La arquitectura de la comunidad

Por Marcelo Gardinetti

Noviembre de 2013

Leon Krier

Este libro es una exposición completa de las ideas de Leon Krier sobre cuáles son las claves arquitectónicas y urbanísticas de los asentamientos humanos más logrados: unos núcleos urbanos a escala humana adaptados a su ubicación y a sus condiciones naturales y culturales.

Krier propugna la racionalidad y modernidad del urbanismo y la arquitectura tradicionales, proponiendo multiplicar las intervenciones a pequeña y mediana escala, y recuperar la tecnología constructiva artesanal.

Estas ideas las presenta Kier en su libro a través de ideogramas humorísticos elocuentes y mediante descripciones, dibujos e imágenes de prácticamente todos sus proyectos. De los construidos, destaca la nueva población de Poundbury, fundada por el Príncipe Carlos de Inglaterra, convertida en un modelo de referencia para una arquitectura y un urbanismo respetuosos de la escala humana y la ecología.

El libro incluye los últimos avances en Poundbury e información también inédita sobre los proyectos más recientes de Krier: el conjunto urbano de Cayalá, actualmente en proceso de construcción en la ciudad de Guatemala, y la remodelación del degradado arrabal romano de Tor Bella Monaca, planteada como un proyecto piloto para la reordenación de Roma en una metrópolis policéntrica.

ARQUITECTURA DE LA COMUNIDAD DG1

 Sobre la obra

Leon Krier es uno de los urbanistas e ideólogos de la arquitectura más influyentes desde finales de los años ’70 cuando a través de sus inconfundibles dibujos se hizo famoso por la poética calidad de sus espacios urbanos y sus dotes de polemista. Este libro es un tratado completo de las ideas de Leon Krier sobre cuáles son las claves arquitectónicas y urbanísticas de los asentamientos humanos logrados: unos núcleos urbanos a escala humana adaptados a su ubicación y condiciones naturales y culturales.

Pionero en la crítica al estilo internacional de arquitectura, Leon Krier denuncia en este libro el fallo del ‘Modernismo’ –así es como el autor denomina al Estilo Internacional en arquitectura, iniciado en torno a la escuela alemana de la Bauhaus en la década de 1920, caracterizado por el uso de materiales sintéticos– por sus deficiencias en crear auténticos espacios públicos y  edificios sostenibles y su fatal dependencia de las energías fósiles.

Frente a ello, Krier promueve la racionalidad y modernidad del urbanismo y la arquitectura tradicionales, alternativas viables incluso bajo las condiciones actuales del mercado global y la estructura industrial de la construcción actual. Para llevarlo a la práctica, Krier propone multiplicar las intervenciones a pequeña y media escala y la recuperación de la tecnología constructiva artesanal.

Estas ideas las presenta Krier en su libro profusamente ilustradas con ideogramas humorísticos elocuentes y descripciones, dibujos e imágenes de un abanico completo de sus proyectos. De los construidos destaca la nueva población de Poundbury (Inglaterra) que se ha convertido en un modelo de referencia del movimiento del New Urbanism.

El propio autor ha dirigido la traducción de esta versión castellana publicada por Editorial Reverté,  para la que ha reformulado y completado algunos argumentos, con dibujos y diagramas inéditos, ha actualizado el estado de la edificación en Pounbury, incluyendo también nuevas fotografías y un resumen de sus proyectos urbanísticos más recientes:  el conjunto urbano de Cayalá, en la ciudad de Guatemala, y la remodelación de Tor Bella Monaca, una barriada periférica degradada de Roma, que se plantea como proyecto piloto de reordenación de Roma en una metrópolis policéntrica.

La edición de Editorial Reverté incluye también un  nuevo prólogo del profesor Javier Cenicacelaya, una entrevista realizada por los profesores David Rivera y Alejandro García Hermida y un epílogo de la profesora Helena Iglesias sobre los dibujos del autor. Las dos últimas aportaciones forman parte de las labores de investigación del departamento de Composición Arquitectónica de la ETSAM, que ha colaborado en la edición y publicación de este libro.

