Centro Botín Santander, Renzo Piano

2

La levedad es una de las preocupaciones principales en la obra de Renzo Piano. Su trabajo es reconocido por la aplicación casi artesanal de la tecnología y su habilidad para instaurar iconografías del arte local en imágenes del mundo contemporáneo. Esa pulcritud en la conjunción de materiales y técnica, es subyugada por el uso de un elemento repetitivo, que en algunos casos es estructural y en otros solo se limita a la apariencia. En el diseño para el nuevo edificio para el Centro Botin de Santander, Piano retoma esos conceptos de manera irreverente y absoluta. El edificio exalta una figura paradójica sobre un espacio urbano complejo, donde la vegetación y el mar establecen la cualidad principal del paisaje. La profunda reformulación establecida sobre el área de intervención permitió eliminar las barreras urbanas que separaban la ciudad histórica con el mar. La más significativa fue la reestructuración subterránea de la autopista urbana, que establecía un incisivo corte funcional entre el casco histórico y la bahía. De esta forma, se incrementó la superficie del parque existente y se facilitó el acceso peatonal al mar. El espacio que antes era utilizado como estacionamiento es ahora un extenso paseo marítimo.

En este borde se inserta el edificio, sobre el eje de ese parque y la orilla de la bahía. Está conformado por dos volúmenes separados, elevados sobre una sucesión de pilotes para evitar interferir la visión peatonal del paisaje marino. Estos soportes empiezan en el extremo del parque y terminan invadiendo unos metros el suelo marino. Una serie de pasarelas ligeras de acero ubicadas en la separación entre ambas figuras, concretan un paseo público elevado que vincula todas las funciones del centro. Para Piano, la forma de dos lóbulos del Centro Botín es el resultado de un laborioso perfeccionamiento progresivo del diseño con el uso de modelos. Esto dio lugar a una forma redondeada que proporciona mejor iluminación de la planta baja y acompaña la vista de los visitantes y los ciudadanos desde el parque al mar. Esas figuras están recubiertas de pequeñas baldosas redondeadas de cerámica color perla que reflejan la luz del sol, el brillo del agua y la atmósfera única de Cantabria. El volumen de menor tamaño contiene un auditorio, concebido como una caja multifuncional, que invade la superficie aérea del mar. También contiene una serie de salas de espacios flexibles que se adaptan a diferentes actividades, donde funciona el centro educativo.

En el volumen mayor se encuentran dos niveles de galerías de exposición que ofrecen imponentes vistas al mar. La planta superior se ilumina de manera cenital mediante  un dispositivo de cuatro capas. La exterior se compone de pequeñas tablillas de vidrio serigrafiado que evitan que la luz entre directamente en la galería; la segunda de un doble vidrio que sella la galería; la tercera contiene pequeñas persianas de aluminio controladas por sensores; la ultima es una tela blanca semitransparente que difunde la luz de manera uniforme. En planta baja, paneles de vidrio transparente encierran un espacio multifuncional que mantiene el solado del paseo, donde también funcionan la cafetería, el restaurante y el centro de información. En uno de los lados del parque, un anfiteatro excavado completa la infraestructura del centro. Piano enfrenta la complejidad de un entorno caracterizado formulando una alternativa estricta y efectista, que revalida el carácter público del sitio y no entorpece demasiado el contacto de la ciudad con el mar. Su refinamiento tecnológico y su faena artesanal se revelan de manera cautivante, aun cuando las características atípicas de las convenciones utilizadas para este caso susciten una ardua disyuntiva.

©Marcelo Gardinetti, 2017

.

Centro Botín en Santander, Memoria descriptiva de los autores

El Centro Botín, espacio de arte, cultura y educación, que se proyecta en la Bahía de Santander, devolverá a la ciudad el inmenso muelle del muro de Albareda, utilizado hasta ahora como estacionamiento. Ésta es una zona estratégica, con vista al mar, cerca del centro de la ciudad vieja y realzada por los históricos Jardines de Pereda. El centro fue apoyado fuertemente por Emilio Botín (1934-2014), presidente de Banco Santander y financiado por la Fundación Botín, una de las fundaciones privadas más importantes de España, creada en 1964 con el objetivo de fomentar el desarrollo social, económico y cultural de Cantabria.

