ARQUITECTURAReseñas

Casa de la ladera

Marte.Marte Architekten, Casa de la ladera, tecnne

Mountain Cabin, Marte.Marte Architects

Ubicada sobre la ladera de la cadena montañosa de Laterns, Austria, la casa se formula como una pequeña torre horadada por dos aberturas rectangulares en el centro de su altura. El diseño preserva el terreno en su forma original, solo se agregó el camino de acceso a la vivienda. El uso de hormigón empleado en bruto garantiza el carácter homogéneo y destaca su color gris entre los tonos de la naturaleza. Las aberturas se descubren como grabados en los muros perimetrales. La partición en sentido vertical forma una terraza cubierta en la planta media, que se alcanza desde una escalera de un tramo ubicada en la parte trasera y establece el acceso principal a la casa.

En el nivel de entrada, la estructura se reduce a sólo dos columnas de soporte ubicadas en las esquinas opuestas. De este modo se jerarquiza el acceso, pero además se liberan las vistas panorámicas hacia el entorno inmediato. Esta disposición inducida en la torre muta la imagen fortificada en una figura abstracta. Se establece así una dualidad de carácter de un objeto conocido y extraño al mismo tiempo. En cada nivel, la planta de adopta la forma de un cuadrado.

Una escalera caracol conecta la sala ubicada en el nivel superior con las áreas privadas de la planta baja, donde habitaciones y zonas de estar se entrelazan. Las aberturas organizadas en la caja de hormigón enmarcan el paisaje. Pisos y cielorrasos de concreto liso establecen un contraste axiomático con la superficie rugosa de la fachada.

Memoria descriptiva

En el borde de un declive boscoso, esta pequeña casa emerge de una ladera empinada. Impactante y modesto en apariencia, el edificio se extiende hasta un pequeño hueco situado en un camino estrecho que surca a lo largo del bosque. El único cambio introducido en la ladera es el camino. El terreno se ha dejado en su estado original. Montado en el paisaje -como si se tratara de un granero-, el edificio es un buen ejemplo de la utilización homogénea de los materiales. Se construyó de hormigón en bruto, cuidadosamente labrado. Se destaca sobre el prado verde y en el invierno blanco. Su color gris sólo contrasta con las pesadas puertas de madera de roble. Como si estuvieran grabadas en sus muros, las ventanas cuadradas de diferentes tamaños se extienden a través de ellos.

En el nivel de entrada, la estructura se reduce a dos columnas de soporte, que no sólo ofrece a sus habitantes la oportunidad única de ver a través de la construcción, sino que al mismo tiempo les permite disfrutar de una vista panorámica hacia el paisaje, además de darle más relevancia al acceso. Dentro de la columna, una escalera de caracol conecta la sala de estar en el nivel superior con las dos áreas más privadas en la planta baja, donde las habitaciones y áreas de relajación están entrelazadas como un rompecabezas. Semánticamente hablando, este gesto de la torre crea arquetipos de estructuras fortificadas y figuras abstractas, por lo que la torre parece familiar y extraña a la vez.

En el interior, los orificios perforados en la cáscara de hormigón se transforman en pinturas de paisajes enmarcados por amplios marcos de ventanas de roble macizo, que no ocupan mucho espacio en la pared. Estas ventanas enmarcadas dirigen la atención del cliente hacia la imponente cadena montañosa cercana, las suaves laderas y el bosque denso. Además de las superficies de hormigón en bruto y los pisos de roble sin tratar, las superficies de metal negro completan la armoniosa combinación austera de materiales.

©Marte.Marte Architekten

Fotografía: ©Marc Lins

TECNNE | Arquitectura y contextos


 

Comment here