ARQUITECTURAArtículosDe Stijl

Gerrit Rietveld, Pabellón Sonsbeek


Pabellón para la Tercera Exposición Internacional de Esculturas de Sonsbeek Park, Gerrit Rietveld

El Pabellón temporal1 diseñado por Gerrit Thomas Rietveld en 1955 para la Tercera Exposición Internacional de Esculturas de Sonsbeek Park, en Arnhem, fue reconstruido por segunda vez, bajo la dirección del arquitecto Bertus Mulder, en base a los planos originales realizados en 1954. Rietveld recibió el encargo tres años después de organizar una retrospectiva del grupo De Stijl, muestra que puso nuevamente en interés su obra. Esta revalorización de la arquitectura neoplástica resulto para Rietveld la obtención de varios trabajos importantes, como el pabellón Holandés para la Bienal de Venecia de 19532. Las exhibiciones al aire libre en Sonsbeek tuvo una amplia aceptación en el público, formaban un entorno agradable en un ambiente natural. Estas exposiciones periódicas tuvieron varias instalaciones temporales, como la que realizó Aldo Van Eyck en 19663.

El Pabellón Sonsbeek fue construido en 1955 y desmontado ese mismo año tal como estaba previsto al finalizar la exposición. Diez años después, como tributo a Rietveld, fallecido en 1964, un grupo de arquitectos Holandeses reconstruye el pabellon en el jardín escultórico del museo Kröller-Müller en Otterlo, bajo el nombre de ‘Rietveld Pavillion’. El nuevo pabellón fue inaugurado el 8 de mayo de 1965, con la presentación de una muestra de la escultora Británica Barbara Hepworth. El paso de los años y la ausencia de un mantenimiento programado, llevaron a la estructura a un nivel de deterioro tal que resultó en la demolición realizada en enero de 2010. Inmediatamente se inició la segunda reconstrucción, que solo preservó la estructura metálica, finalizada en octubre de ese mismo año.

El pabellón ocupa una parcela cuadrada de 12m de lado. Se compone por galerías y salas abiertas concertadas únicamente por elementos verticales y horizontales en carácter de líneas y planos. Estos planos nunca componen vértices, se extienden más allá del punto de intersección con otro elemento. La intersección de los planos define vacíos o planos transparentes, generando ritmos asimétricos, donde las galerías actúan como ejes de un sistema que conduce a la sala principal. La depuración formal y la síntesis de elementos rescatan conceptos enunciados por el grupo De Stijl en los 17 puntos de la arquitectura neoplástica.  Sin embargo, en esta obra el uso de colores puros es sustituido por materiales con distintas texturas y tonalidades4. La fluidez espacial que alcanza en esta obra resulta acorde a las necesidades expositivas. Rietveld resume estética plástica y técnica constructiva con una coherencia singular en esta obra realizada en plena madurez de su carrera.

©Marcelo Gardinetti, mayo de 2013

Notas

1 “Como una forma de empezar, podría ser útil tratar de visualizar, con fines heurísticos, una simple genealogía del pabellón…. Comenzando con los primeros ejemplos, uno podría evocan esas estructuras plegables portátiles, capaces de de ser establecido rápidamente en los campamentos de los militares campañas y asambleas diplomáticas. En la antigua Imperio Romano y más allá, estos adquirieron el nombre de ‘mariposas’ – Papilio en latín, del cual deriva el moderno pabellón francés. Esto fue posiblemente debido a su fugaz aparición en el paisaje, y la forma en que que sus toldos parecían agitarse con la brisa. Tales estructuras eran indudablemente utilitarias, pero eran también heráldica, señorial y ornamental, de acuerdo con su propósito”. Joel Robinson, “Introducing Pavilions: Big worlds under Little tents”, Open Arts Journal, Issue 2, (2013-2014)

2 “El diseño de Rietveld para Venecia fue desarrollado en una pantalla derivada de la fundación existente con la intención de reutilizarlo. El módulo de 4m derivado de esto no sólo se aplicó en la superficie plana, sino que también se eligió como guía para toda la construcción espacial. Resultó ser un pabellón de luz diurna que ofrecía un espacio indivisible de 16 x 16 m. y 6 metros de altura en el interior. Tres paredes transversales cortas dividen de alguna manera el espacio disponible en tres compartimentos: una pequeña habitación, en relación directa con la entrada transparente, una habitación mediana a la izquierda de la entrada y una habitación principal en la parte trasera. El techo de 8m se ha mantenía separado de las paredes en todos sus lados. Esta superficie aparentemente flotante en el centro enfatiza sutilmente, por así decirlo, el espacio en su totalidad. El interior se experimenta alternativamente tanto en su conjunto como en sus partes, con una asimetrica acentuación del espacio y un centro perceptible. Alrededor del techo en el centro del volumen elevado se han aplicado claraboyas verticales a través de las cuales la luz natural cae sobre el paredes del pabellón. Persianas horizontales venecianas, a las que Rietveld se refiere normalmente como Las ‘persianas’, permiten mantener fuera el sol y enfocar la luz natural en las paredes a nivel de los ojos”. Wessel de Jonge, “A Monument of Dutch Clarity”. Rietveld Pavilion Foundation. http://rietveldpaviljoen.com/ [Consultado el 23.10.2019]

