Envuelto en el paisaje

2

Museo Audemars Piguet, Suiza, Bjarke Ingells Group

Apelando a una estrategia recurrente, el proyecto de Bjarke Ingels para el museo Audemars Piguet resuelve sin excesivas divergencias la incorporación de una nueva estructura en una histórica fábrica de relojes. Como en la mayoría de sus obras, Ingels se apoya en la teoría comunicativa de Peirce para definir el carácter de sus edificios.

Para Peirce, “El único modo de comunicar directamente una idea es por medio de un icono, y cada método indirecto de comunicar una idea debe depender, para ser establecido, del uso de un icono. Por tanto, toda afirmación debe contener un icono o conjunto de iconos, o bien debe contener signos cuyo significado sea explicable sólo mediante iconos. La idea que el conjunto de iconos (o el equivalente a un conjunto de iconos) contenido en una afirmación significa puede denominarse predicado de la afirmación.” 1

Esta voluntad de afirmación se expresa abiertamente en la obra de Ingels como interpretante del signo y constructor de un elemento más desarrollado. El diagrama alcanza en este caso un rol sobresaliente en la definición del proyecto, en tanto signo e icono se unifican en una precisa figura arquitectónica.

Ubicado entre los históricos edificios de la empresa, el museo horada el suelo en forma de un espiral entrelazado. Su contorno circular permite una adyacencia equidistante con los talleres de producción, pero además favorecido por su implantación subterránea que evita perturbar el perfil consolidado de la arquitectura existente. En un mismo sentido, la forma giratoria permite conectar de manera fluida los tres edificios y ordenar un recorrido que favorece la estructura narrativa del museo.

Mediante esta figura singular, Ingels resuelve las disyuntivas del programa sin alterar la logística operativa de los talleres. El vínculo entre los edificios históricos y la nueva entidad se construye mediante galerías de paso, que facilitan el recorrido entre lo viejo y lo nuevo, mediante una secuencia que ofrece además espacios para exposición y para eventos.

A medida que centraliza el giro, la espiral se levanta de manera irregular en correspondencia con las necesidades funcionales, para permitir el ingreso de luz y las vistas hacia el exterior. La definición estructural apoya la idea de objeto exento, al plantearse como una única lámina de acero revestida de bronce de manera autónoma con el resto de los edificios. A su vez, la cubierta verde mimetiza la arquitectura del museo con el paisaje ondulante del sitio, que a pocos metros deja ver dos incisiones que se corresponden con la presencia de una casa de huéspedes. Esas curvaturas permiten el ingreso de luz a la vivienda y facilitan las vistas hacia el exterior.

En acuerdo al bosquejo primario, el museo asevera esa grafía mediante la inclusión autónoma de la entidad. Aunque Ingels se reitera en la iconicidad de su arquitectura, en esta obra ofrece una solución cuidadosa con el entorno. Su interpretación solventa con sentido práctico las necesidades de un programa conciso que carece de complejidad.

©Marcelo Gardinetti, 2018

“Las espirales entrelazadas resuelven uno de los dilemas del programa. La estructura narrativa requiere una sucesión de galerías y talleres, mientras que la logística de las operaciones requiere que los talleres estén interconectados. Al enrollar la secuencia de espacios en una doble espiral, los tres talleres se encuentran en inmediata adyacencia – formando un espacio de trabajo continuo – rodeados de galerías”. Bjarke Ingels, Maison des Fondateurs, Museo Audemars Piguet, Suiza

Notas: 1 Peirce, Charles Sanders, “El icono, el índice y el símbolo” (c. 1893-1902). Traducción castellana de Sara Barrena (2005)


 

Museo Audemars Piguet, Información de BIG

El fabricante de relojes de lujo suizo Audemars Piguet elige a BIG para ampliar su sede histórica. El pabellón de 2.400 m2 será un hito en la precisión que se integrará perfectamente en el paisaje local.

El recorrido expositivo conecta la nueva espiral con el edificio del museo existente

El diseño de Team BIG, HG Merz, Luchinger & Meyer y Muller Illien tiene sus raíces en los orígenes de la empresa familiar, una historia relojera que se remonta a siglos atrás y que está anidada en la naturaleza y la cultura de la Vallée de Joux.

La secuencia de la exposición se sitúa frente al edificio existente del museo con talleres originales. El vestíbulo de entrada conecta los edificios existentes y conecta la exposición con el programa de hospitalidad.

Rodeado por los talleres históricos de Le Brassus en el corazón de La Vallée de Joux, el nuevo museo, llamado Maison des Fondateurs, se integrará en el paisaje, reuniendo los edificios con los campos ondulados del valle.

