ARQUITECTURAReseñas

SHAU, pequeñas bibliotecas, pero muchas


Microbiblioteca Bima, Sumur Bandung; SHAU

Con una alta tasa de analfabetismo en Indonesia y la falta de facilidades para la lectura, el SHAU -un estudio de arquitectura en ascenso que ha recibido numerosos premios- comenzó una misión: reavivar el interés por los libros ofreciendo un lugar diseñado para la lectura, junto con múltiples actividades comunitarias.

Microbibliotecas: Pequeñas pero muchas, desde Bandung hasta el Sur Global

En 2012 se inició el programa “100 Microbibliotecas” para hacer el aprendizaje atractivo y accesible para Indonesia y más allá. Aunque el pronóstico económico para Indonesia es optimista, la infraestructura actual no ayuda a mejorar su Índice de Desarrollo Humano. Los estudiantes ansiosos por aprender se ven obstaculizados por la falta de instalaciones; las bibliotecas están lejos de ser populares. El papel del diseño puede hacer que las bibliotecas vuelvan a ser atractivas. En lugar de posicionar las bibliotecas sólo en los centros de las ciudades, ¿por qué no acercar las bibliotecas a los hogares?

El alcalde de Bandung Ridwan Kamil acogió la idea e inmediatamente proporcionó un sitio. La ‘Microbiblioteca Bima’ es el primer prototipo realizado de una serie de Microbibliotecas en diferentes lugares de Indonesia y el Sur Global. Más microbibliotecas están en construcción y en planificación en trece diferentes barrios y parques de Bandung. Cada microbiblioteca está diseñada de manera única para ajustarse a las demandas programáticas de cada sitio y comunidad.

Bibliotecas Bima SHAU tecnne

Microbiblioteca Bima: Upcycling 2000 cubos de helado

La microbiblioteca Bima se encuentra en Taman Bima en Bandung, Indonesia. El vecindario consiste en diversos residentes de ingresos medios y bajos. El edificio está situado en una pequeña plaza con un escenario preexistente que ya era utilizado por la comunidad local para reuniones, eventos y actividades deportivas. La intención de la planificación era añadir en lugar de quitar, por lo que el SHAU decidió mejorar el escenario abierto dándole sombra, protegiéndolo de la lluvia y cubriéndolo en forma de caja de biblioteca flotante.

El edificio se construye mediante una sencilla estructura de acero de vigas en I y placas de hormigón para el suelo y el techo. El escenario se reformó con hormigón y se añadió una escalera de longitud completa que faltaba. Dado que el edificio se encuentra en un clima tropical, el objetivo es crear un clima interior agradable sin el uso del aire acondicionado. Por lo tanto, es importante utilizar materiales de fachada disponibles en el vecindario que sean rentables, que puedan dar sombra al interior, que dejen pasar la luz del día y que permitan suficiente ventilación cruzada. Inicialmente, los arquitectos encontraron varios pequeños vendedores que vendían bidones usados, blancos y translúcidos. Sin embargo, antes de la construcción, los bidones ya no estaban disponibles en las cantidades requeridas. En su lugar, el equipo encontró cubos de plástico para helados usados que se vendían a granel. Esto resultó ser lo mejor, ya que tienen una imagen más positiva y son más estables cuando se abre el fondo para la ventilación cruzada.

Bibliotecas Bima SHAU tecnne

Mientras estudiaban las opciones de diseño de cómo disponer 2000 cubos de helado, el equipo del SHAU se dio cuenta de que podían ser interpretados como ceros (abiertos) y unos (cerrados), dándoles así la posibilidad de incrustar un mensaje en la fachada en forma de código binario. La SHAU preguntó al alcalde de Bandung, Ridwan Kamil, partidario del proyecto, si tenía un mensaje para la microbiblioteca y el barrio y su mensaje es: “buku adalah jendela dunia”, que significa “los libros son las ventanas al mundo”. El mensaje se puede leer empezando por la parte superior izquierda (mirando hacia el frente) y se va extendiendo en espiral por todo el perímetro repetidamente. No sólo la fachada da un significado adicional al edificio, sino que los cubos también generan un agradable ambiente de luz interior, ya que dispersan la luz solar directa y actúan como bombillas de luz natural.

Los cubos se colocan entre las vigas verticales de acero que van desde el suelo hasta el techo y se inclinan hacia el exterior para repeler el agua de lluvia. Para tormentas tropicales más fuertes, las puertas correderas translúcidas en el interior pueden cerrarse temporalmente. El montaje de 2000 cubos, la fabricación de los accesorios y la perforación de los fondos de más de la mitad de ellos requiere mucho tiempo. Sin embargo, los artesanos locales hicieron sus propias herramientas de perforación/corte para ser más rápidos y al mismo tiempo mantener los bordes afilados y limpios.

La Microbiblioteca añade identidad y es una fuente de orgullo para todas las personas del vecindario. Las actividades y la enseñanza son actualmente apoyadas y organizadas por Dompet Dhuafa (Pocket for the Poor) y la Fundación Diáspora de Indonesia. Sin embargo, el objetivo final es permitir a la población local organizar el contenido y el mantenimiento de forma independiente. Una escuela primaria local ha comenzado a visitar la microbiblioteca 2 veces por semana como parte de su programa de estudios.

Bibliotecas Bima SHAU tecnne

Los premios Architizer A+ Awards 2017

La Microbiblioteca Bima recibió tanto el premio del jurado como el del público de los Architizer A+ Awards 2017, con sede en Nueva York, en la categoría ‘Comunidad + Arquitectura’. El proyecto compitió con propuestas de más de 100 países.

Sobre el SHAU

SHAU es una práctica de arquitectura y diseño urbano en auge que crea diseños innovadores e imaginativos que tienen como objetivo plantear declaraciones sobre cuestiones sociales y medioambientales, incorporando fuentes de energía alternativas, materiales nuevos y reciclados, y espacios multiprogramáticos. Establecida en 2009 por Florian Heinzelmann, Tobias Hofmann y Daliana Suryawinata en Rotterdam (Países Bajos), la SHAU se ha expandido a Passau (Alemania) y Bandung (Indonesia). Sus principales proyectos construidos y en curso incluyen una torre residencial comunitaria de gran altura ‘Swarnabumi residence’ en Bandung, un plan maestro de recuperación de 70 hectáreas alternativas en Yakarta, un ‘Film Park’ de 1000 m2 al aire libre y 100 ‘Microbibliotecas’.

La SHAU propone elevar el papel de la consultoría de arquitectura; los arquitectos podrían -y deberían- también convertirse en un interesado, propietario del proyecto, recaudador de fondos y comprometido con la comunidad. Esta actitud contrasta con la noción clásica de la arquitectura como una mera industria de servicios.

Ficha técnica:

Nombre oficial del proyecto: Microbiblioteca Bima

Ubicación: Taman Bima, Bandung, Indonesia

Superficie: 160 m2 (incluido el escenario)

Comunidad Urbana Fundación de la Diáspora Indonesia (FID)

Arquitectos: SHAU

Florian Heinzelmann, Daliana Suryawinata, Yogi Ferdinand con Rizki Supratman, Roland Tejo Prayitno, Aditya Kusuma, Octavia Tunggal, Timmy Haryanto, Telesilla Bristogianni, Margaret Jo, Angga Rosiawan, Aistyara Charmita

Diseño gráfico de la señalización: Nusae

Contratistas: Yogui Pribadi, Pramesti Sudjati, Joseph Lunardi

Créditos fotográficos/ Fotógrafo: Sanrok Studio

Fotografía: Sanrok studio/ SHAU

TECNNE | Arquitectura y contextos