CONTEXTOSExtractos

Aldo Rossi, Palazzo della Regione Trieste

Aldo Rossi, Palazzo della Regione Trieste, tecnne

Progetto di concorso per gli Uffici della Regione, Aldo Rossi con Gianni Braghieri y Max Bosshard

El proyecto: Significado

El edificio de la Región es un edificio público por excelencia. La actividad que en él se desarrolla implica a todos los ciudadanos de la Región. En términos arquitectónicos esto implica la posibilidad concreta de utilizar espacios colectivos, de recorrer el edificio como una parte de la ciudad en la que está situado. Los habitantes de la Región que vienen a Trieste a hablar con los consejeros tienen un espacio propio en el edificio. La función de un edificio público debe ser como la de la Catedral en la ciudad antigua; y particularmente en su sentido de plaza cubierta o foro. La vida ciudadana se desarrolla en la intersección de diversas actividades caracterizadas por su superposición, por su repetición y SU interferencia. Estas actividades se concretan en su mutación. Hegel ha hablado del espacio interno de la Catedral Gótica como del lugar “donde lo momentáneo se hace visible solo en su fluir”.

Así ocurre en los grandes edificios con sus patios, sus pasillos y sus galerías abiertas. Cuando recorremos estos monumentos sentimos los espacios urbanos: en el palacio Ducal de Mantua, en la Universidad de Pavia, en muchos complejos urbanos de las ciudades europeas. La dimensión central de la plaza y el recorrido rectilíneo de la calle se cruzan en este proyecto constituyendo una ciudad experimental. La dimensión de las plazas cubiertas es exaltada por los recorridos superiores que la atraviesan; auténticas calles sobre-elevadas, los corredores se asoman al espacio vacío. Clima, espacio y tiempo son exaltados por la luz filtrada de las vidrieras y por la particular difusión de la luz cenital.

La vida del edificio deviene así múltiple; la función se torna esencial, multiplica el significado. Una arquitectura debe ser recorrida con el mismo interés que la ciudad; quien habita en ella, quien trabaja en su interior, tiene la posibilidad de encuentros imprevistos. Aquí la primera emoción es ofrecida por la mutación de la luz celeste, por la proyección del cielo, por la alternación de la luminosidad del espacio central. Entre los diversos ejemplos ofrecidos por la arquitectura antigua y moderna en las soluciones de estos espacios centrales destacamos la de la Bolsa de Berlage en Amsterdam y la de la Universidad de Moser en Zürich. Ambos edificios presentan la confrontación directa de diferentes espacios; las galerías recorridas por las personas rodean el espacio central. En la Universidad de Zürich el gran espacio ocupado por mesas, es el lugar de reunión de los estudiantes; se discute, se bebe el café, se lee el periódico. Los otros estudiantes que esperan las clases se sientan sobre las barandas de las galerias, caminan, se encuentran como en una calle.

La universidad está abierta a todos los ciudadanos y todo el mundo puede entrar, pararse o discutir en el amplio patio vidriado. En nuestro proyecto los tres grandes patios son las tres salas requeridas para las reuniones, y al mismo tiempo son estas salas de encuentro de la población; en ellas se pueden llevar a cabo proyecciones, exposiciones regionales, conferencias, etc. El edificio de la Región puede ser un espacio para la escuela, los consejeros pueden encontrarse con los escolares, con los estudiantes, con las clases ciudadanas. Las salas pueden ser subdivididas por paredes móviles y amuebladas con sillas plegables y apilables.

En las salas pueden situarse plantas que se encuentran como en un invernadero. Los patios vidriados, en la parte superior, están en contacto directo con los invernaderos. Los invernaderos están constituidos por una estructura de hierro, un puente lanzado sobre ia fachada de la perspectiva principal. La estructura metálica sustenta grandes paredes vidriadas resguardadas por una red metálica. Los invernaderos, que muestran las plantas en transparencia, constituyen el motivo dominante de la fachada: Al corte geométrico de las ventanas y de los techos vidriados se contrapone netamente el elemento natural, la extraña e intrincada forma de las hojas y de las ramas. Las oficinas constituidas por las calles corredor, que se amplían o se fraccionan para permitir la realización de los diferentes locales requeridos, son una estructura libre. Constituidos por paredes móviles pueden ser adaptados continuamente a las exigencias de la función del edificio. La relación del edificio con la ciudad se puede relacionar con la misma estructura urbana v topográfica de la malla teresiana. El edificio. en su confrontación con la ciudad repite el orden de calles y plazas, público y privado, edilicia y elemento privado, que caracterizan a Trieste.

Pero Trieste “citta di bellezza molta” no puede ser reducida solo a un esquema o a un momento aunque este sea altísimo. La misma luz y el viento que transfiguran a los niños que juegan a la pelota y que mezcla suburbio y monumento en los momentos de la ciudad detenidos por Umberto Saba, son el fondo de cualquier arquitectura en Trieste. El Trieste de Saba, la ciudad paralela e inextricable de una historia de amor. es más fuerte que cualquier arquitectura; asi este proyecto se coloca sobre una pieza de Trieste, sobre el zócalo de piedra brechada que sigue el largo mar, como sobre una concha quebrada. Buscando una relación fisica con la ciudad. directa y elemental, se encuentra un sentido en la proyección del cielo sobre las grandes vidrieras. El cielo móvil, el viento, la lluvia se baten i se respetan intentando capturar por un solo momento, como las naves en el puerto, la caliente vida de la ciudad.