Una alfombra de paisaje se extiende sobre el sitio

BIG ha creado un pabellón en forma de espiral entrelazado que se concibe como un argumento para los visitantes – combinando lo antiguo y lo nuevo – y guiando al visitante a través de una secuencia lineal de espacios y eventos, desde la entrada a través de salones, galerías y talleres, hasta el ático del edificio patrimonial en el taller donde todo comenzó.

La espiral se levanta y se suprime para permitir vistas y luz

Las espirales entrelazadas resuelven uno de los dilemas del programa. La estructura narrativa requiere una sucesión de galerías y talleres, mientras que la logística de las operaciones requiere que los talleres estén interconectados. Al enrollar la secuencia de espacios en una doble espiral, los tres talleres se encuentran en inmediata adyacencia – formando un espacio de trabajo continuo – rodeados de galerías. 

Dos cortes en el paisaje abren una casa de huéspedes sumergida con vistas al valle.

El techo y el techo del pabellón están concebidos como una sola lámina de metal – una estructura de acero revestida de latón, continua en planta pero ondulada en sección para crear una serie de aberturas que permiten la entrada de luz natural y vistas a las piezas expuestas.

Programa

Hacia el final de la visita, la doble espiral cruza el edificio existente del museo, dando acceso a los espacios abovedados de la planta baja y al ático. Una estructura de acero ligera se apoya en un acristalamiento estructural. Las formas dinámicas de los materiales modernos, hormigón y latón, dan paso a una tectónica localmente anclada de líneas rectas y superficies cálidas de madera o piedra. Lo pesado se encuentra con lo ligero. Lo blando se encuentra con lo duro. Lo cálido se encuentra con lo frío. La secuencia de la exposición se extiende en una experiencia espacial lineal y continua. La secuencia se dobla en una espiral continua

Information de BIG

Swiss luxury watchmaker Audemars Piguet chooses BIG to expand its historic headquarters. The 2,400m2/25,800 ft pavilion will be a striking landmark to precision seamlessly integrated into the local landscape. The exhibition route connects the new spiral with the existing museum building. Team BIG, HG Merz, Luchinger & Meyer and Muller Illien’s design is rooted in the origins of the family owned company, a history of watchmaking that goes back centuries and is nested in the nature and culture of the Vallée de Joux.

The exhibition sequence is positioned in front of the existing museum building with original workshops. The entrance hall connects the existing buildings and connects the exhibition with the hospitality program. Surrounded by the historical workshops in Le Brassus in the heart of La Vallée de Joux, the new museum called Maison des Fondateurs, will be imbedded in the landscape – reuniting the buildings with the undulating fields of the valley.

A landscape carpet is draped over the site

BIG created an intertwined spiral shaped pavilion which is conceived as a storyline for the visitors – blending old and new – and guiding the visitor through a linear sequence of spaces and events, from the entrance through lounges, galleries and workshops, to the attic of the heritage building in the workshop where it all began.

The spiral is lifted and surpressed to allow for views and light

The intertwined spirals solve one of the dilemmas of the program. The narrative structure calls for a succession of galleries and workshops, while the logistics of operations requires the workshops to be interconnected. By coiling up the sequence of spaces in a double spiral, the three workshops find themselves in immediate adjacency – forming one continuous workspace – surrounded by galleries. Two cuts in the landscape opens up a submerged guesthouse with views of the valley. The roof and ceiling of the pavilion is conceived as a single sheet of metal – a steel structure clad in brass, continuous in plan but undulating in section to create a series of openings allowing daylight and views to the exhibits.

Program

Towards the end of the visit the double spiral intersects the existing museum building providing access to the vaulted spaces in the lower floor and to the attic. A lightweight steel structure rests on structural glazing. The dynamic forms of modern materials, concrete and brass, give way for a locally anchored tectonic of straight lines and warm surfaces of wood or stone. Heavy meets light. Soft meets hard. Warm meets cool. The exhibition sequence is stretched into a linear continuous spatial experience. The sequence is bended into a continuous spiral

Fotografía: ©BIG

Artículo relacionado: Torsiones y tensiones

TECNNE | Arquitectura y Contextos

Seguinos

2 thoughts on “Envuelto en el paisaje

Deja un comentario

Next Post

Centro Botín Santander, Renzo Piano

vie Sep 6 , 2019
Piano enfrenta la complejidad de un entorno caracterizado formulando una alternativa estricta y efectista, que revalida el carácter público del sitio y no entorpece demasiado el contacto de la ciudad con el mar.

Artículos Relacionados