ARQUITECTURAReseñas

BIG, Tilting Building Huaxi

Bjarke Ingels, TLT Tilting Building, tecnne

 


TLT Tilting Building, BIG

El edificio TLT forma parte del programa de desarrollo experimental de Huaxi en la capital de la provincia de Guizhou, China. El plan urbano fue elaborado por el  MAD en colaboración con Shanghai Tongji Urban Planning y Design Institute Studio 6. Para el diseño de los edificios y fueron invitados 11 estudios internacionales, entre ellos, BIG.

El nuevo Hotel está ubicado en la ladera de una montaña que bordea a la ciudad. Su perfil inclinado tiene como objetivo transformarse en un nuevo punto de referencia. Al inclinar el volumen hacia el frente, además de acompañar la pendiente del terreno, se busca minimizar el impacto del hotel en la vista desde el lago hacia la ciudad. De igual modo, se pretende mejorar las propias vistas del edificio.

Debido a las características de la ciudad, se prevén modos para mantener las temperaturas y la recolección de agua. Guiyang es una de las ciudades más húmedas de China, con temperaturas que no superan los 24º y muy pocas horas de sol. El hotel será construido en estructura de acero blanco y piel de vidrio. Sobre la cubierta se colocará vegetación semejante a la que se encuentra en las montañas de la zona.

El edificio alojará en los niveles bajos bajas locales comerciales y en los subsuelos el estacionamiento. El vestíbulo está ubicado en la parte superior de los locales para que participe de las visuales del sitio. Las habitaciones ubicadas en los extremos disponen de balcones y carpinterías inclinadas hacia el lago. Sobre la parte superior las habitaciones expanden a terrazas escalonadas con vistas al algo.

“Al equilibrar suavemente una losa de hotel genérica en la ladera específica de la montaña de Huaxi, proponemos un hito pragmático, a la vez eficiente y único. Inclinando el hotel hacia el nuevo centro de Huaxi, se minimiza su impacto en la vista de la ciudad a la montaña, mientras se mejora su propia visibilidad. A través de suaves aperturas en la ladera, las tiendas subterráneas y el estacionamiento reciben la luz del día. Yendo más allá de la utilización del techo como “quinta fachada”, en nuestra propuesta la parte inferior se convierte en la sexta fachada.

La continuación del paisaje debajo del edificio mantiene la posibilidad de cruzar el sitio a pie, y crea una entrada distintiva desde abajo del edificio. Las losas modernistas se organizan en capas, pero la inclinación cambia esa jerarquía. Proponemos colocar el vestíbulo en la parte superior para que todos puedan compartir la mejor vista, mientras que las funciones con menos necesidad de luz y vista se colocan en los niveles inferiores. El rectángulo inclinado crea condiciones especiales en los lados cortos, donde colocamos habitaciones con balcones y ventanas panorámicas inclinadas. La azotea ofrece terrazas en cascada con vistas al río Huaxi y al cinturón verde en una dirección, y a las montañas sin perturbar en la otra”.

©BIG

Fotografías: ©BIG

TECNNE  |  Arquitectura + contextos


 

Comment here