ARQUITECTURAReseñas

Christian Pottgiesser, un pequeño pueblo

Christian Pottgiesser Architectures Possibles, Maison L, tecnne

Casa L, Christian Pottgiesser Architectures Possibles

El proyecto está Condicionado por las reglamentaciones del lugar. Se implanta en un terreno que linda con monumentos históricos y con una red de alcantarillados,Las normativas de edificación sólo permiten techos planos menores a 25 m2. para privilegiar edificios con tejados a dos o cuatro aguas. Para afrontar las restricciones, el programa se concretó a través de un proceso interactivo entre el cliente y el arquitecto.

La ambición del proyecto es sacar provecho del paisaje en los espacios de uso público, pero a la vez proporcionar departamentos privados para cada uno de sus miembros. Este concepto se transformó en la matriz rectora del diseño. La casa se desarrolla mediante de un basamento horizontal del que emergen 5 torres pequeñas. El basamento aloja las funciones sociales. Por el contario, cada torre está asignada a las áreas privadas de cada uno de los miembros de la familia.

La casa desarrolla sobre el terreno en un zócalo amorfo con paredes de piedra curvadas. estos espacios son utilizados  como sala de estar. Este basamento propone espacios neutros sin condiciones funcionales específicas. Su contextura irregular permite absorber cualquier requerimiento funcional con una variedad de cualidades espaciales. Una serie de lucernarios iluminan los espacios sociales que se despliegan irregularmente a lo largo del terreno. Cada una de las torres que asoma sobre la superficie contiene un vestidor y un espacio de almacenamiento en la planta baja, un cuarto de baño en el primer nivel y un dormitorio en el segundo.

 

Maison L ” Una casa como un pequeño pueblo “

A menos de media hora en coche al oeste del centro de la ciudad de París, diseñado como una extensión de una residencia privada a una estructura del siglo XVIII, buscaba proporcionar a cada miembro de la familia un reino privado. El terreno de unos 5000 m2 de árboles viejos requería un proyecto que dejara el amplio terreno predominantemente intacto.
Las normas de construcción locales sólo permiten un único edificio con un tejado a dos aguas o a dos aguas. Sin embargo, en casos excepcionales, se pueden proporcionar tejados planos, siempre y cuando no excedan de 25m2 cada uno (por ejemplo: garajes). Así pues, se ha argumentado y aplicado efectivamente la proyección sobre la cubierta vegetal accesible de cinco volúmenes en forma de torre. Situados para enmarcar una perspectiva específica del sitio, cada ” torre ” alberga un vestidor y un espacio de almacenamiento (planta baja), un cuarto de baño (1er piso) y un dormitorio (2º piso).

El diseño preveía una planta de zócalo amorfo con paredes de piedra curvadas y apiladas con tierra, que se utilizaba como zona de vivienda general. Surge un espacio completamente “superfluo” sin ninguna cualidad funcional específica. Como si un tubo de pasta de dientes pudiera absorber todos los requisitos programáticos, psicológicos y de diseño urbano. Aquí, los usos más variados y adoptables se vuelven imaginables y por lo tanto posibles – una superfluidad reveladora necesaria.
La casa y el paisaje están íntimamente entrelazados, los límites entre el interior y el exterior son borrosos. La fachada sudeste emerge de una compleja topografía entre la casa y su paisaje. Tallada hacia cada entrada en el acristalamiento, el terreno ondulado en forma de lecho de río distorsiona, mezclando la construcción con la naturaleza.

Christian Pottgiesser 

Fotografia: ©George Dupin ©Pascale Thomas ©CPAP

TECNNE  |  Arquitectura y contextos


 

Comment here