ARQUITECTURAReseñas

Adrian Smith y Gordon Gill, Ciudad satélite sostenible


Chengdu Tianfu Great City, Adrian Smith + Gordon Gill

El proyecto está formulado como un modelo que puede construirse en los principales centros urbanos de China, para dar solución al problema de la sobrecarga de infraestructura instalada. Dentro de la ciudad cualquier distancia puede ser sorteada en solo 15 minutos sin usar el automóvil; además, estará vinculada con el resto de las ciudades de la región a través del transporte público. De este modo, la ciudad reduce el consumo de energía y las emisiones de carbono que se generan en las expansiones urbanas.  El proyecto prevé conservar las tierras agrícolas existentes y propone destinar el 60% de la superficie de la región al desarrollo de la agricultura y el espacio abierto.

El área urbanizada esta circundada por un paisaje que integra su topografía natural en la ciudad, incluyendo sus valles y sus ríos. Dentro del radio a urbanizar el 60% de la tierra será destinada a la construcción, el 25% para infraestructura y el 15% para parques y espacios paisajísticos. Una vez completada, tendrá notables parámetros sostenibles: usará un 48% menos de energía y un 58% menos de agua que un desarrollo convencional para una población de las mismas características. También produce un 89% menos de residuos vertidos y genera un 60% menos de dióxido de carbono.

“Great City resuelve la relación entre la vida urbana de alta densidad y el desarrollo sostenible. Este proyecto proporcionará todos los servicios básicos a sus residentes a través de una infraestructura sostenible que apoye la educación, el comercio, la cultura y una mejor calidad de vida. Demuestra cómo China puede reducir su huella ecológica y al mismo tiempo crear condiciones económicas que sean asequibles para la mayoría de los ciudadanos y abordar las preocupaciones sociales contemporáneas. El diseño intenta abordar algunos de los problemas urbanos más apremiantes de nuestro tiempo, incluida la necesidad de una vida urbana densa y sostenible a un costo que la gente pueda permitirse. En consecuencia, hemos diseñado este proyecto como una ciudad vertical densa que reconoce y, de hecho, abraza el paisaje circundante, una ciudad cuyos residentes vivirán en armonía con la naturaleza y no en oposición a ella. La Gran Ciudad demostrará que la vida de alta densidad no tiene por qué estar contaminada y alienada de la naturaleza. Todo dentro del entorno construido de la Gran Ciudad se considera que mejora la calidad de vida de sus residentes. Simplemente, ofrece un gran lugar para vivir, trabajar y criar una familia.”

Adrian Smith + Gordon Gill, Chengdu Tianfu Great City, tecnne

Memoria descriptiva

Uno de los primeros proyectos de este tipo que se ha propuesto o completado en China, Great City -desarrollada por Beijing Vantone Real Estate Co., Ltd.- se prevé como un prototipo o ciudad modelo para ser replicada en otros lugares del país. El desarrollo tiene por objeto responder al problema de la sobrecarga de la infraestructura en muchos de los principales centros urbanos de China sin contribuir al elevado consumo de energía y las emisiones de carbono asociadas a la expansión suburbana.

Cuando se complete en unos ocho años, la Gran Ciudad será el hogar de unas 30.000 familias que suman un total de 80.000 personas, muchas de las cuales también tendrán oportunidades de trabajar dentro del desarrollo. La distancia desde cualquier lugar de la ciudad a cualquier otro lugar será accesible a pie en unos 15 minutos, eliminando casi por completo la necesidad de la mayoría de los automóviles. La ciudad también estará conectada a Chengdu y sus alrededores a través de un transporte masivo al que se accederá en un centro de tránsito regional en el centro de la Gran Ciudad.

El proyecto ha sido diseñado para lograr una notable serie de puntos de referencia sostenibles. La Gran Ciudad utilizará un 48% menos de energía y un 58% menos de agua que un desarrollo convencional de una población similar. También producirá un 89% menos de residuos en los vertederos y generará un 60% menos de dióxido de carbono.

El proyecto ha sido diseñado para conservar las tierras de cultivo existentes, con más del 60% de la superficie de 800 acres preservada para la agricultura y los espacios abiertos. La zona urbanizada de 320 acres estará rodeada por un paisaje de amortiguación de 480 acres, cuya topografía natural -incluyendo valles y masas de agua- se integrará en la propia ciudad. Dentro de la ciudad, el 15% de la tierra se dedicará a parques y espacios verdes, mientras que el 60% se parcelará para la construcción. El 25% restante se dedicará a infraestructura, carreteras y calles peatonales.

El programa de desarrollo dentro de la Gran Ciudad incluirá comercial, residencial, oficinas, manufactura ligera y un campus médico que proporcionará servicios de salud a los residentes, así como a una mayor circunscripción regional y tal vez nacional. El campus médico de la ciudad también tiene por objeto atender las necesidades de la creciente población china de parejas jóvenes casadas que viven en hogares combinados con familias extensas que pueden incluir dos conjuntos de abuelos.

El perímetro de la ciudad está definido por un borde claro, desde el cual se puede llegar al centro de la ciudad a pie en 10 minutos. Un extenso sistema de recreación conecta la red peatonal con los senderos que atraviesan la zona verde y las tierras de cultivo circundantes. La infraestructura y las redes del dominio público incluyen lanzaderas eléctricas, plazas, parques y enlaces con el sistema de recreación. Como ciudad principalmente peatonal, sólo la mitad de la superficie de la carretera está asignada a vehículos motorizados. Todas las unidades residenciales estarán a dos minutos a pie de un parque público.

Además de mejorar la eficiencia dentro de los edificios, la ciudad utilizará el almacenamiento de energía estacional para utilizar el calor residual del verano para proporcionar calefacción en el invierno, y una planta de generación de energía empleará la última tecnología de cogeneración para proporcionar tanto electricidad como agua caliente. AS+GG ha trabajado con el consultor de infraestructuras Mott MacDonald en los planes para un Eco-Parque situado en el borde noroeste de la ciudad que integrará el tratamiento de aguas residuales, el tratamiento de residuos sólidos y la generación de energía.

El plan maestro de AS+GG incluye pautas de diseño arquitectónico para la agrupación y colocación de los edificios.

Adrian Smith + Gordon Gill

Imagenes: ©Adrian Smith + Gordon Gill

TECNNE | Arquitectura y contextos


 

Comment here