BIBLIOTECAMonografías

Le Corbusier en Argentina, proyectos no realizados


Villa Ocampo

Casa Julian Martinez

Otros Proyectos en Argentina

Buenos Aires, ciudad de los negocios

Le Corbusier fue contratado por la “Asociación Amigos del Arte” para brindar una serie de conferencias en Buenos Aires. La invitación formal la recibe de manos de Alfredo González Garaño en Paris a mediados de 1928. Garaño conocía la obra de Le Corbusier y probablemente ejerció su influencia ante la “Sociedad de Conferencias”. Le Corbusier recibió además un telegrama de Elena Sansinena que ratificaba la contratación.

Antes de su viaje a la Argentina, Adela Atucha se ofreció a interceder ante Le Corbusier, en nombre de victoria Ocampo, para encomendarle el proyecto de su vivienda. Le Corbusier trabajó en el proyecto siguiendo el programa que elaboró Ocampo, y le envió un dossier con las cuatro plantas y tres croquis, dos de ellos de los interiores de la casa y el otro visto desde el jardín.

Le Corbusier arribó al puerto de Buenos Aires a bordo de Massilia, el 28 de septiembre de 1929. Entre el 3 y el 19 de octubre brindó 10 conferencias: cinco en la Asociación Amigos del Arte, cuatro en la Facultad de Ciencias exactas y una en la asociación Amigos de la ciudad, todas ellas plasmadas en los textos de su libro Precisiones. Sin embargo, permaneció otros 25 días para ocuparse del objetivo primordial de su viaje: concretar obras en el nuevo continente.

La anfitriona de esta visita fue Victoria Ocampo quien, junto a un círculo de amigos que formaban parte de la aristocracia conservadora de Buenos Aires, acompañaron a Le Corbusier durante su estadía.

Victoria Ocampo y sus amigos alentaron a un Le Corbusier ávido por realizar obras en Sudamérica. El 8 de octubre, Ocampo junto a Le Corbusier recorrieron varios terrenos en Buenos Aires y sus alrededores: un lote urbano en el corazón de la ciudad y otro en las barrancas de Tigre, ambos en venta, y un lote cercano al golf de San Isidro, propiedad de la madre de Victoria Ocampo. Junto a Antonio Vilar viajó a Mar del Plata con el mismo objetivo.

Le Corbusier formuló una propuesta arquitectónica para cada parcela que visitó, documentada en sus cartas de viaje, en las correspondencias con las personas involucradas y en las páginas del libro Precisiones. Le Corbusier dejó Buenos Aires en noviembre de 1929 llevando consigo dos encargos: la casa para Matías Errázuris, en una localidad costera de Chile y la casa de Julían Martinez en Buenos Aires, proyectos que fueron oportunamente realizados, pero nunca se construyeron

TECNNE | Arquitectura y contextos ©Marcelo Gardinetti. Todos los derechos reservados