Casa CurutchetTEMATICO

Casa Curutchet, los inicios

Pedro Curutchet y su esposa, maqueta de la Casa Curutchet, tecnne

“Me complace realizar este trabajo porque su problema es típico de la pequeña casa que siempre ha suscitado todo mi interés. Su programa, la casa de un médico, es extremadamente atractivo desde el punto de vista social. El terreno está bien situado, en buenas condiciones”1

Dr. Pedro Curutchet

El Dr. Pedro Domingo Curutchet nació en la localidad de Las Flores, una pequeña localidad de la provincia de Buenos Aires, en 1901. Se radicó en la ciudad de La Plata como pupilo para realizar sus estudios primarios y secundarios, egresando con el título de Médico de la Universidad Nacional de La Plata en 1929.

 “De estudiante, Curutchet ya era un melómano declarado, buen dibujante y amante de las artes plásticas, un costado que pocos años más tarde lo hizo trabar una amistad franca con Emilio Petorutti, recién regresado de Europa junto a Xul Solar y muy comprometido en la divulgación de las vanguardias plásticas del siglo XX”2.

En 1930 participó en un concurso académico con intenciones de dedicarse a la investigación, pero fue reprobado de un modo que consideró injusto. Enfrentado a la comunidad médica platense, decidió radicarse en la ciudad de Lobería, donde ejerció la medicina durante casi 20 años3.

Pedro Curutchet, tecnne

Curutchet estuvo dedicado al diseño y desarrollo de instrumental quirúrgico y el mejoramiento de las técnicas de intervención, especialmente sobre el quiste hidatídico de pulmón, que pormenorizó en un libro4 publicado en 1948, y en otros trabajos de investigación5.

“Lo mío, mis estudios son de estructura y de forma, aplicados al diseño del instrumental quirúrgico. Mi vocación es ésa, fíjese que yo he hecho una cosa que es pariente de la arquitectura. Funcionalismo, forma, estructura, tienen elementos básicos de la arquitectura. Quizás en mi había un arquitecto frustrado, o había una segunda vocación”6.

Pedro Curutchet, tecnne

Curutchet viajaba con frecuencia a la ciudad de La Plata para asistir a eventos culturales y científicos, y al inicio de la segunda guerra mundial, participó en movimientos de resistencia con la Comunidad Francesa en la Argentina7. En 1948, debido a que sus viajes a la ciudad son cada vez más frecuentes, decide radicarse nuevamente en la ciudad. Había adquirido adquiere un terreno en un Boulevard lindero al bosque platense, donde construiría su casa y su consultorio médico8. El lote es de forma rectangular con el frente seccionado en diagonal, formando ángulos de 131° y 59° en la intersección entre la línea municipal y las medianeras respectivas a derecha e izquierda. El norte está ubicado a 45° de los ejes que constituyen el casco urbano de la ciudad, y, por lo tanto, en ese mismo ángulo respecto de los ejes medianeros. Está contenido entre una vivienda de dos niveles con jardín al frente proyectada por Andrés Kálnay9 en el lado izquierdo y un bloque compacto que mantiene línea de edificación, que ofrece una medianera de 12 metros de altura en el lado derecho10.

Casa Curutchet, parcela, tecnne

“la forma de la manzana es básicamente un rectángulo dividido en la mitad por una de sus diagonales, pero a través de una directriz curva. Hasta 1948 el tejido residencial de esta manzana estaba constituido por una serie de viviendas individuales entre 6,00m. y 8,00m. de altura promedio, (a excepción de la casa vecina al solar Curutchet) que ocupaban el 60% de la superficie total del suelo”11.

Referencias:

1 Carta de Le Corbusier a Pedro Curutchet, 7 de septiembre de 1948

2 Carolina Muzi, “120 años de Pedro Curutchet, la historia desconocida del cirujano que operaba sentado” Infobae cultura, 6 de abril de 2021.

3 “a poco de graduarse en Medicina, al salir desfavorecido en un concurso académico cuyo resultado entendió fraudulento, Curutchet decidió marcharse al medio en el que había nacido: un pueblo bonaerense. No fue Las Flores sino Lobería donde se radicó en 1929 para ocuparse de la típica enfermedad rural de la pampa: la hidatidosis o equinococosis, provocada por el contacto con heces de animales contaminadas con huevos de tenias, que se transmite a través del agua, los alimentos sucios o la piel de los bichos.” Carolina Muzi, “120 años de Pedro Curutchet, la historia desconocida del cirujano que operaba sentado” Infobae cultura, 6 de abril de 2021.

