BIBLIOTECASustentabilidad

Ciudades sostenibles, porque son importantes

UNESCO: Objetivos de Desarrollo Sostenible

Durante la 70a Asamblea General de la ONU, se adoptaron Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Estos Objetivos constituyen una agenda ambiciosa y universal para el desarrollo sostenible, “de las personas, por las personas y para las personas“, elaborada con la participación activa de la UNESCO.

Según informa UNESCO, la rápida urbanización está ejerciendo presión sobre los suministros de agua dulce, las aguas residuales, el entorno de vida y la salud pública. En tal sentido, informa que las ciudades del mundo ocupan solo el 3% de la tierra, pero representan entre el 60% y el 80% del consumo de energía y el 75% de las emisiones de carbono. La ficha 11 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la UNESCO trata sobre ciudades y comunidades sostenibles. En este aspecto, el documento señala que la población urbana en todo el mundo asciende a 3500 millones de personas, la mitad de la humanidad. Según las previsiones, esa cifra aumentará a 5.000 millones en los próximos 10 años. El 95% de este crecimiento se dará en países en desarrollo. 883 millones de personas viven en barrios marginales. La mayoría de esa población se encuentra en Asia oriental y sudoriental. Desde 2016, el 90% de los habitantes de las ciudades respiraba aire que no cumplía las normas de seguridad establecidas por la Organización Mundial de la Salud, lo que provocó un total de 4,2 millones de muertes debido a la contaminación atmosférica. Más de la mitad de la población urbana mundial estuvo expuesta a niveles de contaminación del aire al menos 2,5 veces más altos que el estándar de seguridad. Se propone que a partir de ahora y como primera meta el año 2030, aumentar la urbanización inclusiva y sostenible y la capacidad para la planificación y la gestión participativas, integradas y sostenibles de los asentamientos humanos en todos los países.

Desarrollo Sostenible

¿Cuál es el objetivo en este caso?

Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

 ¿Por qué?

La mitad de la humanidad, esto es, unos 3.500 millones de personas, viven actualmente en ciudades, y esta cifra seguirá en aumento. Dado que para la mayoría de personas el futuro será urbano, las soluciones a algunos de los principales problemas a que se enfrentan los seres humanos —la pobreza, el cambio climático, la asistencia sanitaria y la educación—  deben encontrarse en la vida de la ciudad.

¿Cuáles son los retos más urgentes a que se enfrentan actualmente las ciudades?

La desigualdad es motivo de gran preocupación. Hay 828 millones de personas que viven en barrios marginales y esta cifra sigue aumentando. Los niveles de con- sumo de energía y de contaminación en las zonas urbanas son también preocupantes. Aunque las ciudades ocupan solo el 3% de la superficie terrestre, representan entre un 60% y un 80% del consumo de energía y el 75% de las emisiones de carbono. Muchas ciudades son también más vulnerables al cambio climático y a los desastres naturales debido a su elevada concentración de personas y su ubicación, por lo que reforzar la resiliencia urbana es crucial para evitar pérdidas humanas, sociales y económicas.

Vivo en una ciudad, pero no me afectan estos problemas. ¿Por qué debería importarme?

Estos problemas afectan, en última instancia, a todos los ciudadanos. La desigualdad puede provocar disturbios e inseguridad, la contaminación deteriora la salud de todos y afecta a la productividad de los trabajadores y por tanto a la economía, y los desastres naturales pueden alterar el estilo de vida general.

¿Qué sucede si dejamos que las ciudades crezcan orgánicamente?

El costo de una deficiente planificación urbanística puede apreciarse en los enormes barrios marginales, el intricado tráfico, las emisiones de gases de efecto invernadero y los extensos suburbios de todo el mundo. Los barrios marginales son un lastre para el PIB y reducen la esperanza de vida.

Al optar por actuar de manera sostenible decidimos construir ciudades donde todos los ciudadanos disfruten de una digna calidad de vida y formar parte de la dinámica productiva de la ciudad generando prosperidad compartida y estabilidad social sin perjudicar el medio ambiente.

¿Es costoso poner en marcha las prácticas sostenibles?

El costo es mínimo en comparación con los beneficios. Por ejemplo, la creación de una red de transporte público funcional es costosa, pero los beneficios son enormes en términos de actividad económica, calidad de la vida, medio ambiente y éxito general de una ciudad intercomunicada.

¿Qué puedo hacer para ayudar a lograr este objetivo?

  • Participar activamente en la gobernanza y la gestión de tu ciudad.
  • Tomar nota de lo que funciona y de lo que no funciona en tu comunidad.
  • Abogar por el tipo de ciudad que, a tu juicio, necesitas.
  • Desarrollar una visión de futuro para tu edificio, calle y vecindario y actuar conforme a la misma. ¿Hay suficientes puestos de trabajo? ¿Tienes fácil acceso a asistencia sanitaria? ¿Pueden tus hijos ir andando a la escuela de forma segura? ¿Puedes ir a dar un paseo por la noche con tu familia? ¿A qué distancia está el transporte público más cercano?

¿Cómo es la calidad del aire? ¿Cómo son los espacios públicos?

Cuanto mejores sean las condiciones que crees en tu comunidad, mayor será el efecto sobre la calidad de vida.

Para obtener más información sobre el Objetivo 11 y los demás Objetivos de Desarrollo Sostenible, consúltese la web: http://www.un.org/ sustainabledevelopment/es/

Imagen de portada:  iStock by Getty Images

TECNNE | Arquitectura y contextos


 

Seguinos