ARQUITECTURAReseñas

Venturella, transición de paradigmas

Paolo Venturella, Twilt tower, tecnne

Torre Twilt, Paolo Venturella

Fundado en un criterio sostenible de alta eficiencia, la torre Twilt integra los paneles que proveen la energía necesaria para su funcionamiento a su naturaleza formal. De este modo, diseño y recursos renovables construyen una solución amalgamada que resuelve en una misma operación las necesidades funcionales y la provisión de energía renovable.

Ubicado en las afueras de Roma, en la región destinada a la malograda Exposición Universal de 1942, el edificio define su perfil en acuerdo a las mejores opciones de orientación de los paneles fotovoltaicos. Esa combinación requiere que los lados del edificio se inclinen y giren para favorecer la mayor radiación solar posible durante todo el día.

La formulación de bloques apilados y perturbados por diferentes rotaciones expresa un carácter nacido de un concepto altamente sustentable. Diferenciándose de las torres tradicionales, que incorporan generadores a un edificio previamente conformado, la torre Twilt lo propone como premisa primaria de un diseño establecido por su propia decisión.

Memoria descriptiva

Según nuestro punto de vista, el edificio “Eurosky” de Franco Purini, ubicado en una zona moderna a las afueras de Roma (en el “EUR” 1942), no se realizó según los principios de “integración” entre arquitectura y energía renovable.

Esto genera una torre residencial extraña y aburrida con forma de caja, a la que se le sumaron paneles fotovoltaicos en su azotea; un diseño en el que la forma no sale de su función. Nosotros estamos profundamente en contra de esta arquitectura.

Paolo Venturella, Twilt tower, tecnne

Lo que proponemos es demolerla y sustituirla por una torre similar en función, pero radicalmente diferente en su forma. La “Torre Twilt” (ya torcida e inclinada) integra los paneles fotovoltaicos no sólo en la fachada, sino también en el volumen. La idea de la inclinación y la rotación de los paneles hacia los rayos solares, permite que la torre reciba la radiación directa del sol durante todo el día.

El resultado es un diseño con un corte fabuloso, que muestra cómo un edificio puede expresar un concepto de una manera bastante futurista y contemporánea. Lejos de las visiones académicas donde lo nuevo no es aceptado y lejos de la interpretación errónea de la historia de la arquitectura que convirtió a Roma en la ciudad más obsoleta del mundo (siendo alguna vez la más vanguardista, se propone un diseño revolucionario que permitirá a la ciudad volver a encontrar su esplendor. Roma no se construyó en un día, hagamos que vuelva a nacer!

Paolo Venturella

Paolo Venturella, Twilt tower, tecnne

Abstract

Based on a sustainable criterion of high efficiency, the Twilt tower integrates panels that provide the energy necessary for its operation to its formal nature. In this way, design and renewable resources build an amalgamated solution that solves functional needs and the provision of renewable energy in the same operation.

Paolo Venturella, Twilt tower, tecnne

Imágenes: ©Paolo Venturella

TECNNE | Arquitectura y contextos


 

Comment here