Aldo Rossi, Palazzo della Regione Trieste, tecnne

Análisis del proyecto

Características distributivas:

La distribución del interior del edificio está centrada en los tres grandes patios vidriados centrales. Estos están constituidos por un espacio central cuadrado de 14 x 14 m. circundado por una faja de 1,50 m. que corre por los cuatro lados del cuadrado. Esta faja es la proyección de los corredores o galerías superiores. Los tres espacios centrales son libres en toda la altura del edificio: planta baja y dos pisos superiores. Sobre los patios se asoman las galerías que unen los dos frentes del edificio y sirven a los cuerpos centrales. Los cuerpos centrales de unión contienen las escaleras y los servicios, situados en posición baricéntrica respecto al interior del edificio.

En planta baja, los cuerpos centrales están abiertos para permitir la unidad entre las grandes salas centrales. Los tres espacios centrales están cubiertos por un techo de vidrio correspondiente al cuadro central de 14 x 14 m. En la fachada principal, hacia el mar, a la altura de la cubierta se encuentran los espacios para los invernaderos; estos están constituidos por elementos en voladizo sobre la fachada y ligados a los recorridos superiores. Todas las oficinas se encuentran a lo largo de los dos cuerpos, anterior y posterior, según una sucesión regular. Los espacios de las oficinas están servidos por un corredor lateral situado en el interior del edificio; la subdivisión está calculada según lo requerido por las ordenanzas.

Evidentemente la división no es rígida en cuanto, situada en un cuerpo simple, está formada por una serie de paneles ligeros que pueden ser situados según las diversas exigencias de la funcionalidad del edificio. En el espacio contenido en el zócalo se encuentran el archivo, los garajes y la imprenta; este piso está iluminado por ventanas abiertas en el muro existente que constituye el zócalo de la construcción y por lucernarios. Los coches entran por el frente posterior del edificio; mientras que la entrada representativa se encuentra en el lado corto de via Ariosto.

Aldo Rossi, Palazzo della Regione Trieste, tecnne

Características del edificio

La estructura del edificio es de hormigón armado. Los patios internos tienen una estructura de hierro apoyada en los muros perimetrales, de hormigón armado. Estra estructura de hierro soporta la cubierta vidriada; de tal forma, toda la estructura de la parte interna del espacio central constituye una unidad constructiva y formal inserta en la estructura general. Los invernaderos situados en voladizo sobre la fachada principal hacia el viale Miramare, también son de hierro; estructuralmente son puentes apoyados en la estructura de hormigón armado de los cuerpos centrales.

Los invernaderos están constituidos por vigas portantes en las que se apoyan transversalmente, a lo largo de las paredes, y en la parte superior, las losas de cristal. Entre las vigas y la losa de vidrio se situa una red metálica de protección y con función de defensa de la luz solar directa. El basamento de piedra es restaurado y conservado como zócalo del edificio; en él se abren ventanas regulares para la iluminación de la imprenta y del archivo. Todo el edificio está estucado y pintado de color blanco; las partes de hierro del puente de los invernaderos y de la cuberta están pintadas de verde oscuro. El pavimento de las tres salas principales es de piedra gris mientras que el de las oficinas y corredores es de materia plástica.

Aldo Rossi, Palazzo della Regione en Trieste

El edificio y la ciudad

Desde el punto de vista arquitectónico el proyecto se pone en relación con Trieste buscando un ligamen con la tradición de la arquitectura urbana triestina. A este respecto se pueden hacer dos órdenes de consideraciones diversos:

a Por un lado existen una relación interna con la forma de la ciudad y particularmente con la ciudad teresiana y giuseppina. La forma del edificio repite la malla regular de la ciudad teresiana y al mismo tiempo los largos frentes y el ritmo de los grandes edificios públicos del racionalismo del setecientos. También los espacios centrales se colocan en la tradición de los edificios neoclásicos de Trieste, como la Bolsa, y todo el proyecto se propone como una ciudad en su organización tipológica y en su forma.

b Por otro lado existe una relación directa, física, con la ciudad en la conservación del zócalo de piedra del edificio preexistente, considerado como una parte del nuevo edificio. La conservación de este elemento es considerada necesaria para no alterar la continuidad formal de esta Darte de Trieste. La estructura del muro, con las plantas situadas en su frente, constituye el diseño unitario de la calle y de la ciudad llegando a Trieste desde la calle de Duino. La destrucción de este muro significaría en cualquier caso la negación de esta continuidad. En fin, existe una relación precisa entre el peso del zócalo de piedra existente y la cubierta del edificio con las grandes superficies vidriadas, que intentan proyectar en el espacio interno el cielo de la ciudad y la particular luminosidad de Trieste.

Aldo Rossi

Aldo Rossi,Palazzo della Regione Trieste” 2C. Construcción de la ciudad. Número 2 (1975), 26-33

Imágenes: ©Aldo Rossi

TECNNE | Arquitectura y contextos