ARQUITECTURAReseñas

Casa del foso, consumar el suelo

UID Architects, Pit House, tecnne

Pit House, UID Architects

La casa del foso propone una concluyente de integración a la superficie. Está desarrollada como un suelo residencial sobre la terraza de una colina de montaña. El diseño reflexiona una nueva forma de arquitectura basada en la condición del sitio, que amalgama la arquitectura con el hábitat natural de manera que puedan coexistir en un mismo tiempo para establecer una arquitectura que forma parte del paisaje. 

Esta manera de concebir la casa admite una forma de vida integrada al ambiente, e incorpora en su interior el terreno natural pedregoso de la montaña. La casa se asienta a lo largo de la pendiente, formando un foso donde terrazas de expansión se enlazan a un núcleo de hormigón cilíndrico dispuesto en el centro de la vivienda. La caja es soportada por una gran cantidad de esbeltas columnas que semejan ramas, para promover un espacio único donde el medio Ambiente y la Arquitectura crean una nueva conexión.

“Dado que los clientes vivían en el piso superior de una compañía antes de esta residencia, exigieron estar conectados con la tierra. El concepto es extraído de la petición de los clientes y de las características del sitio. Se convierte en una sala subterránea con poca influencia a la intemperie, y una relación con la superficie externa”. Keisuke Maeda

UID Architects, Pit House, tecnne

Memoria descriptiva

La casa se encuentra en la Prefectura de Okayama, cerca del Mar Interior de Seto. El sitio está situado en una colina montañosa aterrazada que fue desarrollada como un terreno residencial. La familia está formada por un matrimonio y un niño. Consideramos una nueva forma de arquitectura en la condición del sitio, donde las vistas están abiertas hacia el norte y el nivel del suelo es un metro más alto que el nivel de la carretera.

La relación es como si el entorno natural del sitio y la arquitectura coexistieran al mismo tiempo. La arquitectura se ha convertido en parte de todo el paisaje de entorno indiviso, sin pensar simplemente en la conexión con el entorno desde la abertura de corte en los muros. Esta vez, hemos ideado una forma de vida que acepta el entorno exterior como la superficie del terreno aterrazada, rodeando las vallas y muros de las casas vecinas, residencias que se asientan a lo largo de la ladera y mucho más allá de las montañas. El principio arquitectónico no es una división de la tierra con un muro, sino un interior que es una extensión del exterior y una conexión de la superficie como una vivienda en un pozo que no está dividida de la tierra. En el hormigón, seis tipos de niveles de suelo, incluyendo un piso redondo que se crea al excavar la superficie, están conectados con un núcleo cilíndrico de hormigón en el centro. Además, las delicadas y múltiples columnas en forma de rama que soportan las cajas ligeramente flotantes producen varios espacios de una habitación.

El medio ambiente y la arquitectura crean una nueva y extensa relación al conectar las superficies. El territorio es indefinido en el espacio en un sentido corporal. Creo que es una relación más natural de una arquitectura que se encuentra en un paisaje.

UID Architects

Fotografías: ©Koji Fujii/Nacása & Partners

TECNNE | Arquitectura y contextos


 

Comment here