ARQUITECTURAReseñas

Snøhetta, relieves urbanos

Snøhetta, Opera de Oslo, tecnne

Opera de Oslo, Snøhetta

El diseño de la opera de Oslo no establece jerarquías entre el carácter del edificio y el espacio público; Su arquitectura diluye esos límites en un procedimiento que propone una genuina reciprocidad hacia el contexto, mediando un plan general simple y concreto.

El edificio se estructura como una plaza inclinada que orienta su lado más bajo hacia la orilla del mar. De este modo, la cubierta se transforma en un espacio público jerarquizado, salpicado de volúmenes que emergen sobre su superficie.  La naturaleza del edificio queda definida como un vínculo eficaz entre partes de la ciudad. Se enfrenta de igual manera al área urbana y al fiordo; construye una porción del paisaje que promueve la actividad pública y el compromiso con las artes.

A nivel de la calle, el diseño formula una serie de ventanas de generoso tamaño que permiten al público vivenciar las actividades de los taller interiores. Por dentro, amplios espacios comunes conducen a los visitantes a la sala principal, los talleres, las cafeterías y los comercios minoristas.

El Teatro de la Opera es parte de una estrategia de revitalización de un sector de la ciudad históricamente destinado a la actividad industrial. Está construida sobre pilotes hincados en terrenos ganados al mar para ampliar el espacio público frente a la costa. Con igual sentido, el techo está diseñado como una plaza pública que permite a los visitantes acceder durante todo el año.

Información de Snøhetta

El diseño premiado de Snøhetta fue caracterizado por el jurado por tener temas fuertemente identificables que vinculan el edificio a su cultura y lugar, y que al mismo tiempo presentan una expresión inusual y única, que en muchos aspectos es nueva e innovadora. El proyecto desarrolló un programa muy complejo en un plan general simple que integraba un enfoque escultórico práctico e intuitivo para modelar la forma exterior. Su forma de baja altura se convirtió en un vínculo dentro de la ciudad en lugar de una expresión escultórica divisoria. Su techo accesible y amplios vestíbulos públicos abiertos hacen del edificio un monumento social más que una escultura.

El edificio es tanto un paisaje como una arquitectura y por lo tanto fomenta la conciencia pública y el compromiso con las artes. Generosas ventanas a nivel de la calle proporcionan al público un vistazo de las actividades del taller de escenografía. El edificio todavía encuentra una audiencia con público que no es fanático de la ópera, el ballet o la orquesta. Los cafés y la tienda de regalos, con su acceso a la costa, son destinos que ofrecen oportunidades de generar ingresos para la institución y al mismo tiempo proporcionan un servicio al público en general. Se ha tenido cuidado con el diseño de estos componentes para que se integren perfectamente en el carácter general del audaz diseño del edificio. La Ópera de Oslo forma parte de la estrategia de revitalización de la ciudad para reurbanizar el histórico frente marítimo industrial de la ciudad y convertirlo en un espacio público activo.

Snøhetta

Fotografías: ©Erik Berg, Nina Reistad Statsbygg, Nicolas Buisson, Snøhetta

TECNNE  | Arquitectura y contextos


 

Comment here