ARQUITECTURAReseñas

MAD, ficciones de oriente

MAD, Sheraton Huzhou, tecnne

Sheraton Huzhou Hot Spring Resort, MAD

Desde la última década del siglo pasado la República China se convirtió en un codiciado mercado para los grandes estudios de arquitectura. Sin embargo, la mayoría de las incursiones arquitectónicas desarrolladas en ese territorio poco aportan a la consolidación de la estructura urbana de las ciudades donde se interviene. Por el contrario, se prioriza la imposición de grafías con carácter univoco, que puedan ser fácilmente reconocibles como hitos simbólicos.

El desarrollo de estas ficciones urbanas desdeña toda formulación cualitativa de sitio, en tanto su desarrollo afecte el carácter fetiche de su arquitectura. Los símbolos nunca expresan las aspiraciones de bienestar del hombre, porque su función es establecer el signo de un poder soberano.

El diseño del hotel Huzhou encuadra en varias de esas consideraciones. La colosal dimensión de la herradura crea una imagen avasallante, que prevalece por encima de cualquier valor urbano, alterando el carácter apacible de la orilla del lago Taihu.

Los 27 pisos de la estructura alojan 282 habitaciones y 39 villas con acceso a las aguas termales, una densidad que apresura la aglomeración. El resto de las instalaciones del programa están contenidas en pequeños edificios diseminados en el sitio: varios restaurantes, un salón de baile, salas para conferencias y un centro de boda.

El carácter del hotel favorece su imagen a gran distancia, una circunstancia que afirma el propósito anhelado. Su propia monumentalidad anula cualquier intención de evocar la arquitectura tradicional China, una pretensión formulada por los arquitectos que resulta traicionada por el propio diseño.

El Sheraton Moon Hotel está situado al lado del lago Nan Tai en Huzhou, una ciudad situada al oeste de Shanghai y al norte de Hangzhou, con vistas a Suzhou y Wuxi al otro lado del lago. Desde la antigüedad, Huzhou ha sido conocida como “la casa de la seda” y “la tierra de la abundancia” y es la única ciudad antigua de cultura en los alrededores que lleva el nombre del lago. El favorable entorno cultural y geográfico aporta al hotel ambientes tradicionales y modernos, que se distinguen por su diseño único que integra el edificio en el paisaje acuático del lago Tai, creando posteriormente un eco poético pero artificial del paisaje natural.

MAD, Sheraton Huzhou, tecnne

El Hotel Moon aprovecha al máximo su fachada marítima integrando directamente la arquitectura y la naturaleza. El edificio circular se corresponde con su reflejo en el agua, creando una imagen surrealista y una conexión entre lo real y lo fantasmal. Bajo la luz del sol y el reflejo del lago, la forma curva del edificio es cristalina. Al caer la noche, todo el edificio se ilumina con la iluminación interior y exterior. Una suave luz envuelve el hotel y el agua, pareciéndose a la brillante luna que se eleva sobre el lago, mezclando lo clásico y lo moderno a través del reflejo.

MAD, Sheraton Huzhou, tecnne

La forma de anillo transparente representó un gran desafío para el diseño estructural y, finalmente, se implementó un “tubo central de hormigón armado” de alta capacidad, peso ligero y excelente resistencia a los terremotos, a la vez que se reducía la contaminación ambiental durante la construcción. La estructura de superficie curvada de malla hace que el edificio sea más sólido y es esta solidez la que se ve reforzada por la estructura de acero de refuerzo similar a un puente que se conecta con la estructura de doble cono en el piso superior. La fachada del hotel está cubierta con capas de anillos de aluminio blanco de textura fina y cristal, lo que produce ilusión y dramatismo en la escala del edificio.

MAD, Sheraton Huzhou, tecnne

La forma anular del hotel permite que todas las habitaciones ofrezcan buenas vistas, al mismo tiempo que aumenta la luz natural en todas las direcciones. El espacio público en forma de arco en la parte superior tiene vistas abiertas y puede actuar como un “lugar en el aire” para actividades a gran escala. La experiencia de estar allí es extraordinaria e inolvidable ya que se siente como flotar en el lago. El Moon Hotel pone énfasis en la armonía entre el hombre y la naturaleza y realza las experiencias sensuales y espirituales de los visitantes, convirtiéndose sin duda en el nuevo símbolo de la humanidad y la naturaleza de Huzhou.

©MAD

MAD, Sheraton Huzhou, tecnne

Abstract

Since the last decade of the last century, the Republic of China has become a coveted market for large architectural studios. However, most of the architectural incursions developed in this territory do little to contribute to the consolidation of the urban structure of the cities where it intervenes. Priority is given to the imposition of univocal spellings, which can be easily recognized as symbolic landmarks.

Imágenes: ©MAD

TECNNE | Arquitectura y contextos


 

Comment here