ARQUITECTURAReseñas

Entidad sobrepuesta

JHK Unilever tecnne

Edificio de oficinas para Unilever Holanda, JHK Architecten

Extendido sobre el nucleo histórico de la fábrica, la incorporación del edificio de oficinas impone una figura sobre edificios industriales de variadas grafías. Esta decisión establece una ambivalencia respecto al patrimonio edificado, al que no altera en sus formas, pero lo sumerge en un horizonte de sombras opresivas.

Esta decisión no es ajena a una controversia, que los autores asumen al resolver que “en lugar de construir en el lugar previsto, la sede se proyectó hacia fuera, por encima de la fábrica existente. Como resultado, un “puente edificio” poco ortodoxo en un lugar muy prominente fue capaz de unirse a una familia de los puentes existentes y la arquitectura del puerto.”

El nuevo cuerpo de oficinas aloja 4 pisos de 4200 m2 cada uno, que responden a las necesidades del programa. Se apoya en el centro de su longitud sobre un volumen que aloja las circulaciones verticales; en el extremo visible desde el puerto se soporta mediante un conjunto de columnas inclinadas y el otro se resuelve en voladizo.

El vestíbulo de acceso se ubica a la derecha del edificio histórico, sobre la calle del muelle y conduce al patio donde se encuentran los ascensores y escaleras que permiten acceder a las nuevas oficinas. En el interior de la caja, los lados transparentes permiten una extraordinaria vista panorámica de la ciudad. De manera recíproca, esas transparencias permiten vislumbrar las actividades que se desarrollan en el interior. Una serie de patios interiores permite asegurar una adecuada iluminación en las áreas centrales del edificio.

Aunque el carácter neutro y liviano de su arquitectura no alcanza a eliminar la sensación opresiva que impone sobre las estructuras del puerto, el diseño grácil permite una lectura menos belicosa sobre la forma en la que el volumen irrumpe en el trazado urbano.

Memoria descriptiva

La oficina se extiende por el actual complejo de la fábrica. Junto con el edificio histórico existente, es la coronación de una multitud de formas industriales, edificios y materiales. Gracias a su tamaño y dirección, es una presencia imponente en la entrada por el Maasboulevard, el primer edificio de Rotterdam. También se beneficia de la vista sobre el horizonte de la ciudad. La nueva oficina tiene 4 capas que miden 32×133 metros. El piso más bajo está a 25 metros por encima del muelle. La entrada principal está en el muelle, junto al clásico edificio de oficinas del siglo XIX. El ascensor y la escalera están en el patio interior, abriendo los pisos.

Las oficinas ofrecen una impresionante vista panorámica del centro de la ciudad al otro lado del Mosa. Los atrios y patios permiten que la luz entre en todo el edificio. Los espacios libres están estratégicamente ubicados para asegurar una iluminación adecuada en la zona central. La transparencia no sólo es visible en la fachada exterior, sino que también contribuye a dar a todo el edificio un carácter comunicativo. Por lo tanto, el edificio responde adecuadamente a la necesidad de una organización de oficinas dinámica en la que las consultas puedan celebrarse en un ambiente informal.

JHK Architecten

Fotografías exteriores: Cuadro superior ©Michael van Oosten, Cuadro inferior ©Palladium Photodesign

Fotografías interiores: ©Roos Aldershoff 

TECNNE  |  Arquitectura y contextos


TECNNE 2014, actualizado 2020

Comments (1)

  1. bookmarked!!, I love your blog!

Comment here