ARQUITECTURAReseñas

Meier, evocación al cubismo Checo

meier tecnne

City Green Court, Richard Meier

El Tribunal de la Ciudad Verde forma parte del Plan Director para la ciudad  de Praga abordado hace una década en las llanuras de Pankrác.

El edificio fue concebido como un volumen de geometría pura con una envolvente de vidrio interrumpida por salientes y balcones. Las formas cúbicas y los planos salientes favorecen la inserción en un contexto integrado por varios edificios que aplican este criterio característico del cubismo checo.

Paneles verticales sólidos con aletas que se inclinan según la orientación, se integran en el muro cortina sobre los lados sur y oeste. Los planos salientes incorporados a la fachada responden a las necesidades de conservación y sostenibilidad. Estos paneles permiten minimizar la ganancia de calor solar y proporcionan sombra y confort en el interior sin reducir el ingreso de luz diurna ni interrumpir las visuales.

Las caras norte y este no necesitan protección para los rayos solares; por tal motivo, un vidrio blanco opaco sustituye los paneles verticales. Las vistas de las fachadas desde distintos ángulos proporcionan imágenes cambiantes según el punto de vista cercano o lejano.

El edificio se organiza en torno a un patio central a cielo abierto, contenido por los 8 pisos de oficinas. Sobre la cara sur, un voladizo jerarquiza el acceso a un único vestíbulo de distribución. En el patio, una escalera exterior conecta los 4 primeros niveles para generar un flujo de movimiento entre los primeros pisos y el patio interno.

“Estamos trabajando juntos para hacer de City Green Court un punto de referencia en la ciudad para el diseño de la edificación sustentable en la República Checa. Esta asignación ha sido particularmente difícil, ya que también implica atacar la belleza histórica de Praga y al mismo tiempo crear una imagen moderna de la ciudad para su futuro. Por encima de todo lo que esperábamos, este Plan Maestro para los Llanos de Pankrac sera un catalizador para el crecimiento. Después de 10 años de duro trabajo y dedicación, ahora estamos viendo el resultado,  un barrio increíblemente robusto, un nuevo tejido urbano rico en actividad, y una visión optimista del  urbanismo de Praga”.  Richard Meier

 

Memoria descriptiva

Los cubistas checos creían que la verdadera energía interna de un objeto sólo podía liberarse rompiendo las superficies verticales y horizontales que lo restringen y reprimen en el diseño convencional. Al incorporar los planos angulares en el diseño de objetos cotidianos, trataron de darles un dinamismo que los convirtiera en obras de arte por derecho propio.

Distintos paneles sólidos verticales con aletas, angulados según la orientación del sol e integrados en el diseño del muro cortina, emergen de las fachadas sur y oeste para minimizar la ganancia de calor solar y proporcionar una sombra equilibrada y comodidad hacia los interiores. La combinación de los paneles con aletas, el cristal de visión clara y la caja de sombras dan a las fachadas sur y oeste un ritmo, una textura y una articulación singulares. Los pequeños balcones añaden expresión a los lados sur y oeste del edificio.

El edificio de ocho pisos está organizado alrededor de un atrio central iluminado por el cielo y rodeado de eficientes espacios de oficinas. Al sur, un gran toldo marca la entrada formal al edificio que conduce a un vestíbulo de una sola altura y a un atrio de varios pisos. Las esquinas suroeste y noreste del edificio están erosionadas, creando pequeñas arcadas públicas. Estos cortes, reflejados a lo largo de una diagonal de noroeste a sureste, hacen eco de la partición del muro cortina y crean un sutil dinamismo en el edificio. Sobre los siete pisos de oficinas, el nivel parcial del ático mecánico es revitalizado por un extenso techo verde y un tragaluz. En el interior, el atrio alberga un árbol y un muro verde, con puentes que se extienden de un lado a otro del espacio, y una escalera independiente que conecta los cuatro primeros pisos promoviendo un menor uso del transporte vertical.

El Tribunal Verde de la Ciudad ha conseguido la certificación LEED Platino en la República Checa al reducir drásticamente el consumo de energía. Además de la muy eficiente envoltura del edificio, algunas de las medidas más importantes para obtener la certificación LEED son la ventilación natural del atrio durante el verano, los sistemas mecánicos de última generación, la reducción de la escorrentía de agua y la recogida de aguas pluviales, el tejado verde, el control de la calidad del aire interior y el uso de materiales locales y reciclados.

“La solución de diseño para el City Green Court establece nuevos estándares de calidad de espacio y arquitectura para un típico proyecto especulativo de edificio de oficinas. La materialidad y la forma se controlan con considerable disciplina y restricción reducida a los elementos esenciales. Se trata de un edificio discreto con una enorme presencia, que se transforma drásticamente en función de las vistas. Estamos extremadamente orgullosos de nuestros logros con nuestros socios checos”. Dukho Yeon

 

Imágenes: ©Richard Meier + Partners

TECNNE  |  Arquitectura + contextos


 

Comment here