Le Corbusier en Casa Curutchet

Por Marcelo Gardinetti

Abril de 2012

LE CORBUSIER EN LA CASA CURUTCHET, TECNNE

Correspondencia entre Le Corbusier, Pedro Curutchet y Amancio Williams durante el proceso de construcción de la casa Curutchet

En 1948, el Dr. Curutchet remite carta a Le Corbusier solicitándole la elaboración del proyecto para su vivienda-consultorio en el terreno adquirido en Avenida 53 nº 320.

El 7 de Septiembre de ese año, Le Corbusier responde la correspondencia aceptando el encargo. Conocía la ciudad por una visita que realizo en su viaje a América del Sur de 1929 y le parecía oportuno tener una obra en el país mientras esperaba respuesta del gobierno al plan urbano de Buenos Aires que junto al grupo Austral había elaborado años antes.

  “habiendo establecido el Plan de Buenos Aires en 1938-1939 que esta actualmente siendo considerado por el gobierno, estoy interesado en la idea de realizar en su casa una pequeña construcción domestica en la que me gustaría realizar una pequeña obra maestra de simplicidad, de conveniencia y de armonía, siempre dentro de los límites de una construcción extremadamente simple y sin lujos, perfectamente conforme por otra parte con mis hábitos” ..(Correspondencia de Le Corbusier al  Dr. Pedro Curutchet, 1948)

 El Dr. Curutchet le envía al estudio de 35 Rue de Sèvres en París planos catastrales, fotos del entorno y el programa de necesidades, evacuando algunas de las consultas realizadas:

 “de que manera están construidas las casas vecinas a la suya, a la derecha, a la izquierda? ¿Llegan hasta el borde de la vereda? ¿Estoy obligado a construir hasta el límite de la línea municipal o puedo retirarme de ese límite? puedo sacar partido de la línea municipal si se me impone; ¿se tiene derecho a construir balcones en saliente sobre la fachada como parece indicado en una de las fotografías que usted me ha enviado?; sería muy útil que usted dibujara en un croquis la ocupación del terreno por vuestros vecinos ..(Correspondencia de Le Corbusier al  Dr. Pedro Curutchet, 1949)

 Le Corbusier designa a Bernhard Hoesli como colaborador responsable para el proyecto, con quien colabora el Arq. Roger Aujame.  Desde un primer momento el proyecto adoptó la idea de dos bloques que se mantuvo en todos los esquemas realizados, uno al frente y otro atrás, articulados por el núcleo de circulación vertical y el patio, dentro de un módulo estructural cuadrado independiente de las medianeras. El bloque trasero se desarrollaba en cuatro niveles, pero posteriormente se resolvió el proyecto en tres plantas, incorporando la rampa para unir los dos bloques: el mas pequeño y mas bajo que seria ocupado por el consultorio sobre el frente, y el de la vivienda por detrás y por encima de éste, expandiendo sobre la cubierta del primero, en una gran terraza con vista al bosque; el corte de la vivienda adopta similares características a los de las casas Citröhan.

 Según consta en la correspondencia entre Le Corbusier y Curutchet, los planos y la maqueta de la casa fueron terminados el día 26 de abril de 1949.

 Le Corbusier solicita al Dr. Curutchet que la construcción de la casa sea controlada por alguno de sus amigos en Buenos Aires, aportándole los nombres de Amancio Williams y de los arquitectos del Grupo Austral (Ferrari Hardoy, Bonet y Kurchan) optando Curutchet por encomendarle a Williams la dirección técnica.

 Antes de iniciar la obra, Amancio Williams envía al estudio de 35 rue de Sèvres algunas sugerencias sobre el proyecto, la más importante es la modificación del primer tramo de la escalera. Estas modificaciones fueron  aceptadas por Le Corbusier y modificadas en los planos originales, tal como resulta de la correspondencia entre ambos:

 A.W. – “Querido Le Corbusier: yo encuentro que esta parte no está a la misma altura que el resto del proyecto y sería muy malo dejarla pasar, pues me parece que se obtuvo esta solución para no complicarse. Evidentemente el primer tramo de escalones ‘a la petit hotel’ esta adosado a la escalera y no concuerda con la libertad espacial que exhiben las plantas…”

“.. le envío algunos planos con otra posibilidad, con la menor transformación. Los dibujos no están en la escala modulor. La conexión con la rampa no es feliz, pero se podría estudiar más. Estoy seguro que encontrará usted la solución. Si me envía la respuesta en 20 días, la construcción no se retrasará, pero si considera que todas estas consideraciones son idioteces, lo tomaré como un tirón de orejas” (correspondencia de Amancio Williams a Le Corbusier el 14/09/49)

.

L.C “Mon Chere Williams; su crítica relativa a la entrada de la casa Curutchet está perfectamente justificada y su solución es excelente. Le propongo una mejora a su propuesta en tres croquis, planta, sección y perspectiva. Usted puede perfeccionar la solución si es posible” (correspondencia de Le Corbusier a Amancio Williams el 22/09/49)

 Al finalizar la obra, Le Corbusier envió indicaciones sobre los colores a utilizar: el color del piso debía ser marrón y los muros debían ser blancos, a excepción de algunos muros interiores en los dormitorios de color azul claro rojo en algunos paños de pequeñas dimensiones.

Años después, ya instalado en la casa, Curutchet escribió a Le Corbusier: ” La obra es visitada por estudiantes y profesionales…. El público en general va comprendiendo cada vez más esta obra que a muchos les pareció tan extraña al principio. Esta es “la casa de Le Corbusier”; me honra ser el propietario. Así lo digo y quiero que se repita. Ud. Puede hacer cualquier indicación que será cumplida y agradecida. Es y seguirá siendo su casa” (Correspondencia del Dr. Pedro Curutchet a Le Corbusier, 1957) 

Escrito en: Casa Curutchet
Autor: Marcelo Gardinetti
Tags: , , , ,

Los artículos de TECNNE se encuentran bajo la licencia Creative Comons | The articles of TECNNE are found under license Creative Comons