ARQUITECTURAReseñas

Casa Alta, programa superpuesto

AS-D, Casa Alta, Tecnne

Casa Alta, AS/D

Casa Alta está ubicada en cercanías de la ciudad de México, sobre una parcela que presenta un desnivel de 16 metros. Se estructura en una planta cuadrada y tres niveles de altura. Debido a la pendiente del terreno, el vestíbulo se ubica en el nivel medio, por encima de las áreas sociales; una abertura que ocupa todo el ancho del piso más bajo, con acceso a un pequeño balcón. En el nivel superior al acceso se ubican los dormitorios y por encima de estos una terraza cubierta.

El proyecto fue concebido como un programa superpuesto con actividades en diferentes en cada piso, optimizando las virtudes del terreno y la integración visual con el exterior. Una escalera de un tramo ubicada en uno de los lados de la casa interconecta todos los niveles, desde el estar hasta la terraza superior. En la parte más baja del lote, una piscina, una parrilla y equipamiento al aire libre, se integran el paisaje con vistas al valle y el rio. En uno de los lados de la casa, las placas que revisten el muro fueron tratadas con una técnica de puntillismo digital que proporciona una textura pixelada única, y a la distancia, permite visualizar la imagen de un árbol.

Memoria descriptiva

Situada en una ladera empinada dentro de un terreno de 1.500 metros cuadrados con magníficas vistas al valle, la estructura principal de esta casa de fin de semana consiste en un módulo de 6 m por 6 m en tres niveles con sólo 108 metros cuadrados y una cubierta de techo con vistas al valle.

Los muros estructurales de hormigón visto a rayas hacen de esta casa un monolito insertado en una topografía escarpada que destaca la discreta penetración de la luz, así como las vistas dirigidas hacia el jardín. Una escalera paralela al sitio guía al usuario desde el nivel de entrada hasta la plataforma exterior que hay debajo, de la misma manera en que la casa está interconectada desde el nivel inferior hasta el jardín del tejado.

El sitio presenta un desnivel de unos 16 metros en una dirección, ofreciendo magníficas vistas del entorno; la casa se inserta en un nivel específico desde el que se optimizan los diferentes niveles de entrada y la integración del espacio exterior. Se genera una clara conexión a lo largo de los 3 niveles principales de los proyectos: el nivel de entrada, los niveles de la casa y la plataforma del nivel inferior que contiene la piscina. El proyecto se concibe como un programa de apilamiento que encierra diferentes usos en niveles específicos del sitio.

La casa funciona como un bloque vertical organizado por circulación vertical a través de una escalera apilada que conecta al usuario con diferentes niveles y programa teniendo en el nivel inferior la cocina con comedor, en el nivel intermedio o de entrada la sala de estar, en el nivel superior el dormitorio y el baño completo, y por encima de eso la cubierta de la cubierta. Las vistas dirigidas son claves para el proyecto según la orientación de cada nivel y la interconexión del espacio en el interior.

Una plataforma en la parte más baja del sitio se convierte en el espacio común para la relajación, terminando con la intervención paisajística y la experiencia programática. Esta plataforma de 200 metros cuadrados consiste en una piscina, parrilla, mesas de comedor al aire libre y espacios de salón, con vistas al valle y al río.

El diseño de la fachada ventilada está concebido con la idea de imprimir de alguna manera una imagen abstracta de un árbol, como si la casa se camuflara con los muchos árboles existentes en el lugar.

La fachada evoluciona a partir de la idea del puntillismo digital donde la imagen de un árbol se digitaliza con la misma técnica de las pinturas impresionistas, donde el usuario es capaz de ver la imagen completa desde la distancia pero a medida que se acerca se convierte en una constelación de píxeles que da una textura única a la casa. Esto se consigue con 232 placas Trespa, de las cuales el 40% están perforadas con tecnología CNC para la fabricación y precisión y colocadas en una subestructura de aluminio.

Casa Alta, es una sutil intervención en el sitio, el contexto y la vegetación, con una huella mínima para asignar las necesidades básicas para una casa de fin de semana. Una casa que se convierte en un observatorio desde el interior y una casa de intervención desde el exterior. Una casa para disfrutar del aire libre.

©AS/D

Fotografía: ©Rafael Gamo

Planos: © AS / D

TECNNE  |  Arquitectura + contextos 


 

Comment here