El proyecto restaura los lazos entre la parte histórica de la ciudad y el mar. La autopista que separa el parque del mar ya ha sido subterránea a través de un túnel, permitiendo doblar el área de los Jardines de Pereda, extendiéndolos al paseo marítimo y restaurando el acceso peatonal al mar para los ciudadanos de Santander. Enmarcado entre el parque y el mar, y en el eje del mercado público, el nuevo Centro Botín se ubica mitad en tierra y la otra mitad suspendida en pilotes sobre el agua. Esto evita obstruir la vista del mar y el hermoso paisaje de la bahía para la gente que pasea en el parque, pues el Centro Botín es hábilmente enmascarado por el follaje de árboles. Una serie de pasarelas ligeras de acero y vidrio separan los dos volúmenes redondeados del edificio y crean una nueva plaza pública  situada por encima del nivel.

La forma de dos lóbulos del Centro Botín es el resultado de un laborioso perfeccionamiento progresivo del diseño con el uso de modelos. Esto dio lugar a una forma redondeada que proporciona mejor iluminación de la planta baja y acompaña la vista de los visitantes y los ciudadanos desde el parque al mar. Los dos cuerpos que componen el edificio se enfrentan completamente a 280.000 pequeñas baldosas cerámicas, ligeramente redondeadas, de color perla vibrante, que reflejan la luz del sol, el brillo del agua y la atmósfera única de Cantabria.

El volumen este alberga un auditorio que se eleva a doble altura y en voladizo sobre el mar, y al norte, el centro educativo: espacios diseñados con la máxima flexibilidad para adaptarse a múltiples actividades. El auditorio ha sido concebido como una caja multifuncional que no sólo puede albergar conciertos, lecturas, conferencias, sino también festivales y ceremonias, mientras que las salas del centro educativo están diseñadas para ofrecer espacios de diferentes tamaños para futuros talleres de arte creativo, música, danza Y cocina para niños y adultos.

En el volumen oeste las galerías de exposición se desarrollan en dos niveles, caracterizándose por una espectacular vista sobre el mar y el parque. El espacio de exposición en la planta superior se ilumina en forma cenital mediante un techo de vidrio que consta de cuatro capas: un nivel exterior compuesto por pequeñas tablillas de vidrio serigrafiadas que evitan que la luz dispersa entre directamente en el espacio de la galería; una segunda capa de doble acristalamiento sella la galería; una tercera capa que consta de pequeñas persianas de aluminio controladas automáticamente por un sistema de sensores se puede utilizar para apagar el interior y hacer la iluminación flexible; por último, bajo las vigas principales, una tela blanca semitransparente que crea un espacio uniforme y difunde la luz, revelando al mismo tiempo la compleja estructura del techo.

Un anfiteatro excavado en el parque corre junto al Centro Botín; su fachada oeste está equipada con pantalla LED para proyecciones y cine al aire libre. En la planta baja hay una fachada totalmente transparente que encierra un espacio multifuncional con cafetería, restaurante, área comercial y un centro de información. Aquí el techo está cubierto de cerámica y el suelo es una continuación de la pavimentación de hormigón azul exterior. De esta manera, el espacio interior y exterior son casi indistinguibles y los visitantes y ciudadanos pueden ver el mar y el paisaje de la bahía enmarcados por los amplios aleros del edificio que aloja las mesas afuera, creando un espacio para reunirse y socializar. El edificio, el parque y la ciudad se entrelazan en un vínculo íntimo.

© Renzo Piano Building Workshop, 2017    

Renzo Piano Building Workshop / Arquitectos Asociados: Luis Vidal + Architects (Madrid) / Ubicación Santander, Cantabria, España / Área 6823.0 m2 Año Proyecto 2017

Notas: 1. Renzo Piano Buiding Workshop, memoria descriptiva del proyecto

Fotografías: ©Enrico Cano

Artículo relacionado: Refrendar la topografía

TECNNE | Arquitectura y contextos


 

 

Seguinos

2 thoughts on “Centro Botín Santander, Renzo Piano

Deja un comentario

Next Post

El papel pintado en arquitectura

lun Sep 23 , 2019
El movimiento Arts and Crafts tuvo fuerte influencia en el campo del interiorismo dando una especial importancia al papel pintado.La vivienda de Williams Morris, la red House es el caso más concreto en el uso de papel pintado por parte de los Art and Crafts. Esta tradición fue continuada por el Art Nouveau y el Modernismo

Artículos Relacionados