Colaboraciones

Escuela infantil Santa Isabel


Escuela infantil Santa Isabel, Santiago Carroquino

Enmarcada en las actuaciones del Plan de Barrios del Ayuntamiento de Zaragoza, la Escuela Infantil Sta. Isabel integra junto con las de Oliver La Paz y Actur, también redactadas por Carroquino|Finner arquitectos, el núcleo de nuevos equipamientos docentes municipales.

Sito en la calle de la Iglesia del Zaragozano Barrio de Santa Isabel, el edificio se concibe en planta y sección como dos cajas de hormigón, vidrio y madera en cuyo interior se albergan por un lado el programa educativo (aulas, dormitorios y sala múltiple) y por otro los servicios (sala profesores, comedor, cocina e instalaciones).

El acceso principal del edificio se produce por la fachada oeste (c/de la Iglesia) mediante deslizamiento y unión de los volúmenes, educativo y servicios. Los accesos de peatones y vehículos al centro infantil se encuentran diferenciados, siendo también independientes las circulaciones de niños y educadores, respecto a las de mantenimiento e instalaciones.

Las cajas se cierran a norte protegiéndose de las inclemencias meteorológicas y la calle. Por el contrario, hacia el sur se abren mediante un paño de U-GLAS, colocado en doble peine, con carpintería de madera y acero buscando el soleamiento y la visión del patio de juego.

El perímetro duro ha sido diseñado como elemento de inercia térmica realizando un muro de hormigón de doble hoja 15+5+15 con aislamiento térmico interior. La lámina exterior se realiza mediante encofrado de tablas de madera de diferente escuadría resaltando así mediante la textura el tratamiento vertical del cerramiento como alternativa a la fachada sur. Del juego anterior participan las carpinterías de madera y acero integrándose en el U-Glass.

Como límite de parcela el ritmo de planos verticales se transmite a la celosía de chapa de acero perforada, integrando la valla perimetral en la idea.

El encofrado de la envolvente de hormigón, se realiza mediante tablas de madera de distinto formato acentuando un despiece vertical en el cerramiento. Todo ello procura que la textura de la envolvente de hormigón no pierda la calidez de la madera usada en el encofrado iniciando un juego con el U-GLAS.

El equipamiento se propone la versatilidad y plurifuncionalidad de las aulas, separandose mediante sistemas de tabiquería móvil que permiten la unión de los pares de edad en una, posibilitándose un programa educativo diferente. A ésta disposición se han adaptado los cambiadores, aseos y dormitorios que funcionan bien para las aulas estándar y para la fusión de éstas en una.

Cada módulo se separa del contiguo por un patio exterior de suelo blando que añadiendo una visión longitudinal y aislando acústicamente, oferta nuevas posibilidades e iluminación.

Todo el proyecto se modula en factores de 30 cm, carpinterías, fachada, acabados, alturas, incluso mobiliario, lo cual conlleva un aprovechamiento óptimo generando un menor coste y un factor de control en obra. La cota 120 aplicada a las alturas define en toda estancia un “nivel” permanente fijando la posición “no al alcance de los niños”. La consideración del material hasta 1,20 m como rodapié, refleja con claridad los criterios de limpieza y fácil mantenimiento.

Exteriormente la linealidad del entablonado potencia los juegos compositivos a veces contraponiéndose, como en el entarimado de las puertas, otras trasponiendo el ritmo de la fachada al pavimento, del U-Glass a la tarima de exteriores, y otras dotando de vida al hormigón imprimiéndole una textura de vaciados que deletrea su método constructivo.

El proyecto y la posterior materialización en obra fueron afrontados siendo profundamente conscientes de la especial sensibilidad con que deben concebirse entornos cuyos principales usuarios serán niños y niñas de temprana edad. El resultado son espacios austeros, muy luminosos y fluidos, acogedores y protectores.

La imagen, en cierto modo dura, desde el exterior contrasta con la materialización de la luz en el interior en la cual las sutiles variaciones lumínicas de las aulas, los juegos de visiones longitudinales y la rítmica de patios reorientan el conjunto al protegido patio de juegos.

La escuela se ha concebido desde un enfoque paternal en el cual el resguardo frente a la hostilidad ajena se traspone en ternura lumínica en el interior enfocado al lúdico patio tutelado. En resumen, dos cajas de juegos y posibilidades.

©Santiago Carroquino Larraz

 

Datos

Ubicación: Calle de la Iglesia s/n 50071 Zaragoza (España)

Autoría:

Autor proyecto:            Santiago Carroquino Larraz

Dirección de Obra:      Santiago Carroquino, Hans Finner

Agentes:

Aparejadores:                Juan José Vera, Lara Gimenez Albero, Jeronimo Moya

Instalaciones:                                TRAGSA, Ingeniería Pilar Peco

Promotor:                        Ayuntamiento de Zaragoza,

Suelo y Vivienda de Aragón

Contrata:                          UTE EASA-Ebrosa

Constructora principal: Agraconsa

 DOSIER EN ESPAÑOL

DOSIER IN ENGLISH

Fotografías: ©Lluis Casals

TECNNE  |  Arquitectura + contextos


.

Comments (1)

  1. Aw, this was a really good post. Taking the time and actual effort to produce a really good article… but what can I say… I procrastinate a lot and never manage to get nearly anything done.

Comment here