Sobre el autor

Leon Krier es asesor de arquitectura y urbanismo y diseñador,  y compagina su actividad profesional internacional con la de autor y una selectiva carrera docente. Desde finales de los años 70 es uno de los arquitectos más influyentes  y  pionero en la crítica al ‘Modernismo’ (referido propiamente al Estilo Internacional en arquitectura y diseño, sobreseyendo la actual denominación incorrecta de ‘Movimiento moderno’)

“ El Modernismo en arte y arquitectura busco imponerse al público y las autoridades, no por la superioridad de sus proposiciones sino por la violencia de sus promesas. Se auto presentaba como nuevo paradigma, como panacea que invalidaba y sobreseía toda arquitectura y urbanismo tradicional a base de reducirlos a meros estilos históricos, por lo tanto caducos y superados. Esta acusación de historicismo, ideológicamente condicionada, ha resultado en una autentica lista negra. ”

Adalid del movimiento de reconstrucción de la villa europea, como labor de resistencia ante la destrucción masiva del legado histórico, Krier se hizo famoso por su declaración de la época: ” No construyo porque soy un arquitecto”.

“Al grito de “El Pasado ha muerto”, el movimiento Modernista pretendía conocer las soluciones a todos los problemas del hábitat construido. Hoy día, salvo algunas excepciones, se ha convertido en una máquina que coloniza las ciudades y el campo con mediocres edificaciones, naves, polígonos y más y más carreteras- Confrontados con ciudades, periferias y paisajes desfigurados por esta política de ruptura y tabula rasa, afligidos por sus consiguientes costes sociales, culturales y ecológicos, este puede ser el momento de hacer un balance completo de la situación”

Alienado voluntariamente de la profesión, los dibujos de Krier, sus exposiciones y polémicos proyectos para concursos internacionales, le convirtieron rápidamente en uno de los más publicados arquitectos del momento.

Sin miedo a ser tachado de anticuado o retrógrado, León Krier se erigió en resuelto defensor de la arquitectura clásica y vernácula y del urbanismo tradicional,  no solo por medio de una extensa publicación y destacadas exposiciones,  sino progresivamente a través de sus propios diseños y proyectos construidos.

Gran polemista, sus argumentos pueden ser tan simples y visuales como contundentes:

“Si un día, por causas misteriosas se esfumaran de la faz de la tierra todos los edificios, naves, complejos, urbanizaciones y suburbios construidos desde 1945 –especialmente los vulgarmente llamados “modernos”—¿lamentaríamos su pérdida? La desaparición de bloques de torres prefabricadas y viviendas en serie, de corredores comerciales, parques empresariales, centros de convenciones o estructuras industriales modulares, de escuelas y campus universitarios, de las ciudades satélite…

¿dañaría la identidad de nuestras poblaciones y paisajes favoritos?

Si, en cambio, algún fenómeno paralelo destruyera de un bandazo todo nuestro legado arquitectónico anterior a la segunda guerra mundial, a saber, todos los edificios, aldeas, pueblos, puentes y ciudades “históricos”, ¿cuál sería la transcendencia de un evento tal? ¿Qué pérdida seria mayor: todos los edificios pre-1945 sustituidos por los de postguerra o al revés?”

En respuesta al crecimiento urbano desbordado, evidente en la escala de los bloques construidos en las ciudades y en el desparrame sin límite de las periferias, Krier propuso la reconstrucción de la ciudad, basada en la escala humana.

Es conocido mundialmente su desarrollo de Poundbury, una extensión urbana de Dorchester, Inglaterra, promovida  por el Príncipe de Gales para probar la viabilidad de un verdadero núcleo urbano de nueva planta. Iniciado en 1988 hoy cuenta ya con 2000 habitantes y genera 1200 puestos de trabajo.

Las ideas de Leon Krier han tenido una gran influencia en el movimiento Nuevo Urbanismo,, tanto en los EE.UU como en Europa, que le saluda como progenitor y ha adoptado su tesis de que el verdadero desafío ecológico reside en la reorganización territorial de las relaciones humanas en la sociedad según sus ritmos orgánicos (diarios, semanales, mensuales, anuales etc.) integrando las actividades y usos que el urbanismo modernista ha sistemáticamente separado al imponer una mecánica desmembración monofuncional por zonas.

Krier ha aplicado sus teorías en varias ciudades, desarrollando los planes detallados para muchos lugares como Kingston upon Hull, Roma, Luxemburgo, Berlin, Bremen, Estocolmo,  Munich, Washington DC, Tenerife, Area Fiat, Novoli, Italy, 1993; Heulebrug Urban Development, Knokke, Belgium, 1998; Hardelot, France, 2000; Noordwijk, Holland, 2002; Cayala, Guatemala City, 2003; Meriam Park, Chico, Ca. USA, 2003; Newquay Growth Area for Duchy of Cornwall for HRH The Prince of Wales, 1991, 2002-2006; New Educnl Campus and Urban Centre, Osio Sotto, Bergamo, Italy, 2005; New urban centre Val d’Europe, France, 2006-11; Piazza Marconi Renovation, E.U.R., Rome, Italy, 2008; Abu-Sidra, Quatar, 2009; Tor Bella Monaca, Rome, Italy 2010.

