ARQUITECTURAReseñas

Apresúrate lentamente

Alagić Kanlić & Hrustić, Festina Lente, tecnne

Puente Festina Lente, Adnan Alagic, Bojan Kanlić y Amila Hrustic

Festina Lente es la frase latina que da nombre a este puente sobre el rio Miljacka en la ciudad de Sarajevo. El paso vincula el edificio de una iglesia construida en la secesión Vienesa -hoy academia de Bellas Artes-, con el área más activa de la ciudad. Para los autores, el puente establece un equilibrio entre ambas orillas, pero, además, representa la unión de lo secular y lo espiritual. El bucle creado en el puente es una puerta simbólica que representa la entrada a las ciudades históricas, caracterizadas por sus enormes arcos de piedra.

Su forma genera un atractivo que desencadena asociaciones y establece una nueva visión. Cruzar el puente proporciona una experiencia que articula el paso de una dimensión urbana a otra, favorecida por el contacto entre el paisaje y el equipamiento, y por las distintas vistas que proporciona la travesía por el bucle. Dos bancos ubicados en los lados ascendentes del bucle propician el encuentro y la interacción. 

El puente tiene una longitud de 38 metros y fue construido en acero con acabado de aluminio. Una mampara de vidrio de baja altura actúa como elemento de contención perimetral a lo largo de todo el puente. Elementos de iluminación led destacan la figura del puente en la oscuridad de la noche.

Alagić Kanlić & Hrustić, Festina Lente, tecnne

Memoria descriptiva

Festina Lente (lat. apúrate despacio), ligero, ágil, adaptable contacto casual entre todos los objetos y seres humanos. La idea básica del puente es la unión de lo secular y lo espiritual y establecer un equilibrio entre el lado izquierdo y el derecho. Cruzar el puente es una experiencia única debido a su diseño específico y a las vistas que encontramos al pasar por la puerta (parte cerrada del puente) que nos predispone a entrar en otra dimensión, y asombra a la espiritualidad.

La construcción del puente está hecha de aluminio y con una valla de cristal. La envergadura es de 38 metros. El puente crea un verdadero “genuis loci” apropiado para la zona frente al templo como la Academia de Bellas Artes. La antigua iglesia hoy en día Academia de Bellas Artes fue construida en el tiempo de la secesión vienesa. El lazo del puente es una puerta simbólica, en nuestras tradiciones las entradas a las ciudades siempre han estado marcadas por puertas. La línea aparece en la mayoría de las instalaciones de la secesión, entre las que se incluye la Academia de Bellas Artes. Alrededor del puente tenemos diferentes estilos de instalaciones y dos bancos son completamente diferentes, uno cubierto de hierba y otro construido en piedra, por lo que nos decidimos por el contraste visual. En el puente hay dos bancos en secciones cubiertas, por lo que es un lugar de encuentro e interacción. Luces LED blancas iluminaron el puente.

Alagić Kanlić & Hrustić

Imágenes: ©Adnan Alagić, Bojan Kanlić y Amila Hrustic

TECNNE  |  Arquitectura y contextos


 

Comment here