ARQUITECTURAReseñas

Extensión cultural de la ciudad

Centro de Artes Nadir Afonso tecnne

Centro de Artes Nadir Afonso, Louise Braverman

El diseño con visión de futuro del Centro de Artes Nadir Afonso literal y figurativamente abre nuevos caminos para el norte de la localidad portuguesa de Boticas. El nuevo museo sostenible de 20,000 pies cuadrados mostrará 80 obras creadas por el reconocido artista portugués Nadir Afonso, quien a principios de su carrera practicó la arquitectura con Le Corbusier y Oscar Niemeyer.

Integralmente entrelazado con el desarrollo urbano de Boticas, el museo está situado de manera que permite crear una extensión cultural de esta ciudad medieval, ya que se encuentra estratégicamente ubicado tanto de la calle del nuevo Ayuntamiento como de la intersección de las carreteras nacionales de nueva construcción, financiadas por la Unión Europea.

Al exponer el arte de Nadir Afonso a un público mucho más amplio, además de servir como un motor cultural y económico para la economía local y de la región circundante, el nuevo museo está a punto de convertirse en un destino mundial.

Fusión de paisaje y arquitectura, el nuevo edificio sostenible se divide en dos partes distintas pero conectadas: La estructura cultural urbana a través de la calle de nueva construcción del edificio municipal habla del futuro de Boticas, mientras un parque verde cubre el techo de una sala de exposiciones frente a las colinas adyacentes que se conecta a su legado pastoral.

El rostro urbano del edificio manifiesta un hall de entrada de doble altura con un balcón del segundo piso que proporciona la entrada a un auditorio interior con 100 asientos, y un auditorio exterior informal que junto con un espacio de usos múltiples, una tienda de regalos y el espacio administrativo contribuye a la estatura cívica de esta creciente ciudad portuguesa.

El espacio de exposición por debajo del parque está rodeando por un patio de esculturas al aire libre. Con el fin de reducir la huella de carbono, la tierra es retenida por un muro ciclópeo integrado por piedra re-ciclada recuperada de la excavación del sitio. Las paredes de exhibición interiores son considerablemente más cortas que las paredes exteriores del edificio. Los huéspedes del museo siempre tienen una visión larga en capas a las ciclópeas murallas exteriores cubiertas de viñedos, creando una sensación única de visualizar el arte dentro de una gruta de lujo. El diseño del Centro de Artes Nadir Afonso revela una atmósfera única que celebra tanto la eficiencia, como el placer de la sostenibilidad.

Louise Braverman, 2014©

Fotografías: ©Iwan Baan

Artículo relacionado: Transparencias, opacidades y alegorías

TECNNE  |  Arquitectura + contextos


 

Comment here