Láminas componentes

Museo de Arte de Rio, Bernardes Jacobsen Arquitetura

Por Marcelo Gardinetti

Fotografía: Leonardo Finotti

mayo de 2018

Tres edificios en desuso que fueron reciclados forman parte de un nuevo complejo cultural destinado al Museo de Arte de Rio, la escuela “A Escola do Olhar” y una serie de espacios para la cultura y el ocio.

MUSEO DE ARTE DE RIO

Jacobsen pone en práctica una intervención global sobre tres edificios existentes pero con diferentes niveles de preservación. El “Palacete Dom João”, el edificio de la policía y la antigua estación central de autobuses de Río, fueron acondicionados y vinculados por una cubierta flotante para para dar lugar a un nuevo desarrollo urbano en el centro histórico de Río de Janeiro.

El plano suspendido es el elemento que caracteriza el proyecto. Una lámina extremadamente ligera que simula las ondas de la superficie del agua que caracteriza la ciudad. Delgadas columnas actúan como soportes del plano, en su mayoría apoyadas sobre las cubiertas existentes. Las ondas del agua, repetidas en el paseo Burle Marx, ya son la particular característica de lugar donde con mayor intensidad viveriodejaneiro.

 

El acceso se establece en el espacio libre entre los edificios, que al avanzar permite llegar al patio cubierto. Este recorrido concede en una secuencia directa el vínculo entre el espacio abierto y el  interior. La cubierta, constituida como el gran articulador del conjunto, es además el cobertor del área de esculturas.

El diseño se estructura mediante el ordenamiento de un sistema de flujo circulatorio que permite al museo y la escuela trabajar de manera integrada. Una plaza suspendida en la azotea del reciclado edificio de la policía articulará todos los accesos, donde se instalan espacios de recreación, el bar y un área para eventos culturales y de ocio. La conexión entre los dos edificios se instituye por una pasarela suspendida que permitirá establecer el recorrido por las distintas instalaciones. De esta forma, se propone un sentido descendente para el recorrido del visitante.

Para alojar el salón de exposiciones se reservó el edificio del palacio, dotado de plantas libres y gran altura de cubierta. El ex edificio de la policía fue reciclado por completo. La mampostería de cierre de las fachadas fue reemplazada por vidrio translúcido, que permite hacer visible la estructura de pilotis que lo atraviesa para sostener la cubierta. Estas instalaciones fueron destinadas a la escuela de arte, el auditorio principal, un área multimedia de exposiciones y las áreas de administración.

 

“Hemos tenido como desafío unir tres construcciones existentes de características arquitectónicas distintas con el objetivo de albergar el Museo de Arte de Río, la Escuela de la Mirada, además de espacios para cultura y ocio. El Palacete Dom João, el edificio de la Policía y la antigua carretera de Río, conectados, deberán formar parte de la gran intervención en la región central y antigua de la ciudad. Para cada construcción analizamos diferentes niveles de tumbado y preservación. El primer paso fue establecer un sistema de flujo de modo que el Museo y la Escuela funcionen de forma integrada y eficiente. Así, proponemos la creación de una plaza suspendida en la cubierta del edificio de la Policía, que reunirá todos los accesos, así como abrigará Bar y un área para eventos culturales y de ocio. De esta forma, la visita se hará de arriba abajo.” Bernardes Jacobsen Arquitetura

©TECNNE       

Fotografías: ©Leonardo Finotti

 

Escrito en: Arquitectura
Autor: Marcelo Gardinetti
Fotografía: Leonardo Finotti
Cite: “Láminas componentes, Tecnne”
Enlace corto: http://tecnne.com/?p=8123
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los artículos de TECNNE se encuentran bajo la licencia Creative Comons | The articles of TECNNE are found under license Creative Comons