La agudeza crítica de Carl Einstein

Carl Einstein fue durante toda su vida un hombre de rebeldía, señala Uwe Fleckner en la introducción al libro que recopila algunos de sus escritos sobre las vanguardias artísticas. Rebeldía que manifiesta en sus escritos, insurrectos y apasionados, compilados en esta edición que condensa artículos originales publicados en diferentes revistas alemanas y francesas.

Historiador y crítico de arte, los textos de Einstein son rigurosos y narran con agudeza crítica los problemas estéticos del arte. Su visión apasionada no deja de ser un diagnóstico objetivo sobre cada movimiento surgido a principios de siglo XX como de sus actores fundamentales.

Los textos de Einstein revelan pensamientos concluyentes y una posición firme respecto a los vastamente difundidas análisis sobre las teorías de vanguardia. Entendió el cubismo desde un punto de vista filosófico y fue un precursor sobre el estudio formal del arte negro. Se vinculó con el dadaísmo y fundamentalmente con las posibilidades artísticas del surrealismo. Su libro El arte del siglo XX de 1926 ubicó a Einstein como un protagonista fundamental para entender los movimientos artísticos de entreguerras.

“las teorías no regulan las sensaciones, sino que más bien son la expresión de estas. Cuando aquéllas hacen referencia al arte, lo representan siempre de manera indirecta y, por lo tanto, lo falsean.” Carl Einstein, 1912

©Marcelo Gardinetti, 2017

El arte como revuelta, Escritos sobre las Vanguardias – Carl Einstein, Uwe Fleckner (ed.)

“Carl Einstein, crítico e historiador de arte alemán, fue el primero en escribir, con extraordinaria lucidez, sobre las claves formales del arte negro y sobre el alcance revolucionario del cubismo. Los escritos que recoge este volumen, inéditos en España, constituyen un documento clave de primera mano para ahondar en esa época que el arte también era una revolución.”  Ediciones asimétricas

Seguinos

Deja un comentario

Next Post

Intervenciones conjugadas

sáb Sep 9 , 2017
La nueva arquitectura colabora enfáticamente en la definición de la imagen institucional de la Universidad Católica de Santa Fé. La obra logra conjugar la contundencia del volumen preexistente (el cual estaba abierto en uno de sus lados) con una “pequeña” pieza que lo cierra, para dar lugar al ingreso principal en franca relación con el contexto barrial y a la vez resolver los nuevos espacios funcionales que se agregan.