4 “Curutchet había producido importantes transformaciones en las técnicas operatorias, y hacia finales de los años cuarenta sentía que había alcanzado un nivel de maduración suficiente como para trascender profesionalmente el pequeño universo pueblerino. La pieza principal de ese salto fue la publicación, en 1948, de un volumen de 890 páginas dedicado a la mencionada operación de quiste hidatídico pulmonar. Editado en español, inglés y francés, el libro permitía a su autor saltar por encima de las pequeñas rencillas profesionales pueblerinas, a la vez que sorteaba el debate con sus colegas urbanos en tanto construía un imaginario lector internacional. Es más: en adelante publicó la mayoría de sus trabajos directamente en inglés.” Francisco Liernur, con Pablo Pschepiurca, “La red Austral. Obras y proyectos de Le Corbusier y sus discípulos en la Argentina” (Bernal: Universidad Nacional de Quilmes, 2008), 383.

5 De su obra posterior resultan los libros “Aximanual surgery: technology and History” en 1974 y “Axitechnical surgery and crucimanual History” en 1976, ambos en inglés.

6 Pedro Curutchet en Casoy Daniel, Le Corbusier en La Plata: entrevista al Dr. Curutchet a Daniel Casoy, “Arquitectura Bis” Nº43, Barcelona, (1983), 2

7 “Hijo de franceses, Curutchet se vinculó más intensamente con la comunidad de ese origen a partir de la invasión de París y participó en grupos defensores de la Francia Libre, como el comité “Charles de Gaulle” y la Comisión Jóvenes Amigos de Francia, que se reunían en torno de la recientemente creada Alianza Francesa de La Plata.” (Liernur, 2008,383)

8 El lote tiene una superficie de 174,78 m.; El frente inclinado tiene 10,30 m.; los laterales 17,30 y 22,65 m. y el fondo 8,75m.

9 Andrés Kálnay fue un arquitecto croata que participó junto a su hermano Jorge en destacados proyectos en Buenos Aires, influenciados por el Art Nouveau europeo, como el edificio para el diario Crítica y los locales de la Cervecería Munich.

10 “dos tipos opuestos de casas, pero además dos tipos opuestos de concepción de lo urbano. Exactamente los dos tipos opuestos –ciudad verde, ciudad compacta- que Le Corbusier buscaba armonizar en el Plan para Buenos Aires” (Liernur, 2008,392)

11 Daniel Merro Johnston, “El autor y el intérprete. Le Corbusier y Amancio Williams en la Casa Curutchet” (Buenos Aires: 1:100 ediciones; 2011), 77

El encargo

“En parte como consecuencia de su creciente relación con el ambiente cultural platense, la “vuelta a La Plata” –y con ella el programa de la casa– debe ser entendida como un intento de generación de un espacio de relegitimación que a la vez era de rechazo y de diálogo con la comunidad médica de la ciudad”12.

Para realizar el proyecto de su futura vivienda – consultorio, Curutchet escribió a un arquitecto residente en la ciudad de Buenos Aires, pero éste no respondió a su solicitud13. El desinterés del arquitecto y su deseo por realizar una obra que incorpore las cualidades espaciales del singular enclave, decidió buscar un arquitecto que pudiera expresar los aires de modernidad que anhelaba14: “Me puse a estudiar más de cerca el tema y era un lugar tan bien ubicado, en el Paseo del Bosque, que para ser bien explotado podría serlo aún más con un arquitecto moderno, un hombre de las ideas de Le Corbusier”15.

Curutchet preparó un dossier con el plano catastral, fotografías del lugar y una carta en la que manifiesta su intención de contratarlo, junto a un breve programa de necesidades: tres dormitorios con dos baños, un dormitorio de servicio con toilette, una sala de estar comedor y una cochera, además del consultorio con la sala de espera. Curutchet puso especial énfasis en potenciar las vistas a la arboleda del bosque desde la sala y los dormitorios: “el sol y el panorama deben ser incorporados a la casa”16.

