ARQUITECTURAReseñas

Richard Meier, Museo del Ara Pacis

Richard Meier, Ara Pacis Museum, tecnne

Ara Pacis Museum, Richard Meier

Ubicado a orillas del rio Tiber, en el extremo oeste de la Piazza Augusto Imperatore en Roma, el Museo dell’Ara Pacis es el primer edificio moderno construido en los últimos 70 años en la capital Italiana. Emplazado en la denominada “Zona de Augusto” remplaza al construido por Vittorio Morpurgo en 1938, que solo conserva un muro de mármol. En su interior alberga el pequeño templo de mármol erigido por Augusto en el año 13 a.c que celebra la paz alcanzada con España y Galia.

Meier emplaza el museo sobre un podio, a la manera de los edificios clásicos. Los 50 metros de longitud y los 13,5 metros de altura permiten una relación sin sobresaltos con los antiguos edificios del entorno Romano. El acceso se plantea a través de una amplia terraza al aire libre, que salva el desnivel existente entre las calles paralelas al eje longitudinal. Un vestíbulo de dos alturas conduce a la sala central, donde se encuentra un altar enmarcado en cuatro columnas con acabados de mármol blanco. La sala principal está iluminada con luz natural de manera cenital. Este contraste entre un vestíbulo poco iluminado y la luminosidad de la sala principal incita la rápida circulación hacia el centro del edificio.

Complementan el edificio una sala para exposiciones temporales de 700 m2, una biblioteca, instalaciones para estudios arqueológicos y un bar que en uno de sus lados ofrece vistas sobre el río Tíber y en el opuesto sobre el mausoleo de Augusto.

Richard Meier, Ara Pacis Museum, tecnne

Memoria descriptiva

Este museo a orillas del río Tíber ha sido diseñado como un escenario renovado para el Ara Pacis, un altar de sacrificio que data del 9 a.C. y que ahora se encuentra en el borde occidental de la Piazza Augusto Imperatore. Planificada como parte de un esfuerzo para proteger el legado cultural de Roma, la nueva estructura reemplaza el anterior recinto del monumento, que se encontraba en un estado de avanzada decadencia. La estructura consiste en una larga logia acristalada de un solo piso elevada sobre un podio poco profundo que proporciona una barrera transparente entre el terraplén del Tíber y el perímetro circular existente del mausoleo de Augusto, construido hacia el año 28 a.C.

El altar fue trasladado del Campo Marzio en 1938 durante la época de Mussolini, y se aplicó un sistema de líneas reguladoras al proyecto para relacionar la posición actual del altar con su emplazamiento original. Al dividir la distancia entre el centro actual del mausoleo y el sitio original se obtuvo una cuadrícula urbana de cuatro cuadrados que se utilizó como marco proporcional para reorganizar la plaza y sus alrededores.

Un obelisco artificial se utiliza como referencia histórica en el eje norte-sur a través del altar. La claridad de los volúmenes y las proporciones del edificio se relacionan en escala con las estructuras antiguas de Roma. Un rasgo predominante del nuevo edificio es un muro cortina de vidrio de 150 pies de largo y 40 pies de alto. El vestíbulo de entrada asimétrico, definido por siete esbeltas columnas de hormigón armado terminadas con mármol blanco encerado, conduce al vestíbulo principal, que alberga el Ara Pacis. El contraste entre la tenue iluminación del espacio de entrada y el amplio salón principal, rigurosamente simétrico y con iluminación superior, fomenta una circulación naturalmente progresiva.

El techo del salón principal descansa sobre cuatro columnas con tragaluces para maximizar la iluminación natural y eliminar las “falsas sombras”. Fuera de la estructura principal, una pared baja de travertino que se extiende desde el interior de la sala principal traza la antigua orilla del río Tíber. Los materiales de construcción incluyen vidrio y hormigón y un fino travertino romano beige autóctono. Aunque el alojamiento y la protección del antiguo altar era el principal objetivo de este museo, el edificio también ofrece espacio para exposiciones temporales e instalaciones dedicadas a temas arqueológicos y una biblioteca digital de vanguardia de la cultura agustiniana. Una terraza exterior en la azotea sobre el auditorio funciona como parte esencial de la circulación del museo e incluye un bar y una cafetería contiguos con vistas al mausoleo de Augusto al este y al río Tíber al oeste.

Richard Meier

 

Dibujos: ©Richard Meier & Partners

Fotografías Interiores: ©Mary Ann Sullivan

Fotografías exteriores: ©Marcelo Gardinetti

TECNNE  |  Arquitectura + contextos


 

Comment here