ARQUITECTURAReseñas

Iconografía doméstica

Robert M. Gurney, Becherer house, tecnne

Casa Becherer, Robert M. Gurney Architect

Emplazada en la cima de una colina, a orillas de un frondoso bosque, la casa articula tres pabellones de idéntica grafía. El perfil de cada pabellón evoca bosquejos infantiles fuertemente vinculados con la imagen de vivienda. El cuerpo central está destinado a las actividades sociales, donde grandes planos transparentes facilitan el vínculo con dos panoramas escénicos que ofrece el sitio: el bosque y la pradera. De esta forma, el espacio es inundado de luz natural durante todo el día, pero además permite manifestar la actividad social que se desarrolla en el interior de la vivienda.

En los cuerpos perpendiculares prevalece el muro como cerramiento. Estos bloques están destinados a las actividades privadas de la familia, con planos de carpinterías cambiantes, de acuerdo a las funciones que aloja cada espacio. Una galería cubre el frente de los pabellones para desarrollar un espacio de transición. Los techos a dos aguas realizados en metal negro y las tablillas que recubren los muros configuran un escenario rural reposado que enaltece las características de su arquitectura.

Memoria descriptiva

Pastizales ondulados, bordeados con vallas oscuras y manchadas intercaladas en los bosques definen el condado de Albemarle, Virginia, donde se encuentra este proyecto. La nueva casa está situada en el borde del bosque en la cresta de una colina, proporcionando puntos de vista de los pastos y las copas de los árboles distantes. La casa está concebida con tres pabellones con tejado a dos aguas que proporcionan un umbral entre los bosques y los pastos, aprovechando dos panoramas escénicos muy diferentes. El pabellón central, de una habitación profunda, contiene grandes extensiones de vidrio a lo largo de dos paredes, que permiten ver tanto el bosque como los pastos de los caballos.

Esta configuración asegura que el espacio estará inundado de luz a todas horas del día durante todo el año. Un porche cubierto y una terraza de piedra azul, que se extiende a lo largo de la casa, proporciona un escenario para ver las puestas de sol sobre los pastos, mientras que un césped cuidado y un muro de pizarra apilada en seco proporcionan una transición ordenada desde la casa hasta el bosque que hay más allá. Los tejados a dos aguas con metal de costura negro y en pie, el revestimiento de claqueta y la pequeña escala de los pabellones separados evocan una vernácula rural familiar y confortable. Las grandes extensiones de cristal, paneles de cemento y detalles mínimos y nítidos hacen que la casa sea decididamente moderna.

Robert M. Gurney

Fotografías: ©Maxwell MacKenzie

TECNNE  |  Arquitectura y contextos


 

Comment here