ARQUITECTURAReseñas

Snøhetta, Plaza de la opera

Snøhetta tecnne

Concurso para la Opera de Busan, Snøhetta

El edifico de la opera resalta valores de igualdad y democracia mediante una edificación abierta, acogedora y participativa, orientada al paisaje y al contexto. La compacidad del proyecto y los elementos sostenibles que lo componen tienen una gran importancia en el mantenimiento y la sostenibilidad a largo plazo del edificio. El diseño entrelaza dos curvas que se elevan desde el suelo para materializar los espacios para la ópera, para convertir la cubierta en una plaza pública con vistas al mar y las montañas.

La casa de la Opera se desarrolla en 4 niveles: en la planta baja se encuentra el vestíbulo desde el cual se accede al foyer de la sala principal y al restaurante; el primer nivel alberga la sala de eventos; desde el segundo se accede al primer balcón de la sala y al bar; en el tercero se ubica la Academia, las salas de ensayo y el comedor del personal y el último nivel esta destinado a la administración.

La sala de ópera está concebida como un instrumento musical, con los niveles de la acústica y resonancia que requiere la ópera. Al igual que la pared del foyer, el auditorio se va a construir con paneles sólidos de madera de cerezo.

La fachada será construida con paneles de vidrio y mármol. La envolvente transparente se extiende entre los dos planos entrecruzados ofreciendo protección y transparencia al vestíbulo. Se sujeta a la estructura por un sistema de cables tensados que se extienden en la parte superior e inferior. Los paneles de mármol colocados en pendiente actúan como solado de la plaza. La plaza superior es un lugar para la contemplación, apartada del bullicio urbano y accesible a todo el público.

Memoria descriptiva

Con el diseño de la Ópera de Busan, la ópera ya no es un patio de recreo pasivo para la élite, sino que se convierte en un espacio interactivo y democrático que responde a las ambiciones e intereses del público.  Situada en un terreno recuperado en el paseo marítimo de la ciudad, la nueva ayuda de la Ópera convertirá la zona históricamente industrial en un espacio público para Busan.

La forma se deriva de su propio contexto y cultura. La disposición se refiere a Kun (Cielo) que se encuentra con Kon (Tierra) que de nuevo se encuentra con Kam (Agua). Los trigramas clásicos de estos elementos describen este sitio excepcionalmente bien, al tiempo que se refieren a las relaciones históricas y filosóficas de gran importancia para la cultura coreana. La ligera flexión de las superficies en el diseño de Snøhetta son las barras de los trigramas ligeramente deformadas para tocarse y encontrarse de forma sutil. 

La sala de la Ópera está concebida como un instrumento musical, formado precisamente para resonar con la acústica y la resonancia de la ópera. Al igual que la pared del vestíbulo, el auditorio se construirá con paneles sólidos de madera de cerezo.

El Teatro de la Ópera de Busan está diseñado para ser lo más abierto posible en el nivel del suelo. El espacio del vestíbulo envuelve dos lados del edificio hacia el mar. Este nivel es la ubicación de la fachada principal del vestíbulo de la casa, el restaurante y la entrada pública al Parterre.

Las características rampas conducen a un segundo paisaje público en la azotea, devolviendo al público lo que la huella del edificio ocupa al permitir a los visitantes caminar sobre su techo.

Entre los dos planos públicos y envolviendo las funciones públicas está la suave piel que fluye, ofreciendo protección y transparencia al vestíbulo interior y uniendo el plano de tierra con el plano del techo en un movimiento ininterrumpido.

Snøhetta

Snøhetta tecnne

Abstract

The building of the opera highlights values of equality and democracy through an open, welcoming and participatory building, oriented to the landscape and context. The compactness of the project and the sustainable elements that make it up are of great importance in the maintenance and long-term sustainability of the building. The design intertwines two curves that rise from the ground to materialize the spaces for the opera, to turn the roof into a public square with views of the sea and the mountains. The Opera House is developed on 4 levels: on the ground floor is the foyer from which the main hall and the restaurant are accessed; the first level houses the events room; from the second level the first balcony of the hall and the bar are accessed; the third level houses the Academy, the rehearsal rooms and the staff canteen and the last level is for the administration. The opera hall is designed as a musical instrument, with the levels of acoustics and resonance required by the opera. Like the foyer wall, the auditorium will be built with solid cherry wood panels. The façade will be built with glass and marble panels. The transparent envelope extends between the two interlocking planes providing protection and transparency to the foyer. It is attached to the structure by a system of tensioned cables that extend to the top and bottom. The marble panels placed on a slope act as a floor for the square. The upper square is a place for contemplation, away from the urban hustle and bustle and accessible to the whole public.

Imágenes: ©Snøhetta

TECNNE | Arquitectura y contextos


 

Comment here