El dossier viajó a París en manos de su hermana Leonor, acompañada por su madre17. Le Corbusier las recibe en su estudio el 2 de septiembre de 1948, y cinco días más tarde, responde al requerimiento de Curutchet: “He tomado conocimiento del dossier y he declarado que estaría dispuesto a responder a su solicitud en la forma siguiente: Haré un primer anteproyecto de acuerdo con su programa y se lo enviaré para que lo examine y le haga las modificaciones pertinentes. A continuación, realizaré el proyecto final y te lo enviaré. Por último, elaboraré los planes de ejecución «…» la realización de la obra será controlada por uno de mis amigos de Buenos Aires, que usted podrá elegir entre aquellos que le indicaré. Se trata de arquitectos capaces de controlar los planos que yo establezca y de comprender perfectamente su espíritu”18.

Para Le Corbusier, este trabajo es una posibilidad para reafirmar la posibilidad de concretar el Plan Director para Buenos Aires. Este trabajo de transformación territorial tuvo su origen en el proyecto “Citte des Affaires”, un conjunto de edificios sobre una plataforma en el Río de La Plata que presentó en una de las conferencias que brindó en 1929 durante su viaje a la Argentina19. Después de su partida Le Corbusier insistió sin éxito durante varios años a sus “amigos argentinos”. En 1937, con la llegada de Jorge Ferrari Hardoy y Juan Kurchan a su estudio, Le Corbusier renovó su interés por el plan. La propuesta del Plan Director para Buenos Aires fue presentada en el estudio de Rue de Sévres ante autoridades de la Embajada Argentina en Francia y miembros de la comunidad argentina residente en París, pero tampoco produjo las respuestas que buscaba. Sin embargo, en 1947, Jorge Ferrari Hardoy logró publicar parcialmente el plan en el número de abril de “La Arquitectura de Hoy” y la publicación logró el interés de las autoridades que unos meses más tarde crearon la oficina para el estudio del Plan de Buenos Aires (EPBA) a cargo de Ferrari Hardoy20.

En la carta del 7 de septiembre, Le Corbusier expresa las condiciones contractuales y el monto de sus honorarios, que Curutchet acepta el 16 de septiembre. El día 28, Le Corbusier vuelve a escribir a Curutchet para aclararle que el detalle de sus honorarios no incluye la direccion tecnica que será realizara por un arquitecto local de una lista que sugierer :

“Le envío aquí algunos nombres de arquitectos que conozco bien. Lo puede escoger como usted desee: Amancio Williams, Carlos Pellegrini 1248 – Buenos Aires; Ferrari y Kurchan, Conesa 2141 – Buenos Ayres; Bonnet, arquitecto de Buenos Ayres y Montevideo; Gómez Gavazzo, profesor de la Escuela de Arquitectura de Montevideo”21.

En el mes de octubre, Curutchet acordó con Amancio Williams la dirección técnica de la obra. Williams, honrado por realizar una obra de Le Corbusier, decidió no cobrar sus honorarios y solo exigió los gastos que demanda el traslado y el salario de sus asistentes. El 1 de febrero de 1949, a través de un telegrama, Curutchet y Le Corbusier sellaron el vínculo definitivo para iniciar el proyecto.

Marcelo Gardinetti

12 (Liernur, 2008,392)

13 “Yo le escribí desde La Plata a un arquitecto de Buenos Aires, diciéndole lo que yo quería, y no me contestó. No me pregunte su nombre porque no lo recuerdo: era un arquitecto que publicaba mucho en ese tiempo” Pedro Curutchet, op. Cit.

14 “Curutchet se identificó con los creadores de la modernidad, a quienes admiraba profundamente. De allí su interés en acercarse a la nueva arquitectura e intentar una experiencia en su propia casa, encargando el proyecto al arquitecto más trascendente de la época” (Merro,2011,47)

15 Pedro Curutchet, Ibídem.

16 “el Sr. Arquitecto procurará en lo posible que los tres dormitorios del piso alto tengan acceso al sol y a la belleza panorámica «…» imposible la ubicación del consultorio y la sala de espera en el piso bajo porque perjudicaría al living room «…» sacrificar el dormitorio eventual antes que perjudicar el asoleamiento y la vista panorámica. «…» el confort y la practicidad, la facilidad de limpieza y el vivir a gusto, sin preocupaciones sociales –escribía–, son los puntos de vista principales”. Pedro Curutchet, Dossier 28 de agosto de 1948 ©FLC

17 El 2 de septiembre de 1948, Leonor Curutchet y su madre se entrevistaron con Le Corbusier en el estudio de 35 Rue de Sévres y le entrega el dossier con la documentación del terreno y el programa de necesidades.