3 “En 1966, el arquitecto holandés Aldo van Eyck diseñó una serie de muros altos, aparentemente paralelos, de bloques de hormigón que interrumpió con tabiques semicirculares en el interior del espacio. Van Eyck diseñó el pabellón de la manera más elemental: un cuadrado dentro de un círculo, y luego, el círculo dentro del cuadrado. Van Eyck dio a todos los elementos su forma más básica para evocar el movimiento, la exploración y la creatividad de los visitantes. A través del diseño, el Pabellón Sonsbeek se convirtió en un lugar de juego activo, creativo e infinito. El Pabellón de Sonsbeek estaba situado en un parque público boscoso de Arnhem, en los Países Bajos. El pabellón se separó de su entorno a través de un largo y serpenteante sendero, y creó un lugar mágico y distinto dentro del bosque adyacente. La temporalidad del pabellón define su carácter, ya que después de una sola temporada de uso ya no queda, salvo en la memoria de los visitantes.”  Lisa Raquel Rendely, “Play” University of Waterloo, thesis Master of Architecture, Ontario, Canada, 2011

4 “Todos estos artilugios empleados en la Schröder se volvieron innecesarios cuando Rietveld recibió el encargo perfecto para mostrar sus ideas sobre la fluidez espacial, el pabellón Sonsbeek para la muestra internacional de esculturas de 1955, en este proyecto suprimió cerramientos y cristales, incluso realizó los muros con bloc de cemento colocado de lado de manera que los orificios quedaran vistos y por tanto los muros no fueran opacos. Rietveld se limitó a colocar unas cuantas particiones estratégicas y un techo, dejando así que el espacio circundante penetrara, atravesara al edificio. Exactamente igual como el espacio circundante atraviesa su “Rood-blauwe stoel” (“silla roja y azul”), ofreciendo el mínimo de obstáculos al espacio.” Mauricio Cortes Sierra, Las edades del espacio, Desarrollo de la concepción del espacio-tiempo físico y social en arquitectura, Barcelona, UPC, Departamento de proyectos arquitectónicos, programa de doctorado, (tesis). 2013

Fotografias: © Pedro Kok

Artículo relacionado:  Gerrit Rietveld, casa del chofer

TECNNE | Arquitectura y contextos

English version

Second reconstruction of the work. The temporary pavilion designed by Gerrit Thomas Rietveld in 1955 to the Third International Sculpture Exhibition Sonsbeek Park in Arnhem, was rebuilt a second time, under the direction of architect Bertus Mulder, based on original drawings made ​​in 1954.

Rietveld was commissioned three years after organizing a retrospective of the De Stijl group, shows that interest began his work again. This revaluation of architecture neoplástica resulted for Rietveld obtaining several important works, as the pavilion Dutch for the Biennial of Venice of 1953.

Sonsbeek Pavilion was built in 1955 and dismantled in the same year as scheduled at the end of the exhibition. Ten years later, as a tribute to Rietveld, who died in 1964, a group of Dutch architects reconstructed the pavilion in the sculpture garden of the Kröller-Müller Museum in Otterlo, under the name of ‘Rietveld Pavilion’.

The new pavilion was opened on May 8, 1965, with the presentation of a sample of British sculptor Barbara Hepworth. The passage of time and the absence of scheduled maintenance, carried the structure to a level such that deterioration was in the demolition carried out in January 2010. Immediately began the second reconstruction, which only preserved the metal structure, completed in October of that year.

The pavilion occupies a square plot of side 12m. It consists of galleries and open concerted solely by vertical and horizontal elements in character lines and planes. These planes make never vertices extend beyond the point of intersection with another element. The intersection of the planes defined empty or transparent planes, generating asymmetric rhythms, where the galleries act as axes of a system that leads to the main room.

The formal purification and synthesis of elements rescue concepts enunciated by the De Stijl group in the 17 points of neoplastic architecture. However, in this work the use of pure colors is replaced by materials with different textures and colors. The spatial fluidity achieved in this work is based on the needs exhibitions. Rietveld summarizes plastic aesthetic and construction techniques with a unique consistency in the work done in the prime of his career.

 

 

Comment here