediante el estímulo de un espectáculo visual que prospera entre el clima de sosiego y las delicias de la seducción.

Marcelo Gardinetti, 2015©

Notas:

1 “Como parte de las rutas turísticas nacionales noruegas, el arquitecto suizo Peter Zumthor recibió el encargo de construir las antiguas minas de zinc en la pequeña ciudad de Sauda, Ryfylke, en el oeste de Noruega. Las rutas turísticas consisten en 18 rutas turísticas designadas a través del campo noruego con diferentes instalaciones que invitan a la reflexión, diseñadas para realzar las características naturales del paisaje. El proyecto consiste en un edificio museográfico, una cafetería, un aseo y un aparcamiento con senderos y escaleras, todo ello construido en el desfiladero llamado Allmannajuvet. (Frearson, 2017)

A Zumthor le pareció importante contar la historia de “la monotonía de la operación minera y la agotadora vida cotidiana de los trabajadores” (ArchDaily.com, 2016). Esto se comunica a través de la materialidad. El sobre de contrachapado oscuro y la construcción de madera subrayan las rutinas diarias de los trabajadores en las minas. En el estacionamiento se han colocado muros de piedra con piedras locales de la región. Las cuatro estructuras se componen de tres elementos: soportes de madera, una caja negra y una cubierta de zinc curvada. Las oscuras columnas de madera son, comparadas con la enorme caja negra, delgadas en su expresión y parecen andamios. Cortes perpendiculares en la caja negra, conforma las ventanas y amplifica la masividad de la caja. A través de estos elementos se pueden seguir fácilmente los “cuatro elementos de la arquitectura” de Sempers: el hogar, el montículo, el recinto y el techo (Semper, 1851).

La cubierta se compone de una única chapa de zinc corrugado, que protege el edificio del duro clima noruego, creando además un vínculo con su contexto. Según Semper, la cubierta también está representada por la carpintería, en este caso las columnas de madera dispuestas en un sistema racional y estabilizador. La ligera carcasa, aunque en este caso no lo expresa en forma, está hecha de madera contrachapada recubierta de yute. En el caso del edificio de la cafetería, el hogar es el propio café, siendo el elemento de reunión del edificio, protegido por la estructura circundante. En cuanto al montículo, no existe. Dada la ubicación de los proyectos, en las gargantas de Noruega, dejar la tierra como está hace que el concepto sea más fuerte.

Esto también facilita la interpretación de la topografía. Las paredes interiores están pintadas de color oscuro. Esto para asemejarse a una galería – sólo que esto no es sólo una galería con artefactos antiguos – las perforaciones en las paredes oscuras enmarcan la naturaleza y la vista hacia el exterior. Cada edificio tiene una visión diferente de cómo interpretar el paisaje: elevarse desde la ladera de la montaña, aferrarse a una colina o estar entrelazado a un muro de mampostería. Cada uno de ellos realza las características naturales de una manera única. La tensión entre la caja pesada y el paisaje sería mucho menos prominente sin la distancia entre ellos. Esto enfatiza la topografía de Allmannajuvet y pone en escena las empinadas colinas de la garganta. Las estructuras levantan el edificio del suelo sobre pilotes delgados. Esto le da a la construcción una huella muy pequeña, expresando cuidado y precaución hacia el entorno.” Christoffer Andersen & Nicolai Mai Jørgensen, “Allmannajuvet Zinc Mines” en A Destillery – Tectonics: Nature & Landscape, Grp. 18 – Msc04 Arch. (May 2017) 44-45

Fotografías: ©Arne Espeland

Fotografías de Maquetas: ©Galeria Kunsthaus Bregenz/Dezeen

Dibujos: ©Atelier Peter Zumthor

TECNNE | Arquitectura + contextos


 

Comment here