“En el lenguaje de los símbolos”, Krier  explica, “no puede existir ningún malentendido”. Es decir, para Krier, los edificios tienen un orden racional y una tipología: una casa, un palacio, un templo, un campanario, una iglesia, pero también un techo, una columna, una ventana, etc., lo que él llama “objetos nombrables” y el trabajo de Krier se ha denominado “una arquitectura sin estilo”.

Leon Krier ha redirigido, literalmente, el curso de la arquitectura y el urbanismo, reinventando el clasicismo como una escuela constructiva alternativa para nuestra época. Su visión en defensa del clasicismo y lo vernáculo y a favor de construcciones y ciudades más habitables y ecológicas, ha transformado la percepción de cómo crear un hábitat construido de modo sostenible, inquietudes que la crisis económica y climática han vuelto a situar en el centro de nuestra atención.

Visionario, maestro, polemista, profesional y artista, ha demostrado el poder del diseño físico para cambiar la vida social de una comunidad. Su trabajo ha servido no solo como critica de la forma, sino también de la propia naturaleza de cómo construimos y vivimos juntos, a fuerza de desafiarnos a examinar la actual sociedad individualista de lo efímero, donde las obsesiones privadas han reemplazado la cultura colectiva. El romanticismo de Leon Krier es un persuasivo alegato contra un sistema que ignora sus límites físicos.

                “El Objetivo supremo del Arquitecto

                es construir y conservar la Tierra Natal

                un mundo de paisajes hermosos y esplendidas ciudades

                que guardamos en nuestro corazón y siempre anhelaremos;

                lugares de donde estamos orgullosos de ser, orgullosos de heredar

                y orgullosos de legar a las futuras generaciones”

                Leon Krier

Nota biográfica sobre el autor

Leon Krier (Luxemburgo 1946) es asesor de arquitectura y urbanismo y diseñador. Compagina su actividad profesional con la de autor y una selectiva carrera docente. Tras sólo dos semestres de Arquitectura en la Universidad de Stuttgart, en 1968  pasa a ser colaborador de James Stirling (London) hasta 1974. Ha enseñado en Londres (Architectural Association y Royal College of Art) y en los EEUU (en las universidades de Princeton, Virginia, Notre-Dame y Yale).  Desde 1988 por encargo del Príncipe de Gales, dirige el plan de la nueva villa de Poundbury, el modelo de referencia para el Nuevo Urbanismo. Entre sus galardones destacan la medalla Conmemorativa Jefferson (1985), el Premio Cultural Europeo (1995), la medalla de plata de la Academia Francesa (1998), el Premio Driehaus (2003) ) y el Premio Atenea del Congreso para un Nuevo Urbanismo (2006). La música es su afición principal y es un pianista aventajado. Vive en Luxemburgo y Mallorca.

Sobre Editorial Reverté

Comprometidos en poner al alcance de estudiantes, profesores y profesionales hispanohablantes la traducción al español de las mejores obras en las áreas científica y técnica, así como la publicación de obras originales de autores españoles y latinoamericanos, Editorial Reverté también dirige sus esfuerzos a la distribución y difusión de libros en toda el área de habla hispana.

La colección Documentos de Composición Arquitectónica , en la que se enmarca la obra de Leon Krier: La Arquitectura de la comunidad, es fruto de la colaboración entre Editorial Reverté y el Departamento de Composición Arquitectónica de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid. La selección de autores y títulos de esta colección se centra especialmente en los temas de teoría e historia de la arquitectura, y pretende dar cabida tanto a obras que fueron influyentes en el pasado como a las aportaciones más recientes.

LA ARQUITECTURA DE LA COMUNIDAD | Leon Krier

ARQUITECTURA DE LA COMUNIDAD 2

  cartoné

 488 páginas ilustradas

 16,5 x 24 cm

 Edición Español

 ISBN 9788429123029

 45,00 Euros PVP

 

Más información : Raúl Sueiro / promocion@reverte.com / Tel. 93 4193336

EDITORIAL REVERTÉ, S.A.

www.reverte.com

.

Publicado en TECNNE ©Marcelo Gardinetti

TECNNE  |  Portal de Arquitectura, Urbanismo, Arte y Diseño

Escrito en: Publicaciones
Autor: Marcelo Gardinetti
Tags: , , , , ,

Los artículos de TECNNE se encuentran bajo la licencia Creative Comons | The articles of TECNNE are found under license Creative Comons