18 “He tomado conocimiento del dossier y he declarado que estaría dispuesto a responder a su solicitud en la forma siguiente: Haré un primer anteproyecto de acuerdo con su programa y se lo enviaré para que lo examine y le haga las modificaciones pertinentes. A continuación, realizaré el proyecto final y te lo enviaré. Por último, elaboraré los planes de ejecución.” Carta de Le Corbusier a Pedro Curutchet, 7 de septiembre de 1948, ©FLC

19 “Por último, habiendo establecido el Plan de Buenos Aires en 1938-39 que está actualmente siendo considerado por el gobierno, estoy interesado en la idea de realizar en su casa una pequeña construcción doméstica en la que me gustaría realizar una pequeña obra maestra de simplicidad, de conveniencia y de armonía, siempre dentro de los límites de una construcción extremadamente simple y sin lujos, perfectamente conforme por otra parte con mis hábitos.” Ibídem.

20 “Ferrari Hardoy comunicó a Le Corbusier la buena noticia, pero no era el Plan que habían hecho en París sino un nuevo estudio que respondería a la nueva realidad política y social que gobernaba al país desde hacía unos pocos años. Ignorando la diferencia, Le Corbusier celebró haber logrado el objetivo y fiel a su costumbre requirió un contrato de consultor en Argentina y, “entretanto,” el encargo de un edificio importante en Buenos Aires. Su pobre lectura de la situación le había generado exageradas e irrealistas expectativas de obtener encargos en Buenos Aires. Ferrari Hardoy contemplaba la participación de Le Corbusier como consultor de la EPBA, pero eso estaba sujeto a muchos factores que no controlaba y a pesar de su buena voluntad no logró obtener la contratación de Le Corbusier en Buenos Aires.” Alejandro Lapunzina, “Crónica de un desencuentro: Le Corbusier en las Américas” en Torres Cueco, Jorge (ed.) “Le Corbusier 50 años después”, ISBN: 978-84-9048-373-2 (Valencia: Editorial Universitat Politècnica de València, 2015), 1139

21 Carta de Le Corbusier a Pedro Curutchet, 29 de septiembre de 1948 ©FLC

Bibliografía:

Casoy, Daniel, “Le Corbusier en la Plata: entrevista con el Doctor Curutchet” “Arquitectura Bis” Nº43, Barcelona, 1983

Merro Johnston, Daniel, “El autor y el intérprete. Le Corbusier y Amancio Williams en la Casa Curutchet” Buenos Aires: 1:100 ediciones; 2011

Muzi, Carolina, “120 años de Pedro Curutchet, la historia desconocida del cirujano que operaba sentado” Infobae cultura, 6 de abril de 2021.

Lapunzina, Alejandro, “Le Corbusier’s Maison Curutchet” New York: Princeton Architectural Press; 1997, ISBN 1568980957, 9781568980959

Le Corbusier, Le Grand, Jean-Luis Cohen (ed.) London: Phaidon, 2008

Le Corbusier, «Oeuvre complete 1946-1952», vol. 5 W. Boesiger (ed) Basel: Birkhauser, 1995

Le Corbusier, “Plan Director para Buenos Aires”, La Arquitectura de Hoy Nº 4, abril 1947.

Liernur, Francisco, con Pablo Pschepiurca, “La red Austral. Obras y proyectos de Le Corbusier y sus discípulos en la Argentina” Bernal: Universidad Nacional de Quilmes, 2008

Torres Cueco, Jorge (ed.) “Le Corbusier 50 años después”, ISBN: 978-84-9048-373-2 (Valencia: Editorial Universitat Politècnica de València, 2015)

Imágenes:

Portada: Pedro Curutchet y su esposa con estudiantes de arquitectura, 1956 Autor desconocido / Pedro Curutchet: Carolina Muzi- Infobae

TECNNE | Arquitectura y contextos ©Marcelo Gardinetti. Todos los derechos reservados