Lebbeus Woods, Manifiesto

3

lebbeus-woods-tecnne

Arquitectura es guerra

La arquitectura y la guerra no son incompatibles.

Arquitectura es guerra.

Guerra es arquitectura.

Estoy en guerra con mi tiempo, con la historia,

Con toda autoridad que reside en formas fijas y asustadas.

Soy uno entre los millones que no encajan,

Que no tienen hogar, ni familia,

Ni doctrina, ni un lugar fijo al que pueda llamar mío,

Ni un inicio o un fin conocido,

Ni un ‘lugar sagrado y primordial’.

Yo declaro la guerra a todos los íconos y finalidades,

A todas las historias que me encadenarían a mi propia falsedad,

Mis propios despreciables temores.

Sólo conozco momentos, y vidas enteras que son como momentos,

Y formas que aparecen con infinita fuerza y luego ‘se desvanecen en el aire’.

Soy un arquitecto, un constructor de mundos,

Un sensualista que rinde culto a la carne, a la melodía, a la silueta contra el cielo que oscurece.

No puedo saber tu nombre. Tampoco puedes saber el mío.

Mañana empezaremos juntos la construcción de una ciudad.

©Lebbeus Woods, 1993

TECNNE | Arquitectura y contextos

Fuente: Jencks, Charles; Kropf, Karl (2006) Theories and Manifestoes of Contemporary Architecture. London: Wiley Academy. p 304.

Nota:

“Este manifiesto fue leído en voz alta en los escalones del quemado Museo Olímpico de Sarajevo el 26 de noviembre de 1993, a la vista de los francotiradores y artilleros serbios. Felizmente, no hubo fuego sobre el público reunido, que, entre muchos otros estaba incluido. Al llegar a la última línea, uno de los dos actores-lectores asignados objetaron “¿Por qué esperar hasta mañana?” Típico de Sarajevo humor, sinceridad, y bravuconería frente a enormes obstáculos.” Lebbeus Woods – lebbeuswoods.wordpress.com

Seguinos

3 thoughts on “Lebbeus Woods, Manifiesto

Deja un comentario

Next Post

Evolución y tradición

Vie Dic 16 , 2016
El plan maestro de Porta Volta tiene un importante potencial estratégico-debido a su significativa dimensión urbana- para crear un impacto positivo en sus alrededores. Como parte de la redefinición de la zona de Porta Volta, la Fundación Giangiacomo Feltrinelli tiene la intención de trasladar su sede al centro norte de Milán, considerado un entorno ideal para sus múltiples actividades. Junto con el edificio de la Fundación, el proyecto incluye el desarrollo de dos nuevos edificios, dedicados principalmente a oficinas, y una generosa zona verde como extension de las avenidas existentes.

Artículos Relacionados